Los Cuatro Elementos (1)

con No hay comentarios

logo de las enseñanzas de kryon a la humanidadApertura

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Estamos en un barco, en el mar. Deseamos establecer algunas verdades, algunos conceptos de energías y algo que llamamos “reconocer”, otra palabra para decir “creer”. Hay una energía desarrollándose aquí que es muy específica de este lugar. Y ahora voy a reiterar lo que ya se dijo hoy: cuando están sobre el agua, de esta manera, no están conectados a tierra. El movimiento que sienten ahora mismo es un testimonio del hecho de que no solo no están a tierra, sino que no están en un mismo lugar sin conectar a tierra: se están moviendo.

El agua no es una sustancia que conecte a tierra; es metafísicamente una sustancia reflectiva. De modo que no solo no están a tierra, sino que se están moviendo. Una cosa es estar en una dirección, en un sentido y en un atributo por unas pocas horas, pero cuando es todo un día o más, empiezan a suceder cosas.

Queridos, ¿alguna vez consideraron por qué los marinos quieren ser marinos? ¿Por qué los que navegan los mares quieren regresar al mar? ¿Por qué se le llama la amante, la sirena, que los llama a estar sobre él? Porque produce un cambio en cada ser humano que está sobre él por cierto tiempo. Ese cambio puede notarse en los marinos que ustedes conocen, en los hombres y mujeres de mar que conocen: lo aman. Encuentran en él una introspección que nunca consiguen en ningún otro lugar. Los llama, los cambia, los hace realmente más creativos. ¡Crea ermitaños! Pero eso es lo que ellos quieren.

Ustedes saben que es verdad que los que pasan meses en el mar y vuelven a casa por unos días o por una semana, tienen dificultades en casa por esa semana. Es demasiada socialización estar allí con la familia. Y hablando de socializar, estar sobre el agua presenta cosas que nunca suceden cuando están en tierra. Si están aquí con la familia, habrá discusiones, las parejas tienen problemas, porque se han vuelto introspectivos al no estar a tierra. Ustedes pensarían que este sería el último lugar para una pelea, unas vacaciones en un crucero. Y sin embargo trae cuestiones.

Los que tienen una mentalidad esotérica, es decir que piensan fuera de la caja y están percibiendo las energías, y lo que sienten y lo que hacen, aquellos de ustedes que están allí, saben de lo que estoy hablando ahora.

Están en el primer día de varios en que estarán navegando de un lugar a otro, durmiendo mientras se mueven por la Tierra que no pueden ver ni tocar porque no están en tierra. Hemos dicho esto: los sueños son diferentes, el pensamiento es diferente. ¿Sabían que los que son creativos, especialmente los que escriben poesía, música, libros, aman hacer viajes oceánicos? Porque se desconectan de la Tierra. Y en esa desconexión están libres para pensar fuera de la caja, ¡y lo hacen! Y ahora la historia no contada: algunos se sanan por estar sobre el océano. Y la respuesta es ¿Qué es?

La incidencia de enfermedades en los marinos que pasan meses en el océano es radicalmente diferente de aquellos que permanecen en tierra, y ustedes van a decir que eso se debe a que en tierra hay más gente y más cosas que contagiarse; eso no es lo que está pasando. El cuerpo se desconecta de cierto modo y se vuelve introspectivo, auto-sanador, de cierto modo, ocupado con pensamientos que nunca tendría si estuviera en tierra. Queridos, esta es una oportunidad para reflexionar. Están posicionados en una energía de permiso para reflexionar.

Ahora bien; cuando empiezan a reflexionar sobre quiénes son y por qué están aquí y sobre la vida misma, les diré que sucede algo más: que cuando no están conectados a tierra se les presentan muchas soluciones. La conexión a tierra los mantiene en un lugar que esperan, los ayuda a equilibrarse; cuando están sobre el océano están independientes; pueden pensar en cualquier cosa, pueden imaginar cualquier cosa. ¿Les he contado que el mejor lugar del planeta para hacer afirmaciones es en un crucero?

