Aumentar Nuestra Comprensión

con No hay comentarios

por K. Parvathi Kumar

kumar2018Hemos de aumentar nuestra comprensión. Tenemos el centro en nosotros. Tenemos los signos del zodíaco en nosotros, tenemos las 27 constelaciones en nosotros. Cuanto más profundamente entremos en nosotros mismos, más sabiduría obtendremos sobre todas las cosas a nuestro alrededor. Las latitudes y las longitudes de esta Tierra están grabadas en nosotros también. Si estamos en sintonía con ellas, entonces podremos hacer el trabajo planetario.

De otro modo, no seremos capaces ni siquiera de hacer nuestro propio trabajo. La conciencia solar dentro de nosotros también se mueve durante el curso del año, como los equinoccios y solsticios. Las estaciones llevan a la realización a través de la variedad. Hemos de entrar profundamente en nosotros. Hemos de entrar en las siete capas dentro de nosotros. Desde ahí, obtenemos el camino directo al Sahasrara (centro coronario, el centro de la iluminación). Hemos de aumentar el tiempo de las contemplaciones.

Hemos de hacer el trabajo que está alineado con nuestra naturaleza.

Lo más importante que hemos de darnos cuenta nosotros, es que uno ha de realizarse en todos los aspectos y experimentar todos los planos de la creación al máximo antes de poder alcanzar la más elevada morada Divina. Uno no puede descuidar o rechazar algo e ir a los planos más elevados. Hay incluso grandes devotos que rechazaron algunos de sus deseos en nombre de la devoción y tuvieron que encarnar en vidas para realizar aquellos deseos rechazados antes de poder progresar en el sendero. No podemos caminar por el mundo Divino rechazando algo.

Deberíamos conectarnos con las buenas cualidades de los demás. Las malas cualidades en otros son como agujeros a través de los cuales te pierdes si te conectas con ellas. Al final del kali-yuga, Maitreya le preguntó a Krishna cuál era el destino de todos los seres. Él no preguntó: ¿Cuál es mi destino? Nos llamamos a nosotros mismos devotos, pero solamente nos conectamos con lo Divino cuando tenemos problemas.

Un devoto real se conducirá a sí mismo de una manera tal que, intentará eliminar obstáculos en el camino de lo Divino. Mucha gente busca. Muy pocos se ofrecen a sí mismos. Maitreya es la Forma de Krishna en la Tierra. Para obtener Su gracia deberíamos comenzar observando las buenas cualidades. De esta manera nos desconectaremos de las impurezas del mundo. Para tener estabilidad de la Mente, El Señor será de gran ayuda.

Si dormimos, no hay historia. Deberíamos primero estar despiertos.

El viaje tiene lugar según nuestra Devoción. Todo depende de si nos encontramos en el centro raíz, en el plexo solar, en el centro del corazón o en el Ajna. Supongan que estamos apegados en el centro relativo al agua, veremos únicamente agua.

Nadie va a estar allí para darnos las soluciones. Igual que Brahma, hemos de buscar dentro. De lo contrario, no aprenderemos la habilidad de encontrar soluciones y dependeremos siempre de otros. Deberían dejar que la gente crezca.

La instrucción más importante dada es que Dios está presente en cada uno y en todo. Si vemos lo divino en la otra persona, entonces crecemos afectuosos y hacemos el servicio de acuerdo a ello. Si el amor está ahí, el servicio es muy natural.

A veces tenemos alguna idea brillante. Cuando tenemos estas ideas, deberíamos primero contemplarlas. Entonces encontraremos las respuestas en nosotros. Aquellos que intentan comprender a Dios, no pueden realmente conocerlo. La única forma de conocer a Dios es a través del afecto y de ver a Dios en todos los seres que nos rodean.

Deberíamos rezar a Dios y pedirle que elimine todas las deficiencias que hay en nosotros. Si pensamos que somos los que hacemos todo, entonces nos sentiremos mal cuando no seamos capaces de hacerlo. Así que deberíamos pensar siempre que Dios está actuando a través nuestro. A veces sentimos que deberíamos servir a unos y no a otros. Pero no somos nosotros los que decidimos a quien debemos servir. Solamente aquellos que tienen amor hacia Dios pueden verdaderamente servir a los demás.

¿Acaso no es difícil ver lo divino en aquellos que nos causan problemas? Si hay alguien que siempre está enojado con ustedes, deberíamos pensar que es un aspecto del esplendor de lo divino. Esta es una manera de verlo todo, como esplendor divino. Los actos milagrosos de Buena voluntad se hacen a través de lo divino.

Cuando el alma individual hace amistad con lo divino en ella, buddhi (la mente superior) coopera con ella. Cuando hay esa asociación entonces lo divino lleva a cabo muchas actividades llenas de dicha a través de ella. Cuando quiera que pensemos que somos nosotros los que estamos haciendo algo, entonces la actividad ocurre de una forma mediocre.

Pero si pensamos que es El quien actúa a través nuestro, obtenemos pistas directas desde adentro. Desde la mañana a la noche deberíamos mantener un diario y anotar cuantas veces somos capaces de ver lo divino, entonces veremos que ni siquiera lo vemos en una sola persona: cuando un marido ve a su mujer, la mujer ve al marido y a los hijos, pero no a lo divino.

Si vemos todo como divino, automáticamente el amor nace en nosotros. Cuando el amor nace en nosotros, realizamos mejor el servicio. Seremos capaces de hacer solo aquel servicio que se nos ordena hacer a través nuestro. Incluso el servicio no está en nuestras manos. Debe ser decidido por lo divino.

Pensar en lo divino o escuchar tales Enseñanzas lo eleva a uno de su estado actual. La devoción es idónea para todos. Sin embargo, hay ciertas ciencias que se deben impartir solo a los que están capacitados. Pero la devoción es para todos. No hay reglas ni regulaciones. Pero si quieres entrar en la ciencia de los rituales, tienes que seguir las reglas y regulaciones, sino te quemarán.

Donaciones

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Dejar un comentario