Curación a través del Sol

con No hay comentarios
[Total:1    Promedio:5/5]

por K. Parvathi Kumar

kumar2018La curación ocultista se ocupa fundamentalmente del prana -la fuerza vital- su recepción, asimilación y transmisión a todas las partes del cuerpo. La fuerza vital es la esencia de todos los planos de existencia; existe más allá del plano físico y llega a nosotros a través de los rayos del sol.

Noten que la vida viene a través del Sol y de los rayos del Sol, y no desde el Sol y sus rayos. La fuerza vital es la fuerza misteriosa que viene -de acuerdo con la ciencia de la Sabiduría- desde el plano cósmico. La fuerza vital anima, vivifica y correlaciona todo, dentro del hombre y dentro del cosmos. La fuerza vital no es tangible, pero es reconocible. Todo el mundo de la forma crece óptimamente por la fuerza vital, y la forma decae cuando la fuerza vital se retira.

Por lo tanto, la futura ciencia de la medicina tiene que aprender los puntos de recepción, asimilación y transmisión de la fuerza vital en el cuerpo humano.

El prana es el fluido vital magnético que se irradia a través del Sol y es transmitido a ciertos centros sutiles (etéricos) en el cuerpo humano. La transmisión está manejada por ciertas inteligencias sutiles del aire, llamadas Devas en la terminología de las escrituras. Estos Devas son de color dorado. También tienen un matiz anaranjado o amarillo.

Por esta razón el Ayurveda recomienda la exposición al Sol durante las horas de la mañana y de la tarde. Los rayos de color dorado emiten radiaciones poderosas, las cuales son recibidas por ciertos centros en el cuerpo humano. Algunos de ellos son los centros entre los omóplatos, los centros cerca del sacro, el centro del entrecejo, etc. Estas entidades pránicas de color dorado están en el aire encima de nosotros y generalmente son abundantes en los trópicos. Están presentes especialmente en el aire alrededor de California, una tierra de color dorado.

Cuando el ambiente es puro y seco, estas entidades son más efectivas y su recepción puede ser manejada conscientemente. Se recomienda que la parte superior del cuerpo esté desnuda –lo cual era una antigua costumbre en los trópicos. Se recomienda la ropa de algodón puro o de seda pura para la clase superior y las mujeres, porque no interfiere con la recepción de la fuerza vital. De hecho, la seda pura ayuda a la recepción, y por eso es importante. El centro principal para la recepción del prana en los tiempos actuales es el centro entre los omóplatos.

Cuanto más refinado es el cuerpo humano, mejor es su recepción. Un cuerpo burdo se resiste a esa recepción. La curación ocultista radica en educar al hombre común para que adopte prácticas relacionadas con el refinamiento del cuerpo físico, de las que forma parte la exposición a los rayos del Sol. La exposición tiene que ser sólo en las horas de la mañana y de la tarde, no durante todo el día como se practica en las playas.

La sobreexposición amenaza a la salud del cuerpo porque la luz del Sol tiene corrientes eléctricas y magnéticas muy poderosas que desvitalizan y debilitan, hasta llegar a la inercia.

Muchas enfermedades se pueden curar si el hombre aprende a exponerse al color dorado de los rayos de la mañana y de la tarde con ropa adecuada. Cuando los rayos de prana pueden encontrar libre acceso a los hombros y el diafragma, ajusta el funcionamiento subnormal del bazo. Un bazo saludable previene muchas molestias y enfermedades estomacales y abdominales.

Donaciones

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $1.00

Te puede interesar

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *