Aceptando la Luz Superior

con No hay comentarios

Mensaje de los Arcturianos

Helio-AhCuando percibimos la energía, podemos fluir con la energía, lo cual nos permite leer la energía de manera que podemos seguir las instrucciones incrustadas en la energía…

Mientras nos volvemos pentadimensionales de forma creciente, comenzaremos a tener sensaciones de nuestro Cuerpo de Luz y Lenguaje de Luz. Estas sensaciones comienzan a menudo en la base de nuestra espina dorsal o algunas veces justo detrás de nuestro corazón. Estas sensaciones surgen desde la energía Kundalini, la cual es nuestro Cuerpo de Luz personal, sin forma.

Con suficiente prudencia, muchos de nosotros bajamos hacia nuestro envase tridimensional apenas recordando lo que era en nuestras otras encarnaciones tridimensionales. Así fuimos capaces de recordar que cuando vinimos a la Tierra, no llegamos vía una nave o bote o astronave, sino que vinimos a la Tierra en nuestra esencia.

En otras palabras permitimos a nuestra esencia fluir hacia un envase físico de la Tierra. Simultáneamente, dejamos un porcentaje mucho mayor de nuestra corriente de vida en nuestros cuerpos multidimensionales y en las dimensiones superiores. Por lo tanto, este componente más elevado de nuestro ser puede enviar mensajes y comunicaciones para ayudarnos a movernos a través de nuestra vida diaria en la cual estamos vistiendo un envase terrestre 3D.

Vinimos hacia este envase tridimensional cuando se abrió un portal hacia nuestra forma. Por eso, pudimos entrar al nacer, cuando hay una experiencia cercana a la muerte, una fiebre muy elevada, un accidente, o una enfermedad extrema. Todas estas experiencias permitieron que nuestro envase terrestre tridimensional se abriera a frecuencias superiores de nuestro Ser.

Una vez que las frecuencias elevadas entraron en nuestro envase tridimensional desde nuestro Ser superior ellas se mezclan con nuestra conciencia tridimensional. De esta manera, nosotros los humanos somos Seres multidimensionales, justo aquí en la tercera dimensión.

También, debido a estas chispas de nuestra esencia superior que hemos permitido entrar en nosotros a través de nuestro portal abierto, nos conectamos con la luz superior del AHORA del UNO. Verdaderamente venimos del UNO, y dentro del UNO solo es AHORA.

Al abrazar totalmente nuestra luz superior podemos recordar nuestra esencia más pura, recordamos que esta separación es una ilusión de la realidad tridimensional. Nosotros, nuestra esencia, recuerda que es el AHORA de regresar.

Sin embargo, muchos nos hemos vuelto tan apegados a nuestro ser humano, y nuestra Tierra física, que no deseamos dejar este planeta hasta que podamos experimentar a Gaia en la gran realeza de Su ser planetario pentadimensional.

Esta quinta dimensión de Gaia está para ser llenada por ascendentes que han creado una “cima en la sociedad” en la cual grandes almas, artistas y seres multidimensionales son capaces de localizar su propio campo de energía en esa esencia pentadimensional.

Esta frecuencia pentadimensional de Gaia es lo que llamaríamos Nueva Tierra. Es la Tierra pentadimensional. Hemos vivido en la Tierra tridimensional y hemos pasado por la rueda de la vida y la muerte desde la tercera a la cuarta a la tercera y la cuarta. Ahora estamos listos para graduarnos hacia la Tierra y podemos elegir estar entre aquellos que están comenzando a habitar y dar vida a esta frecuencia de Gaia.

Solo los seres pentadimensionales pueden habitar una realidad pentadimensional. Por eso, de manera de habitar esta Gaia debemos transmutar hacia nuestro propio envase terrestre pentadimensional. Muchos de nosotros hemos tomado encarnaciones en otros tiempos en Gaia, o en otros planetas, que fueron similares a la que está ocurriendo en la Tierra ahora.

Cada vez que una realidad está en un ciclo hacia arriba o hacia abajo hay una oportunidad para un inmenso crecimiento del alma. Una vez que regresamos a nuestro Ser penta, hexa, hepta o superior olvidamos sobre el tiempo entre medio de las subidas y bajadas porque ya no estamos resonando con la frecuencia que sostiene el tiempo.

Por lo tanto podemos recordar el AHORA en el cual una nueva sociedad está en auge simultáneamente con el ahora en el cual una sociedad está cayendo hacia su propia declinación. De esta manera, tenemos una íntima experiencia del ciclo de nacimiento y del ciclo de muerte.

Tomamos estos envases terrestres porque desde la perspectiva del ser superior no podemos entender una sociedad inmensamente polarizada. La mayoría de nosotros venimos de sociedades Galácticas en las cuales no ha habido conflicto desde el final de la gran guerra galáctica. Por eso, cuando bajamos hacia una sociedad tridimensional es bastante espantoso darse cuenta de que hay tanto conflicto y miedo sin suficiente Amor y Luz para equilibrar la oscuridad.

Otra dificultad es que en sociedades tales como la que Gaia está dejando, los seres están tan profundamente involucrados en el acto de ser humanos que no se dan cuenta de que otras especies son sintientes. No ven la capacidad de sentir de los animales. No ven la sensibilidad en las plantas.

Lo más importantes no ven la capacidad de sentir de su planeta. Saben que ellos son seres sintientes pero de alguna manera no se dan cuenta de que el enorme globo que habitan es también sintiente. Afortunadamente la vieja ilusión está terminando ya que la Luz superior se está volviendo cada vez más fuerte.

Pueden preguntar, “¿cuánta más luz superior necesitamos, y de qué frecuencia debe ser?”. Nuestra respuesta es que la Luz superior es Infinita. También, la Luz superior no tiene límite ni espacio ni tiempo.

Hablamos de la Luz multidimensional que siempre estuvo allí justo más allá de su percepción porque su conciencia no podía atender una frecuencia de la realidad que era mucho más elevada que la frecuencia de su conciencia.

Antes de que comenzáramos a aceptar la luz superior, vivíamos en la frecuencia de las ilusiones físicas tridimensionales. Deseamos recordarles que cada realidad siempre es, y siempre fue, dentro del Ahora del Uno.

Y es a través del proceso de: percibir los campos de energía superiores de la realidad, fusionarse con esos campos de energía, fluir con ellos, y escuchar los mensajes en esos campos de energía, que USTEDES, los ascendentes en Gaia, son capaces de cambiar hacia la frecuencia superior de la Tierra que están habitando AHORA.

Ustedes habitaban la tercera dimensión cuando vivían en la Tierra, luego: “murieron” a esa vida y habitaron el anillo de frecuencia tetradimensional alrededor de Gaia.

Ahora se están preparando para resonar con el anillo de frecuencia pentadimensional alrededor de Gaia, el cual es la versión pentadimensional de la Tierra.

Les decimos a todos nuestros amados que ustedes son asombrosos Portales abiertos que son capaces de aceptar diariamente la Luz superior en su chakra corona de su cabeza y bajarla a través de sus siete chakras para anclar a tierra esta energía en el núcleo de Gaia.

Ustedes también se voluntariaron para mantener su Portal abierto. Por eso, su envase físico terrestre está sirviendo como un portal abierto a través del cual la energía pentadimensional puede fluir para ser anclada en el núcleo de Gaia. Ser un portal abierto no es una tarea fácil y no esperamos que todos ustedes sean capaces de dar este servicio para todos en su “tiempo” 3D.

De hecho cuando están en el tiempo es porque su conciencia ha caído, y están ocupados involucrados en la experiencia de ser un humano. Luego cuando tienen “tiempo” para meditar pueden ir hacia el AHORA del UNO y abrir su Portal.

Cuando abren su portal, la Luz superior viene todo el camino hacia abajo a través de su cuerpo y hacia el núcleo de Gaia, nada menos que la resonancia de su ser pentadimensional se afloja de la ilusión del cuerpo físico que están vistiendo. En este punto pueden experimentar emociones intensas, enfermedad o lesiones. Lo que está ocurriendo en verdad es que cuando la Luz superior entra y afloja cualquier bloqueo que tienen dentro de su cuerpo que está limitando su habilidad de expandir totalmente su conciencia hacia la quinta dimensión y más allá.

Por favor recuerden que estos no son sentimientos a ser tenidos sino sentimientos a ser liberados. Les recordamos a todos, nuestros queridos Ascendentes que dejar ir lo que está terminado les permite abrazar profundamente lo que está comenzando.

Nosotros, los Arcturianos, regresaremos con la parte dos de este mensaje.

Bendiciones a todos ustedes y permanezcan sintonizados con “nuestros mensajes desde el hogar”.

Para recibir los mensajes suscribirse a: http://www.egrupos.net/grupo/arcturianos/alta

Nota. Canalización a través de Suzanne Lie (http://suzanneliephd.blogspot.de/); Traducción: Shanti, 14 de agosto de 2015. Edición y Difusión: Juan Angel Moliterni (www.escuelaclaridad.com.ar). Se autoriza la copia y redistribución de este boletín e información personalmente y vía Internet con la condición de que el contenido permanezca intacto, de que se respeten los créditos del servicio, los autores, los editores y se mencionen la fuente y enlaces correspondientes. Ayúdanos a distribuir información de vanguardia, reenvía este correo a todas las personas potencialmente interesadas, gracias.


Imprime este post

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *