Cómo alcanzar la Mente Superior (3)

con 4 comentarios

por Juan Angel Moliterni

imagen del boletin el ángel de la claridadA) La Educación

Hemos visto las tres divisiones de la Ley de causa y efecto, veamos ahora cómo accesar a la mente superior. Y el primer punto es Educación, y el primer punto dentro de la Educación es la Ecuanimidad. Se trata de un sentimiento de amor o de compasión que se siente por igual hacia el amigo, el enemigo o el extraño, sin establecer ningún tipo de diferencia entre ellos. La ecuanimidad es no sentir ningún tipo de apego hacia el amigo ni ningún tipo de odio hacia el enemigo. La ecuanimidad se considera como el fundamento de todas las buenas cualidades.

El segundo punto dentro de la Educación en cómo accesar a la mente superior (en lo relativo a superar el karma) es: el reconocimiento de todos los seres como nuestras madres. Esto nos ayuda a recordar que no hemos vivido solamente esta vida, sino que llevamos teniendo vidas desde el sin principio. La conciencia se ha ido transfiriendo de un cuerpo a otro y cada vez que hemos adquirido un cuerpo y hemos nacido, hemos dependido de una madre. Teniendo en cuenta que hemos renacido incontables veces, podemos asegurar que todos los seres han sido alguna vez nuestras madres. Por lo tanto, todos los seres han sido nuestra madre y, no solamente una vez sino incontables veces.

El tercer punto dentro de la Educación en cómo accesar a la mente superior (en lo relativo a la superación del karma) es: el reconocimiento de la bondad de los demás seres con nosotros. Recordando el mensaje anterior, al ser nuestras madres: todos los seres que han sido nuestras madres no sólo nos han cuidado sino que nos han dado todo su amor. Todos tenemos la experiencia de lo que una madre es capaz de hacer por su hijo. Por ejemplo, si una madre tiene a su hijo enfermo, sería capaz de morir para que su hijo viviera. Todas las madres sienten un gran amor por sus hijos y, puesto que todos los seres han sido alguna vez nuestra madre, todos ellos han sentido un gran amor por nosotros. La amabilidad que todos los seres nos han mostrado, al ser nuestras madres, es insuperable. Ahora bien, sin ser nuestras madres: todos los seres también han sido amables y bondadosos con nosotros y lo continúan siendo. Todos los demás seres, bien sean familiares amigos o incluso la gente que no conocemos también han sido y son amables con nosotros. Si pensamos en que tanto la ropa como la comida, la bebida y todo lo que tenemos en este momento ha sido creado o fabricado por otras personas, entenderemos este punto. Por lo tanto, debemos reconocer la bondad que los demás tienen con nosotros. De no existir personas que tejieran la lana, que preparasen la tierra para plantar el huerto, o que hicieran la comida, no podríamos tener lo que ahora tenemos.

Ver video:

El cuarto punto dentro de la Educación en cómo accesar a la mente superior (en lo relativo a la superación del karma) es: el deseo de devolver la bondad de los demás seres con nosotros. Lo cual surge de meditar y ponderar sobre los puntos anteriormente descritos, esto es: el reconocimiento de todos los seres como nuestras madres, así como recordar su amabilidad y devolver esta amabilidad. Lo cual constituyen la intención superior.

El quinto punto dentro de la Educación en cómo accesar a la mente superior (en lo relativo a la superación del karma) es: la generación del gran amor y la gran compasión. Aparte del amor y de la compasión que todos los seres han tenido por nosotros cuando han sido nuestra madre, también reconocemos el amor y la compasión que todos los seres han tenido aun no siendo nuestra madre. Debe haber ecuanimidad entre nosotros y los demás. Si nos queremos más a nosotros mismos (autoestima) que a las demás personas no puede haber ecuanimidad. Si bien nosotros buscamos la felicidad, también la buscan los demás seres, hasta el animal más diminuto. Todos buscamos lo mismo. Todos buscamos la felicidad y no hay nadie que busque el sufrimiento. Esto es la igualdad entre todos nosotros pues todos los seres buscan la felicidad y huyen del sufrimiento. De aquí nacerá el amor, es decir, el deseo de que todos los seres sean felices, y la compasión, el deseo de que todos los demás estén libres de sufrimiento.

Los cinco puntos vistos hasta ahora son la base para el siguiente nivel: cambiarse uno mismo por los demás.

B) Cambiarse uno mismo por los demás

Para poder cambiarse uno mismo por los demás, es necesario conocer cuatro cosas: las desventajas de la actitud de autoestima, las ventajas de estimar a los demás, el pensamiento de cambiarse uno mismo por los demás y la práctica de dar y tomar. Comencemos por la primera.

El sufrimiento del universo se debe a la búsqueda de la felicidad y la satisfacción personales (autoestima). Las sensaciones de miedo y de sufrimiento son el resultado directo (acción-consecuencia) de la mente centrada en la autoestima, que persiste en aferrarse al ego. Todo el karma que creamos es debido a la búsqueda de la satisfacción personal.

Por ejemplo, el apego hacia un objeto que provoca en nosotros el deseo, se debe a nuestra propia persistencia por buscar la satisfacción personal. Estamos pensando en nuestra propia felicidad y no en la de los demás. Lo cual también es causa de enfermedades por el desarreglo de la energía vital. Ejemplo de ello son la hepatitis y la tuberculosis; el sentir temor, la sensación de pasar peligros a causa de los enemigos; el apego a la comida; las guerras y luchas entre países; la lucha entre gobernantes y ciudadanos; los problemas familiares y entre amigos, y todo tipo de desunión y discusiones.

En cambio, si uno deja de pre-ocuparse por sí mismo no puede experimentar ninguno de estos problemas (causa-efecto). Es un hábito que no tiene ningún respeto hacia nuestros Maestros, quitando toda posibilidad de liberarse de la rueda de la reencarnación. Sabiendo esto ya podemos emplear un método para liberarse del sufrimiento y la insatisfacción. Y aquí es donde entra el segundo punto: las ventajas de estimar a los demás. Toda la felicidad del universo es debida al poder de preocuparse y estimar a los demás. En el Todo, todas las partes están incluidas.

Que el Poder de la Vida única
se derrame a través del grupo de todos los servidores verdaderos.
Que el Amor del Alma única
caracterice las vidas de todos los que procuran ayudar a los Grandes.
Que yo cumpla mi papel en el trabajo único a través del olvido de mí mismo,
de la inofensividad y la palabra recta.

Como dijo el poeta John Donne: “Ningún hombre es una isla en sí mismo… Todos somos una parte del Todo”.

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

4 Responses

  1. Carmen Fernández Pozo
    | Responder

    Qué maravillosa reflexión para ampliar nuestra trayectoria, incluyendo ese amor incondicional que se nos escapa con demasiada frecuencia: Gracias infinitas en todos y para todos.

  2. Leo
    | Responder

    Honro y Agradezco las sagradas palabras de cada uno de los email que recibo con el boletín. Que Dios os Bendiga por vuestra labor.

  3. Concepción Gutierrez
    | Responder

    Buenas tardes: esta lectura tan amena es buena… es como un aperitivo en medio de la jornada. Con una lectura que llega. Gracias por los maestros que se acuerdan de nosotros… Concepción

  4. Mariela
    | Responder

    Simplemente Graciasss…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *