Trabajo Creativo

con 1 comentario

por K. Parvathi Kumar

kumar1No le puedes preguntar a Einstein si se ha bañado temprano por la mañana. Él está en tal creatividad que lo inferior se pone en orden con lo superior; lo inferior no lo condiciona.

Es por eso que en la vida de todos los genios no encuentras reglas de pureza física o emocional. No es que ellos las rompan voluntariamente. Ellos están trabajando para un propósito superior, lo inferior no los afecta. De la misma manera, cuando hay ciertos deberes más nobles en los que estás ocupado, lo inferior no te condiciona.

Jesús estaba bebiendo vino en una taberna. Llegaron los líderes religiosos y le preguntaron: “¿Cómo puedes beber vino en semejantes lugares y rodeado de tales personas? Todo es muy impuro, ¿no tienes respeto por la pureza?”. Jesús dijo: “Estoy en un estado de conciencia tal que las impurezas no pueden tocarme. Aunque comiera alimento impuro, no me afectaría”.

Hubo otro profeta que bebía mercurio. Normalmente, si bebes mercurio te tienes que morir. Pero él no. Era tan poderoso debido a su conciencia, que la química en él podía disolver incluso al mercurio. Todas las leyes que formulamos para los normales, muchas veces no las encontramos en los seres muy realizados. Pero eso no puede ser un ejemplo para nosotros a menos que hayamos entrado en el área de la creatividad. La creatividad –cuando uno alcanza ese estado- está fuera de las regulaciones normales que nos liberan del condicionamiento.

La libertad siempre es para aquellos que siguen la Ley.

Eso es lo que le dijo Moisés a la gente que se complacía en comer, bailar, beber y aparearse. Él les dijo: “¡Esto no es libertad! Ustedes salieron de la esclavitud de Egipto, y han caído en otra esclavitud”. Esta es la esclavitud de los sentidos. El enemigo interno es más peligroso que el enemigo de afuera. Por eso dijo: “Aquellos que siguen la ley tienen libertad, y aquellos que no siguen la ley perecerán por la misma ley”. Ellos desarrollaron su propia némesis.

A la gente creativa no le importa no comer durante dos o tres días. Están tan preocupados con algo relacionado con la creatividad que no duermen y no comen. Eso muestra que ellos ya no están condicionados por el cuerpo. Algunas personas demuestran tal maestría que su cuerpo no los condiciona. Mientras que tú sientas diferencia, incomodidad cuando no comes, cuando no duermes, estarás en un estado en el que el cuerpo te condiciona.

Mientras el cuerpo te condicione, tienes que seguir las reglas. Cuando ya no estés condicionado por el cuerpo, entonces no tendrás que seguir esas reglas.

Hubo un iniciado que vivió hasta 1950, llamado Ramana Maharshi. La gente también lo llamaba Bhagavan Ramana Maharshi. Los devotos siempre quieren que su Maestro sea Dios. Ellos agregaron “Bhagavan” que significa Dios en sánscrito. Él tenía cáncer en su hombro, un tumor gangrenoso. Normalmente es muy doloroso. Para él no lo era. El cáncer creció hasta el tamaño de un mango, y para la gente que lo miraba era muy doloroso, pero no para Ramana. Le solían preguntar: “Por favor, ¿por qué no hace algo contra ello?”. Él decía: “Dejen que esté allí. ¿Por qué se preocupan? Yo no estoy preocupado. Un día u otro tendré que partir, este será el agente que finalmente me liberará. Este es el mensaje que me da Dios de que no tengo que permanecer en este cuerpo por largo tiempo”.

Lentamente el cáncer comenzó a emitir pus. El doctor dijo que necesitaba una limpieza diaria. En realidad la limpieza sería muy dolorosa, pero él simplemente le entregaba su hombro al doctor y seguía hablando con la gente como si eso se lo estuvieran haciendo a otra persona y no a él. Esa fue una clara demostración de que su cuerpo no podía imponerle nada. Al final, los doctores dijeron: “Maestro, tenemos que extirparlo, de lo contrario usted morirá”. Él dijo: “Muy bien, háganlo”. Ellos quisieron darle anestesia. Él dijo: “No es necesario. Quiero ver cómo lo hacen”. Fue operado incluso sin anestesia local. ¿Pueden imaginarlo? Les dijo a los doctores: “Ahora ustedes han eliminado esta gangrena, porque según dijeron tenía que ser extirpada. Pero el mensaje para mí es que tengo que irme de este cuerpo. Ustedes los médicos sienten que han curado mi gangrena. Pero tengan la seguridad de que no estaré más tiempo en este cuerpo. Dentro de un año partiré de este cuerpo”. Y partió así.