A veces la conexión a tierra les impide pensar fuera de la caja. A veces lo que ustedes llamarían el trabajo de equilibrio entre el ego y otras cosas se desarma literalmente cuando están sobre el agua. En este momento tienen un permiso para hacer algo que puede que no crean poder hacer – ahora mismo, en este salón – quiero que reflexionen: por qué están aquí, cómo se sienten, de qué se trata su vida. Realmente.

Aquí hay personas de distintas edades; no importa, todos pueden preguntarse lo mismo. ¿Se atreven a preguntar? ¿O creen que pensarían demasiado? Esa es la otra cuestión. Si están conectados a tierra, bueno, pueden apagar eso. Pero cuando están en el agua, especialmente moviéndose sobre el agua, no pueden. Y lo que quiero decir con eso es que, una vez que empiezan a hacer las preguntas a su propia alma, comienza a darles buenas respuestas.

Fuera de ese campo que los conecta a tierra, empiezan a recibir respuestas realmente buenas. Es como una maestra, ¿no? Cuando empiezan a recibir tan buena intuición una y otra vez, quieren quedarse sobre el agua. Pregúntenle a un marinero, ¿qué tiene el océano? Les dirá: “Me habla”. Lo que en realidad está diciendo es que tiene una conexión con algo que no tiene cuando está en tierra. No es el agua, no es el mar, es el atributo que los desconecta de tierra y les permite expandirse hacia lugares donde pueden estar solos y nunca pensar que están solos.

¿Quiénes son ustedes, ahora? Han completado un círculo, algunos; por una enfermedad, algunos de ustedes, por tristeza, otros. Y este primer día en el mar les da una oportunidad para establecer un escenario para todos los días. Reflectivos: significa que pueden hacer estas preguntas. ¿Estoy aquí con propósito?

Algunos dicen, “Yo solo he hecho una cierta cantidad de vida y aquí estoy, no estoy verdaderamente seguro de por qué estoy aquí; me veo envejecer, no estoy seguro de qué es lo que debe hacer un alma antigua, y todo lo que he hecho es tal vez ir de aquí para allá y criar una familia”. En ningún momento entienden ni se dan cuenta: ustedes son una máquina de luz que está siempre funcionando en el planeta, un mini portal. Eso es un alma antigua. Si no hicieran otra cosa que nacer, vivir la vida trabajando, teniendo una familia, relaciones, todo lo que hacen, yendo y viniendo, durante cincuenta, sesenta, setenta años, o más, es todo lo que hacen, quiero decirles: si son un alma antigua, que se preocupa por los demás, compasiva en sí misma, y equilibrada, eso es una luz en el planeta. ¡Es colectivo! ¿No escribieron un libro? ¡No importa! ¿Me oyeron?

Su existencia como ser de sabiduría en este planeta afecta todo aquí, queridos. Yo quiero que reflexionen, ahora mismo, sobre ustedes. Y no se atrevan a hacer la pregunta ¿De qué valgo? ¡No tiene precio! Su vida aquí no tiene precio. Porque ustedes exudan luz, en sus actitudes, en sus pensamientos, en quiénes son, en lo que quieren ser o hacer, ¡eso es una máquina de energía dinámica! que derrama lo que es esotérico, que ustedes no conocen, no pueden ver, llamado consciencia, que choca con una confluencia de otras consciencias en el planeta que empiezan a construir luz. Construir luz. Faros de luz: quiero que sepan que son faros de luz.

