Día del Padre

con No hay comentarios

dia-padre2¡Es maravilloso saber que nuestra fe nos une como una familia en Cristo! Nuestro pacto con el Señor define nuestra responsabilidad de dirigir la próxima generación a la salvación, pues nosotros somos modelos espirituales.

Una vez al año se celebra el Día del Padre, y eso es maravilloso, pero el ser un padre es algo que los hombres tienen que ser todos los días del año.

Hoy en día en todas las sociedades alrededor del mundo hay una epidemia preocupante que se conoce como el factor del padre en la ausencia paterna. Este factor está dejando a muchos niños vulnerables a las influencias externas que los dejan quebrantados.

1.- Mandato Paterno

Un mandato, un comando u orden. Los padres han recibido el mandato de conducir a sus hijos y enseñarles acerca del Señor. Han sido instruidos para construir una base espiritual en sus hijos a una edad temprana. Dirigir y enseñar a los niños a elegir el camino correcto requiere algo más que la lectura de las Escrituras Sagradas una vez a la semana o hacer oraciones todas las noches con un niño.

El mandato requiere que los padres entrenen a sus hijos a vivir siguiendo los principios del reino de Dios. Se requiere que cada padre sea un testimonio andante de lo que significa ser “a la imagen de Dios” a través de caminar en amor y demostrando un corazón bondadoso en todo momento.

Recuerda, los niños sólo pueden ir a donde sus padres los lleven. Muchos padres se enfrentan a un desafío, porque ellos mismos no conocen el camino “correcto”. Sus hijos terminan siendo criados con una desventaja. Los niños no están diseñados para auto-criarse. Ellos necesitan ser entrenados y nutridos para convertirse en adultos emocionalmente maduros, exitosos, productivos y bien adaptados que sean capaces de hacer frente a todo el quebrantamiento en este mundo.

2.- Estando presente

Necesitamos padres que se encuentren invirtiendo física y emocionalmente en sus familias. Por desgracia, la ausencia de los padres en el hogar es uno de los factores clave en todos los problemas sociales que enfrentan los jóvenes hoy en día, incluyendo las tasas de deserción escolar, el embarazo, el abuso sustancias químicas/drogas, el suicidio, la delincuencia entre otras cosas. Sin la presencia de un padre en el hogar, el pacto de los padres con el Señor no se cumple.

El padre que está presente física y emocionalmente con su familia puede producir beneficios invaluables al navegar sus hijos por la vida sin las heridas, el dolor y el sufrimiento humano de la ausencia del padre.

Recuerda, se necesita nueve meses para dar a luz a un niño, pero se requiere toda una vida de responsabilidad y de inversión para criar a un niño para convertirse en un Ser humano.

3.- Orando todos los días

Tenemos un pacto de dos partes con el Señor: La parte de Dios y la parte del hombre. Cumplimos nuestra parte cuando permanecemos obedientes a las instrucciones que recibimos del Señor. La Parte del Señor es proveer lo que necesitamos para obedecer sus instrucciones. La Palabra de Dios nos enseña a ser padres espirituales para nuestros hijos.

Para cumplir con el estándar de la paternidad espiritual, debemos tener una relación profunda con el Señor. No podemos llevar a nuestros hijos donde nunca hemos ido nosotros mismos. Como padres, tenemos que someternos a Dios nuestro Padre para tener la clase de influencia en las vidas de nuestros hijos para hacer de este mundo un lugar mejor.

Recuerda, cuando un padre está en compañerismo con Dios, él está trabajando con el Creador del universo para dar forma al carácter y determinar el destino de sus hijos. Ser un hombre es una cuestión de nacimiento; ser hombre es una cuestión de madurez. Ser un esposo es una cuestión de elección; ser padre es una cuestión de responsabilidad.

¡La herencia se gana!

dia-padre

Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $1.00

Te puede interesar

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *