Día de la Buena Voluntad

con No hay comentarios

kumar2017_bkQueridos todos:

El 7 de noviembre, celebramos el 72° aniversario de nuestro Querido Maestro K. Parvathi Kumar (el 73° aniversario según el conteo de la India).

El Maestro KPK nació el 7 de noviembre de 1945 en Vijayawada, un miércoles a las 7:20 am en el mes de Escorpio. Escorpio es el más profundo de los signos zodiacales y el secreto es su nota clave. Siendo un Escorpio, el Maestro no habla mucho sobre sí mismo, y cuando lo hace, es solo para dar un ejemplo. Aunque actúa mucho en público, permanece enfocado en lo interno. Su fuerza y profundidad internas se expresan a través de continuos actos de servicio, llenos de amor, afecto y amabilidad. Por lo tanto, él es un gran modelo para todos los que nos esforzamos por ser discípulos.

Durante una celebración de su cumpleaños, hace algunos años, dijo:

“He nacido en el mes de Escorpio, me gusta pasar la mayor parte del tiempo solo en soledad, pero el Señor siempre trata de mantenerme alejado de lo que me gusta al relacionarme con un grupo muy grande de personas. Solo pienso “que así sea si es la Voluntad Divina”. Desde la infancia, creí que la Voluntad Divina es mi voluntad y viví en consecuencia. Tanto como fue posible, no desarrollé ningún gusto y ambición personal. ¿Qué deberíamos hacer en un cumpleaños? Deberíamos seguir introspectando pensamientos y acciones, ¿Cuál es el propósito de mi vida? ¿Qué debería hacer? ¿Hay algo mejor que pueda hacer? ¿Qué más debería aprender? Y debería haber una autocrítica dentro de cada uno de nosotros. Es como el abogado del diablo. La autocrítica en mí siempre toma la delantera y sigue instruyéndome y yo la sigo… Ni siquiera tengo voluntad propia. Realizo cada actividad tal como y cuando llega a mí. No inicié ninguna actividad. La creación misma comenzó como la Voluntad Divina y todo en esta creación se ejecuta según la Voluntad Divina”.

El Maestro a menudo hablaba sobre las cualidades de un Maestro. Las siguientes líneas son de una charla que el Maestro KPK dio en una celebración de cumpleaños para su propio Maestro, el Maestro EK. A través de estas palabras podemos adivinar un poco de su propia naturaleza y estatura:

“Para cualquier discípulo, el cumpleaños de su Maestro es una gran ocasión, y como un festival para él. El Señor mismo toma la forma de un Maestro y baja para ayudar a los seres humanos. Él siempre tiene compasión y gran Amor por los seres inferiores a él y quiere que se vuelvan como él. Generalmente no está muy interesado en los seres que son iguales a él. Él siempre se ocupa de los seres inferiores a él y sigue ayudando, dando instrucciones y guiando a los que están orientados hacia él. Tenemos la oportunidad de convertirnos en su vehículo y trabajar en los planos superiores si estamos debidamente orientados hacia él.

Como cada ser sufre por su naturaleza y cualidades, puede haber muchas distorsiones y cualidades innecesarias en él. Un Maestro puede quitar todas esas cualidades innecesarias. Solo un Maestro puede hacerlo y no algunos amigos o parientes. Quita lo innecesario y le da un buen Buddhi para así elevarlo a su estatura. Un Maestro sigue protegiendo a sus discípulos y se siente triste si su discípulo va por un camino equivocado. Entonces un Maestro impregna su energía y se vuelve disponible para los seres orientados hacia él.

No es fácil entender a un Maestro. Solo hacemos algunas conclusiones sobre él sin saber nada sobre él. Lo consideramos alguien similar a nosotros. Él parece ser así, pero no lo es. Sin embargo, le aparece a cualquiera, según su propia creencia y pensamiento. Lo que un Maestro puede hacer en esta creación, no pueden incluso las Inteligencias Cósmicas. Su trabajo es mucho mayor. Es por eso que hay algunos discípulos que se realizan solo siguiendo profundamente a un Maestro, sin siquiera buscar al Señor.

Un Maestro le da a su discípulo toda la libertad de moverse como lo desee, pero lo controla constantemente para protegerlo debido a la compasión hacia su discípulo. En general, la relación entre el Maestro y el discípulo continúa por vidas y vidas y no termina con una sola vida.

El Maestro no nos reconoce dependiendo de nuestro estado social. Él mira nuestro estado evolutivo y nos reconoce dependiendo de cuánto trabajamos para el bienestar de los demás. Si seguimos trabajando por el bienestar de los demás, es posible que la sociedad no te reconozca, pero el Maestro seguramente te reconocerá. Permanecer cerca o lejos del Maestro no está en nuestras manos. Él lo decide basándose en nuestro comportamiento hacia nuestros semejantes. ¿Ves las buenas cualidades en los demás y las amas, o ves las malas cualidades en los demás y las odias? Entonces, eso es lo importante para complacer al Maestro o al Señor y así obtener su reconocimiento”.

Que puedan ser algunas semillas de inspiración con motivo del 7 de noviembre, el Día de la Buena Voluntad.

Saludos cordiales,

Ludger

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo Esotérico, Canalizador e Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Dejar un comentario