dia-del-amigo

Día Internacional del Amigo

Día Internacional del Amigo

El Día del Amigo es un día propuesto para celebrar la amistad.

Corría el año 1968 y la carrera por la conquista del espacio llegaría en pocos meses a su punto culminante. El hombre había comenzado a derribar barreras en pro de un acercamiento universal; se cumpliría el sueño de John F. Kennedy: “antes de la culminación de los años ’60, el hombre llegará a la luna”.

Este vertiginoso ritmo por trasponer las fronteras de la tierra y llegar a los confines del universo, le imponía cada vez más acercarse hacia otros hombres de ideologías, credos o razas distintas. Tomaba conciencia que la unión con sus semejantes lo ayudaría a lograr más rápidamente la consecución de sus objetivos, ya que la conquista de la luna había acaparado la atención y el interés de todos los seres humanos.

Este trabajo de los hombres unidos para conseguir la meta deseada, fue la fuente inspiradora de un argentino, Enrique L. Febbraro, Doctor en Odontología y Profesor de Historia y Ética, quien se sintió motivado a honrar este esfuerzo de la humanidad toda, ya que el hombre estaba construyendo una alianza sin fronteras y comenzaría a establecer vínculos de amistad entre los seres de la tierra y de otros planetas, en casos de encontrarlos.

Para concretar dicho homenaje, solicitó la colaboración de algunas personas amigas y cercanas a su pensamiento, entre ellos la Lic. Mirta Lancillotta Duarte. Este equipo trabajó durante un año sobre la idea del Dr. Febbraro, quien enfatizaba:

“Mi amigo es mi maestro, mi discípulo y mi condiscípulo. Él me enseña, yo le enseño. Ambos aprendemos y juntos vamos recorriendo el camino de la vida, creciendo. Solo el que te ama te ayuda a crecer”.

Fue así, que como corolario de su tarea instituyó al día 20 de julio como: “DÍA INTERNACIONAL DEL AMIGO”, en coincidencia con la llegada del hombre a la Luna.

AGRADECER LA AMISTAD

Ahora también es el momento de tener un recuerdo agradecido. Son muchos quienes a lo largo de un año hayan dejado su huella en ti. Experiencias sobre las que puedes recordar nombres. Quizá algunos te hayan lanzado a una aventura para sacar algo de ti y despertar tu “yo dormido”, conseguir aquello que te parecía imposible, cambiar, crecer y madurar. Descubrir en ti las huellas de “otros amigos” encontrados a lo largo del camino, todo esto es motivo de alegría y gratitud. Es motivo de gratitud el que hayas podido experimentar, creer en la vida y en tu capacidad de encuentro, creer que alguien haya podido ayudarte a descubrir lo mejor que existe dentro de ti.

Agradece a:

• Aquellos que desde su manera de ser, te ayudaron a ser más humano, más sencillo, más sensible a las cosas de la vida.
• Aquel que inesperado y oportuno supo escucharte comprensivo.
• Aquellos con quienes compartiste tus ratos de juego.
• Aquel que te ayuda a develar tu riqueza interior.
• Aquel que con su gran bondad te hizo ser sencillo.
• Aquel que descubriste un día y “se quedó en ti”.
• Aquel que corrigiéndote con cariño te hizo caminar.
• Aquel que con su vida incansable te animó a luchar.
• Aquel que sin cansancio siempre esperó lo mejor de ti.
• Aquel que te exigía siempre haciéndote crecer en la grandeza.
• Aquel que te hace sentir importante cuando necesita de ti.
• Aquel que estando lejos lo sentiste cerca.
• Aquel que con su desacuerdo te hace descubrir tu verdad.
• Aquel que sabes que te quiere y siempre te espera.
• Aquel que siempre te anima a ver lo positivo.
• Aquel que te quiere como eres animándote a crecer.
• Aquel que con su necesidad de ti hizo que te sintieras “único”.
• Aquellos que con su experiencia interior te ayudaron a creer en los demás y quizás a conocer a Dios.

“El profeta le dijo al joven:
Que lo mejor de ti sea para tu amigo
Puesto que él conoce tu bajamar
deja que también sepa tu pleamar.
Y no lo busques para matar las horas
sino para vivir las horas.
Porque su papel es llenar tus necesidades,
pero no tu vacío.
Y que en la dulzura de la amistad
haya risas y placeres compartidos.
Porque en el rocío de las pequeñeces
el corazón encuentra su mañana y se refresca”.

-Poema de Kalil Gibran-

“Somos como dos amigos, sentados en un banco hablando juntos de nuestros problemas; somos amigos, estamos profundamente preocupados por lo que está pasando en el mundo, por la confusión, por ese caos que se ve en todo el mundo. Me pregunto si tienen un amigo con quien hablar, con quien expresar sus sentimientos, sus ideas, sus conceptos, su desilusión y demás… investigando, explorando, sin ningún prejuicio, con mucha amistad, lo cual significa con mucho afecto, respetándonos el uno al otro…” -Krishnamurti.

Tags:

Fecha

20 Jul 2019
Código QR

Los comentarios están cerrados.