Súmate y comparte tu experiencia del trabajo interior realizado con las herramientas de la Escuela Claridad. Tu experiencia compartida puede enriquecer a otros, escribe aquí:

...

...

Leo

Así como hay leyes que rigen a las diferentes ciencias, hay leyes aún mayores. Son las leyes de la ciencia espiritual, esas lo abarcan todo. Conocerlas tiene un valor extraordinario, para quien busca relacionarse con el Todo. La enseñanza de los Maestros es el manual del camino recto. Eso se aprende en la Escuela Claridad. Mi testimonio es que Me encanta aprender en la escuela. Cada boletín es un antes y un después. Cada encuentro con el MASTER Juan Angel es un viaje de expansión de conciencia. La enseñanza es una bendición! Para el hombre que busca, es una gran puerta. Seguir la ley es garantía de realización del hombre en La Tierra. UN grupo de hombres y mujeres libres, caminando en amor de acuerdo a las leyes, es la Masa crítica de la que estamos hablando. ES de conciencia nuestra revolución. A la familia de la Escuela, en especial a Juan Angel y María del Carmen, por la calidez y el amor con que nos reciben. Gracias, gracias, gracias!!! Pura vida Escuela Claridad!!!

Leo - Buenos Aires, Argentina

Emilce Daniela

En el año 2015 llegue a la Escuela Claridad, y empece a descubrir la sincronicidad en mi vida, todo pasa por algo, nuestra alma nos va mostrando el camino en cuanto empezamos a prestar atención a todo lo que nos rodea, los mensajeros, los mensajes, las señales, la piel de gallina… Estoy feliz de haber llegado a esta Escuela, feliz de conocer a Juan Angel y a toda su gente. La vida es continuo cambio, asistir a estas 3 cámaras me hizo ser cada día un poco mejor y un poco mas consciente, en todos los sentidos, y no hay limites para eso. Es mi deseo seguir avanzando cada día un poco más por este sendero. Cuando el maestro es humilde y amoroso, cuando en tu vida sentís más alegría y las cosas de a poco se van acomodando…Es un camino por el que quiero ir. Muchas gracias!!!

Emilce Daniela - Buenos Aires, Argentina

Cecilia Mombru

Comencé primera cámara este año y a lo largo de un año transcurrido en la escuela comienzan a llegar herramientas y prácticas para aplicar en nuestra vida, que ayudan a empoderarse, a comprender que la existencia no es solo lo que vemos, que hay otros planos que nos ayudan a sanar, a mejorar nuestros lazos familiares y de nuestro entorno ( amigos, vecinos, compañeros de trabajo…). A tener una mejor calidad de vida aplicando la sabiduría divina, gracias a Juan Angel Moliterni que de manera clara, concisa y sabia acompaña y te abre puertas intergalácticas para una mejor comprensión de nuestro paso por la tierra. Estoy chocha de haber llegado a la escuela, y por supuesto ya me estoy anotando para el próximo año!!! Gracias Gracias Gracias!!! Bendiciones!!!

Cecilia Mombru - Buenos Aires, Argentina

Marisa Abusar

Amadísimo hermano en LA LUZ. No sé si podré expresar mi sentir con estas breves palabras…………. Gracias, gracias, por esas maravillosas meditaciones, canalizadas con Perfección Divina, cada palabra resonó en mi corazón, y me sentí el ser más privilegiado del planeta, indescriptible el sentir. Deseo también expresar, lo maravilloso que son todos los boletines, de los GUARDIANES DE LA LLAMA, la síntesis como está expresado, el conocimiento me sorprende. Agradezco a mi PADRE MADRE DIOS por esta oportunidad. GRACIAS, GRACIAS. Fraternalmente, Marisa.

Marisa Abusar - Argentina

Marisol Ramírez

Hola Juan Angel, buenas tardes. Pues bien, ha pasado un año y… volando! Juan Angel, agradezco inmensamente toda orientación recibida, cada meditación que tuve la oportunidad de participar, cada encuentro con diferentes Seres de Luz y los trabajos que han realizado con cada uno de nuestro Grupo, el estímulo al quehacer grupal. Haber encontrado en mi camino la Escuela Claridad y la confianza que transmites a través de estas enseñanzas, la forma, seriedad y prestancia con que lo haces, ha sido muy significativo para mí, un gran avance, una línea clara y ordenada de estudio. Estoy muy contenta, muy agradecida y feliz de iniciar un nuevo ciclo. Felicitaciones por la labor que estás realizando, que todo tu esfuerzo y amor con que trabajas, retorne en gratificaciones redobladas. Saludos y bendiciones.

Marisol Ramírez - Chile

Nelly Segura

Querido Maestro:
Primero que todo, quiero saludarte y darte las gracias en nombre mío y de toda la humanidad por el trabajo que haces, realmente es maravilloso. Gracias por todas las canalizaciones y todas las herramientas que trabajas para nosotros. Para mí ha sido la luz que tanto buscaba; siento que mi vida a dado un vuelco de 360 grados a pesar de las pruebas y dificultades que se me han presentado, he podido superarlas de una forma muy diferente. Además, siempre me he siento guiada, acompañada y algo maravilloso que he experimentado es ver como son escuchadas mis peticiones. GRACIAS, GRACIAS. Sin más por el momento, me despido deseándote muchas felicidades. Con cariño y gratitud.