Hay otro ejemplo: Sai Baba. Cuando tenía unos sesenta años, una vez resbaló y se cayó. Se fracturó la cadera. Cuando la cadera se rompe, es necesario operarla. En esos días no existía tal cosa como la reconstrucción o reformación de estas partes del cuerpo. Aunque existieran posibilidades de reforma, uno tenía que estar en cama por lo menos de tres a seis meses. El doctor dijo: “Baba, tienes que estar en cama, date descanso a ti y al trabajo durante los seis meses siguientes”.

Él le pidió a su devoto que lo llevara de regreso a Puttaparthy, con la cadera fracturada. El doctor dijo: “Sufrirás un dolor terrible”. Baba dijo: “Me cuidaré, no te preocupes”. Dios sabe lo que hizo. Él no pasó por ninguna operación, ni quedó tendido en una cama. Comenzó a trabajar sentándose unos instantes y después de un mes comenzó a ponerse de pie. El trabajo continuó. Más tarde comenzó a ponerse de pie con la ayuda de una mesa. A los seis meses comenzó a trabajar. ¡Sin medicamentos, sin vendajes, sin operación! Esa es la maestría sobre el dolor y sobre el cuerpo.

El ejemplo clásico es Jesús. Sólo durante un momento en todo el proceso de la crucifixión sintió dolor. Pero, ¿puede haber quien lo iguale en soportar el dolor del cuerpo?

Esto se debe a que iniciados como Jesús han alcanzado la 6ta y 7ma cámara. Pueden permanecer alejados de su cuerpo, así como nosotros nos ausentamos del vehículo.

Cuando te alejas del vehículo, y algo golpea al vehículo, tú no tienes el impacto, a no ser que seas muy emocional con respecto al automóvil. Es así como esa facilidad aparecerá gradualmente desde la 4ta cámara.

Por eso en los reinos superiores las leyes no te obligan. Así que, cuando estás fuera de la conciencia del cuerpo, no te afecta la transgresión de las leyes mundanas. Pero si no tienes en tus manos esa clase de trabajo creativo, un trabajo global, definitivamente tendrá un impacto sobre ti.

Vean, el anarquismo es el ansia de libertad del alma, pero la libertad llega si sigues la ley y luego dominas al cuerpo. De otro modo, el cuerpo simplemente te torcerá. Si desean saber si el cuerpo los controla o si ustedes tienen control sobre el cuerpo, simplemente dejen de dormir durante tres días y dejen de comer durante tres días. Si siguen siendo los mismos, entonces podrán decir: “Sí, yo no sigo esas leyes”. Si no alcanzan ese estado, y no siguen esas reglas, quedarán afectados en términos de salud y en términos de su capacidad de pensar.

grev kafi 28Madame Blavatsky es otro ejemplo. No le podrían decir a Madame Blavatsky que ella tenía sobrepeso y que sería mejor que caminara todos los días. Su sobrepeso no la afectaba. Fumar cigarrillos no la afectaba. Ella vivía sin comer durante muchos días. Cuando estaba escribiendo “La Doctrina Secreta”, ella no tenía nada para comer, ni siquiera una taza de té para beber y estaba ocupada con el libro.

Su Maestro sintió compasión por ella. Se presentó ante ella: “¿No te gustaría tomar aunque sea una taza de té?”. Ella dijo: “No lo pensé, pero si usted piensa que la necesito, puede conseguirme una”. Entonces el Maestro le dijo: “Realmente eres un demonio”, es decir, una voluntad extremadamente fuerte. Todo el cuerpo estaba colapsando, pero aún así, ella continuaba escribiendo. No piensen que ella tenía cintas grabadas y computadoras para preparar los libros. Todo el tiempo tenía que sumergir la lapicera en el tintero, escribir, sumergirla de nuevo y seguir escribiendo. El Maestro apareció nuevamente y dijo: “Es mejor que acabes con este trabajo y lo dejes, ya has hecho suficiente. Ella dijo: “No, no puedo dejar nada incompleto, no me importa morir, pero estoy muy segura de que mi cuerpo no se rendirá hasta que haya escrito la última palabra”.

Madame Blavatsky tenía cuerpo etérico, podía partir fácilmente del cuerpo. Pero para hacer el trabajo físico, ella necesitaba el cuerpo físico.

En masonería se dice ocultamente que el masón rompe las herramientas de la masonería después de ciertas iniciaciones. Ya no necesita esas herramientas porque está ocupado en cosas mucho más sublimes. Pero para el mundano que está por llegar a ese nivel, las herramientas son necesarias. De otro modo te llevará a una caída mayor a través de la satisfacción de los sentidos.

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo Esotérico, Canalizador e Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Un comentario

  1. Cruz Hernandez
    | Responder

    Hermoso conocimiento. Hacia allá vamos, hacia lo superior y dejar lo mundano a las bestias. No solo se pan vive el hombre!

Dejar un comentario