De modo que cuando reflexionan y se vuelven creadores para reflexionar en estos días, quiero que piensen en eso que es tan positivo: este es quien yo soy, esto es lo que he hecho. Ustedes tienden a ser tan humanos: miden todo por cómo se sienten y cómo luce su cara hoy. No por lo que será su próxima vida o lo que fue la anterior. Se desconectan de la metafísica de su retorno. ¿Qué tal si todo lo que están haciendo ahora es prepararse para la próxima vez que vengan? ¿Está bien eso para ustedes, trabajadores de luz? ¿Les resulta bien que haya vidas de preparación para otras vidas de logros? Que lo que están atravesando ahora muy bien podría estar preparándolos para la próxima vez.

He hablado con mi socio sobre eso, cuando él revisa quién ha sido y dónde ha estado, que yo le cuento ya que él no lo sabe. Y entonces para él empieza a evolucionar el panorama mayor, al darse cuenta de que una vida no pinta todo el cuadro; muchas vidas te dicen quién eres, puedes saber; pero ¿puedes reconocer o creer que eres una pieza del hermoso éxito de tu propia alma?

Sí, la vida es corta. Por ahora. Cuando regreses al planeta vivirás mucho más tiempo que esta vez. La consciencia cambiará la biología, lo que cambiará la expectativa de vida; la compasión misma creará un humano que no verá la enfermedad. Estás en la antesala de algo grandioso; esto es solo una pieza del rompecabezas. Eso es quién tú eres. Y eso es hermoso.

¿Podrías reconocer esto como el hecho de que, no importa qué te esté pasando, puedes tomar una respiración profunda y decir: “Estoy bien con todo esto”? Tal vez estoy dándote algo en qué pensar. Tal vez eres más profundo que lo que crees. Tal vez estás bien.

Ese es el mensaje. Trabajador de luz, alma antigua: toma estos momentos de reflexión y a partir de ellos crea sabiduría, para que al regresar a ese lugar donde estarás conectado a tierra, y duermas en un lugar conectado a tierra, permanecerá en ti y sabrás quién eres, y te darás cuenta de que esto fue más que unas vacaciones.

Eso es todo por ahora.

Y así es.

Kryon

El Fuego

fuego-elementoSaludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Estamos discutiendo las metáforas de los cuatro elementos. Cada uno de estos días se presentará uno de ellos, y luego habrá un comentario. Una canalización corta, tal vez, incluso lo que ustedes llaman información adicional, para cada uno de los elementos que ustedes discuten y observan.

Los elementos, como ustedes los conocen, a partir de esta semana, son el fuego, el aire, el agua y la tierra. Vamos a hacer metáforas de cada uno. Y el primero que observan hoy, de una manera muy especial, es el fuego.

Han hecho el ejercicio, han mirado el potencial de cómo purificar con el fuego. Se vuelve un purificador. Echen una mirada a lo que es el fuego mismo y discutámoslo porque, queridos, este es diferente de todos los demás.

Vamos a hacer una metáfora del fuego dentro del ser humano; en otras palabras, le vamos a asignar una energía, cosa que haremos cada día. El fuego es distinto de cualquiera de los otros tres.

Lo primero es esto; en la tierra misma el fuego es el único de los cuatro que no está simplemente por ahí. Podrían decir que se crea el fuego de diversas maneras; está siempre allí, es uno de los elementos. Pero suele ser creado muy especialmente. El rayo crea fuego, pero el rayo no es fuego, es electricidad. El magma del planeta no es fuego, es magma, pero crea fuego.

El fuego es activo, y los otros tres son todos pasivos. Pueden hacer un fuego grande o uno pequeño. No pueden hacer un aire grande o uno pequeño. O un agua grande o pequeña, o una tierra grande o pequeña. Son lo que son; se usan, están allí y tienen energía, y ustedes aprenden sobre ellos. Pero, el fuego… tienen una opción, ¿verdad?

