La conciencia humana está floreciendo

con No hay comentarios

por Juan Angel moliterni

AngelesLa conciencia humana está floreciendo y madurando durante estos días y el intenso intercambio de información está estimulando a más y más gente a despertar y darse cuenta de que una gran revelación de la realidad se está extendiendo por todo el planeta. La gente ahora es capaz de asimilar nuevas ideas con gran rapidez (ideas y conceptos que, en otros tiempos, implicaban años o incluso una vida entera en ser aceptados y en anclarse). Energías cósmicas muy potentes son las responsables de este tremendo cambio en todas las áreas de la vida. Y, mientras las ideas tradicionales se están desmoronando, la habilidad de captar rápidamente una nueva interpretación de la vida es crucial para navegar por las rápidas corrientes.

“Me preguntan: «¿Cómo puede conocerse el infinito?». Yo les respondo: «No con la razón. La función de la razón es distinguir y definir. Por lo tanto, el Infinito no puede ser clasificado entre sus objetos. Sólo pueden comprender el Infinito a través de una facultad superior a la razón, entrando en un estado en el cual ya no son su ser finito, en el cual la esencia divina les es revelada. Ésto es el éxtasis, el estado en el que sus mentes se liberan de su conciencia finita. Cada símil sólo comprende lo que le es similar: cuando dejan de ser finitos se vuelven una sola cosa con el Infinito. Reduciendo su alma a su más simple expresión, a su divina esencia, ustedes realizan esta unión, esta identidad»” (Plotino: Carta a Flacco).

La nueva energía está provocando una enorme transformación de la conciencia, catapultando la espiritualización de la materia y restaurando la conciencia de su existencia multidimensional. El despertar de la conciencia está siendo empujado a primera línea de su propia vida, la presión para cambiar es más grande de lo que puedan imaginar. ¿Serán capaces de superar el programa del miedo, salir del “modo sobrevivir” para vivir sus propias experiencias (reales), al haber ingresado en el “modo saber vivir”? Se les pide que piensen por ustedes mismos (en lugar que sean pensados por sus condicionamientos), que crean en ustedes mismos (almas) y que crean conscientemente en una versión pacífica y verosímil de la realidad, aceptando la completa responsabilidad de su vida (junto a sus compañeros álmicos). Todo sigue acelerándose para que increíbles cambios puedan tener lugar, y sus creencias con respecto a la realidad (y la propia naturaleza de la realidad) puedan cambiar inmediatamente en un abrir y cerrar de ojos. La paradoja es esta: están encerrados en una prisión, la prisión del no-ser… y ustedes tienen la llave de esa prisión en sus manos, la llave del ser, que abre la puerta a la libertad… nadie vigila esa prisión, nadie los mantiene allí… allí el tiempo es su carcelero… cuidando que se mantengan en lo conocido usando el libre albedrío… la libertad y el ser son lo desconocido, y no necesita de una decisión, sino un DARSE CUENTA.

Su yo superior les está dando instrucciones desde más allá de lo que ustedes llaman “tiempo”, y por eso conoce “antes de tiempo” lo que va a ocurrir en su experiencia vital interna y externa. A estas instrucciones a veces les dicen “corazonadas”. Estas instrucciones no tienen mucho sentido para ustedes, son simplemente “saberes”. Por lo tanto, deben confiar en su sentido de saber (corazonadas), sobre todo cuando no parece haber una lógica que respalde lo que les está diciendo. Recuerden que el yo superior está más allá del tiempo, del campo de lo conocido. Escuchar a su yo superior es la clave para abrir la puerta a la libertad. Eso sí, el yo superior se dispone a desmantelar deliberadamente las barreras que el ego ha creado con su “modo supervivencia”. Queridos, se trata de “saber vivir” no de “sobrevivir”, y esto es lo que están aprendiendo, ustedes tiene las riendas de su propia realidad. Luego, gracias a su yo superior tendrán acceso a la Amada Presencia.

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Dejar un comentario