Nelly Segura - Bogotá, Colombia

María Graciela Spataro

En el año 1999 una amiga me habló de la Escuela Claridad y me comentó acerca de un curso anual “Lazos de Amor”; los conocimientos y las prácticas que fui descubriendo (luego aprendí que estaba re-cordando) en esta primera experiencia (y todas las que luego fueron llegando) han sido vitales en el despertar de mi Ser, y continúan medrando hasta el día de hoy en mi autoconocimiento, en el fortalecimiento de mi voluntad y desarrollo de mi carácter. Si bien la búsqueda de sentido verdadero había sido una constante en las decisiones de mi vida, nunca me había comprometido antes en recorridos espirituales activos. Mi encuentro con las Enseñanzas de los Maestros Ascendidos a través de la Escuela Claridad fue la llave que abrió un mundo nuevo y Real, hasta ese momento invisible, y a medida que lo descubro y recuerdo se va tejido una red, fuerte y noble, una red que sostiene mi camino y también expande su manto hacia aquellas otras corrientes de vida con la que interactúo: la familia, las amistades, los compañeros de tareas laborales y de servicio, una Red que se funda y edifica en Valores Humanos. Agradezco Infinitamente a la Escuela Claridad y a Juan Angel Moliterni haberme mostrado esta llave en un marco de Libertad y Amor.

María Graciela Spataro - Buenos Aires, Argentina

María Cecilia Scarabello

Llegué a la escuela en un momento de profunda crisis. Me encontré con el Maestro y todo cambió, todo empezó a tener sentido. En la escuela, cada tanto, la vida cambia para siempre. Las primeras veces fueron duras, difíciles, porque son pequeñas muertes pero después, uno renace y ese renacer es maravilloso. Es un inmenso honor ser parte de la Escuela Claridad, tener acceso a tantos misterios, conocer y trabajar con los Maestros. Valoro y agradezco cada oportunidad de servicio y ser parte de esta hermosa familia.

María Cecilia Scarabello - Buenos Aires, Argentina

Stella Maris Seccio

Estaba en crisis. La confrontación agresiva entre mis padres durante mi infancia, el miedo constante, la tendencia al victimismo y el control me forjaron. Estaba en crisis cuando llegué a la Escuela Claridad, una de las primeras enseñanzas que recibí fue “El mundo es un espejo”. Mucho camino recorrido en casi 20 años para tomar conciencia, comprender y poder soltar los viejos condicionamientos. Muchas enseñanzas, herramientas de la nueva tecnología espiritual para sanar y animarme a ser quien soy, aceptar las experiencias sin juzgarla, aprender a trascenderlas, darle un nuevo valor a las relaciones en mi entorno reconociendo la base del amor, respeto y de la gratitud que recibimos de Juan Ángel y María del Carmen, que compartimos en toda la Comunidad Claridad como una familia del Alma. Y la relación con mi familia mejoró un 100 %. Hoy voy haciendo realidad aquel sueño de paz y tengo otro, vivo al servicio del despertar de la Divinidad en cada uno, en la avanzada de una nueva humanidad.

Stella Maris Seccio - Buenos Aires, Argentina

Anahí Martella

Siempre creí que había mucho más que lo que veía. Criada en una familia religiosa pero pragmática, esta sensibilidad se volcó al arte. Sin embargo todo en mí demandaba más… Pasé por grupos, talleres, prácticas. Pedía recetas que contuvieran la felicidad que buscaba o calmaran la necesidad de encontrar Guía… Hasta que llegué a la Escuela Claridad, en donde todo resultó Verdad: la calidad de los trabajos, la sencillez de las palabras, y sobre todo la forma amorosa en que el Maestro Juan Ángel me hizo ver que no hay recetas, y me ayudó a verme, a amarme… Fue el momento en que pude comenzar a amar a otros, a mi trabajo, a mi arte, y sobre todo a la Vida! Gracias a Escuela Claridad y los Maestros comprendí que el Valor de la Felicidad está en Servir a la Vida, y aquí estoy: atenta y dispuesta a escuchar lo que necesite de mi.

Anahí Martella - Buenos Aires, Argentina

Edit Amanda Ruales

Años atrás me preguntaba por qué las personas que llegaban a mi vida siempre tenían problemas que compartir conmigo. Es como si tuviera un imán, donde había conflicto allí estaba yo. A través de un estudio de Rayos (carta natal), con mi Maestro en materia (Juan Angel), resultó que pertenezco al cuarto rayo: solución a través del conflicto. A partir de ese día tuve la certeza de que mis palabras eran útiles a las personas que me confiaban sus sentimientos porque podían tener otro punto de vista. Las meditaciones, oraciones y decretos diarios consolidaron esta cualidad que descubrí a través de las enseñanzas de los Maestros de la Escuela Claridad.

Edit Amanda Ruales - Bahía Blanca, Argentina

Mecha Fernández

La rosa era sólo una hermosa flor. Desde muy pequeña tuve una mirada artística y mística de las cosas, recorrí caminos, enseñanzas, escenarios, todo mi conocimiento y emociones los volcaba en una obra, sin embargo no lograba unirlos, por lo tanto mi vida seguía fraccionada. Hasta que conocí a Juan Ángel y sus enseñanzas, ahí pude fusionar dentro de mí esas dos columnas que hoy se transformaron en las raíces que sostienen mi vida. Desde el año 2000 ese 2 se transformó en uno, vislumbré entonces la dicha de vivir en libertad. Trabajo cada día para que mi Ser sea una obra de Arte. Gracias a los Maestros Ascendidos, a Juan, a la Escuela Claridad y a todos los Servidores de la Luz. Todo comenzó contemplando una simple y majestuosa rosa.

Mecha Fernández - Buenos Aires, Argentina

1 2