El fuego no siempre existe para que ustedes sencillamente lo tomen y lo lleven por ahí, como lo harían con el agua o la tierra. No está siempre disponible como el aire. En los tiempos antiguos, los indígenas realmente tenían un guardián del fuego, alguien que mantenía calientes las brasas cuando viajaban, especialmente con tiempo lluvioso. Para ellos el fuego era calor, era vida, cocinaba sus comidas; había que tenerlo. Pero había que hacer algo para obtenerlo, había que nutrirlo, había que cuidarlo, y había que llevarlo, y había que crearlo si no estaba, de la mejor manera posible, con fricción.

Como ven, de los cuatro elementos, el fuego es uno diferente. De modo que asignemos el fuego a algo dentro del ser humano. Las metáforas son divertidas, porque permiten extrapolar algunas cosas que tal vez no hayan pensado antes.

Hagamos del fuego su alma. Y en este caso particular, tienen un fuego inextinguible, que nunca se apaga. Y sin embargo, pueden cubrirlo. No quiero dejar afuera que el fuego puede literalmente ser ahogado, pero no creado. Pueden extinguirlo con agua, pueden avivarlo con aire, pueden cubrirlo con tierra. De modo que pueden elegir cuán grande quieren su fuego. Pero su alma es para siempre.

Mientras están en 3D, queridos, el fuego que es su alma puede vivir en el asiento trasero, ser extinguida hasta el punto en que apenas, apenas está allí, y pueden vivir de una manera que ni siquiera la reconoce.

Por otro lado, pueden alimentar ese fuego. Pueden alimentarlo con amor, con compasión, y hacerlo tan grande como deseen. Pueden convertir su fuego en intuición y sanación. Pueden convertir el fuego en conocimiento y sabiduría. Pueden hacer una fogata y caminar alrededor en equilibrio, y la gente puede realmente ver la luz de su fuego.

O pueden apagarlo. Algunos de los otros elementos, o las cosas que llevan, que lo entierran, lo cubren o le roban su luz. Eso es el libre albedrío del ser humano.

¿Qué pasa cuando empiezan a cubrir el fuego y ya no genera luz? El fuego es activo; ninguno de los otros elementos lo es; por lo tanto, tiene algo que lo hace; irradia de sí mismo. El fuego irradia una energía llamada calor. Y luz. Y entonces en esta metáfora pueden ver eso que es el fuego que tienen y pueden verlo de dos maneras.

¿Qué es lo que el fuego consume? ¿Es peligroso? Puede ser lo que ustedes quieran que sea.

Queridos, cierro con esto: permitan que el fuego de lo que es la compasión del Creador en ustedes brille tanto que consuma todo lo que no sea magnífico. Que consuma todo pensamiento que tengan de que no pertenecen aquí. Que consuma lo que les han dicho que ustedes no son magníficos. Que consuma lo que sea inapropiado para quien ustedes son. Que consuma toda falsedad que alguna vez aprendieron, sin hacer que los que se la dijeron estén mal. Hay algo apropiado en todas las creencias, en todas las cosas, y luego está la verdad de la luz.

Que el fuego cree esa luz con la pureza de quien ustedes son y que la verdad del Creador aparezca. Que ahuyente las enfermedades de sus cuerpos. Que cree equilibrio y alegría. Que el niño interior sea iluminado por el fuego, tanto que haya felicidad al despertar por la mañana en lugar de lo opuesto.

Que este elemento sea algo que ustedes puedan controlar y con el que puedan trabajar y hacerlo tan grande como deseen.

Eso es el fuego.

Y así es.

Kryon

Nota. Canalización de Kryon por Lee Carroll Crucero de Alaska, Agosto de 2017. Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro. Edición y Difusión: Juan Angel Moliterni (www.escuelaclaridad.com.ar). Se autoriza la redistribución de este boletín e información personalmente y vía Internet con la condición de que el contenido permanezca intacto, de que se respeten los créditos del servicio, los autores, los editores y se mencionen la fuente y enlaces correspondientes. Ayúdanos a distribuir información de vanguardia, reenvía este correo a todas las personas potencialmente interesadas, gracias.

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo Esotérico, Canalizador e Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Dejar un comentario