El Triángulo Planetario

con No hay comentarios

Nuestra Tierra tiene un centro de fuerza, un triángulo Maestro compuesto por los tres centros o vórtices de energía más importantes del planeta: Shamballa, la Jerarquía Espiritual y la Humanidad.

Así como el ser humano tiene sus centros de energía, sus chakras, el Señor del Mundo, Aquel en Quien vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser, tiene sus centros de energía. La analogía es perfecta. Shamballa es Su centro coronario, la Jerarquía: Su centro Corazón y la Humanidad: Su centro laríngeo.

SHAMBALLA es el centro coronario, el lugar donde la Voluntad de Dios es conocida. Es el centro más oculto del planeta, desde donde se dirige el Plan de Dios para esta Tierra. Allí se encuentra la Cámara del Concilio regida por Sanat Kumara y sus 6 Kumaras. Ejercen control sobre todo el planeta, por medio del centro Corazón, la Jerarquía y por medio del centro Laríngeo, la Humanidad. Desde Shamballa se administra todo el Karma planetario. Está relacionado con el Sol Espiritual Central.

LA JERARQUÍA ESPIRITUAL es el centro cardíaco, el lugar en donde el Amor de Dios se manifiesta. También se le conoce como el Gran Ashrama del Señor del Mundo, dirigido por su gran discípulo, Maitreya. Está relacionado con el Corazón del Sol.

LA HUMANIDAD es el centro laríngeo, el lugar donde la Inteligencia de Dios origina el proceso evolutivo. Está relacionado con el Sol Físico.

En Shamballa se guarda El Plan y desde allí se crea un impulso magnético que capacita a los Maestros a organizar el Plan y ponerlo en movimiento. Los Maestros ejecutan el Plan en la escena física a través de sus discípulos encarnados. Y así se desenvuelve El Plan Divino en el planeta a través de estos tres centros principales.

Si la fuerza contraria al Plan, lo que llamamos la Logia Negra, puede intervenir en los asuntos planetarios es porque este triángulo de fuerza no está debidamente consolidado. Todo el desequilibrio que vemos por el mundo nos está mostrando el poder adquirido por la fuerza del mal y el desbalance que hay en el triángulo Maestro. El Maestro D.K. revela que cuando este triángulo esté consolidado y su carga eléctrica logre un poder de recepción determinado, cierto Avatar Cósmico nos mirará y el mal cósmico será expulsado del planeta. Este mal cósmico se refiere a un mal mayor que ese mal que el proceso de encarnación va purificando. Se refiere a algo más oculto, y cito a Maestro D.K.:

“La verdadera naturaleza del mal cósmico halla su principal expresión en el pensamiento erróneo, los falsos valores, el supremo mal del egoísmo materialista y el sentimiento de asilamiento separatista” (Los Rayos y las Iniciaciones, Pág. 617).

Si bien la conexión entre Shamballa y la Jerarquía es fluida y constante y entre la Jerarquía y la Humanidad, con sus altos y bajos, también se puede decir que está algo consolidada por el Discipulado y el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, la conexión entre Shamballa y la Humanidad está débil, es casi inexistente. Es un Antakarana a construir, un hilo a tejer.

Para llegar a esa gloriosa conexión es necesario la consolidación del triángulo maestro. Pensando en esta tarea, cómo llevarla a cabo, cómo participar para reforzar el triángulo de fuerza en el planeta, me di cuenta de que quiero formar parte de los tejedores de ese hilo. ¿Cómo, Dios mío, como lo puedo hacer? Les confieso que me sentí tan pequeña e ingenua, sin embargo, la voz interna se dejó oír:

“Visualizando, invocando la energía del Señor del Mundo, del Señor de la Eterna Primavera, Sanat Kumara, reconociendo su presencia en el planeta como nunca tu corazón la había reconocido. Viendo su belleza expresada en cada amanecer, en cada atardecer. Sintiendo su vida en cada florecita del camino, en cada hoja, en cada partícula de este planeta Tierra”.

Entonces me di cuenta de que ese sendero es el sendero de la devoción, habilitado por el saliente Sexto Rayo, que es el regalo que nos deja el que sale y entrega lo mejor de sí. Y entonces, a través de la profunda devoción al señor del Mundo, y la Belleza que Él representa vamos tejiendo una hebra de ese hilo, con la intención de unir Shamballa y la Humanidad. Y lo vamos tejiendo unidos todos, sintiendo que somos un grupo muy grande de soñadores que buscan en la belleza a su Padre Celestial.

Dice el Maestro D.K.: “Si les explico que el ritmo del ceremonial de la vida cotidiana de Sanat Kumara, complementado por la música y el sonido, llevados en ondas de color que abaten las riberas de los tres mundos de la evolución humana, desentraña – con las notas, tonos y matices más puros – la incógnita de Su propósito, ¿les significaría algo? Apenas si tendrá sentido para ustedes y lo considerarán como un mero escrito simbólico que he utilizado para impartirles lo incomunicable. Sin embargo, NO escribo simbólicamente, sólo he dado una exacta versión de la realidad. Así como los más grandes aspectos de la belleza irrumpen en la conciencia humana, el ritual de la vida cotidiana de Sanat Kumara es impartido, imperceptiblemente. Más no puedo decir” (Los Rayos y las Iniciaciones, pág. 208).

Imaginemos el ceremonial del Señor del Mundo cada mañana. La belleza, parte femenina de la Voluntad Divina, nos ayuda a tejer este hilo. Imaginando sus colores, matices, tonos, vamos creando espacios en la conciencia para que la luz, el amor y el poder de Shamballa impacte nuestras conciencias y, como estamos dentro del sistema Humanidad, llega también a ese centro. La visualización es un poder muy grande porque es el aspecto constructor de formas de la imaginación creadora.  Con estas formas auto-creadas, de contenido espiritual y propósito divino, trabajan los Maestros y adquiere forma el propósito jerárquico.

Imagina la Belleza del Señor del Mundo, piénsalo como el amor que sostiene y acompaña toda vida en el planeta. No está lejos, está en cada expresión de la vida de nuestro mundo… Está más cerca que tus propios pies…

El Señor del Mundo es un Padre amoroso. Que puedas percibir algo de su inefable gloria y su mágico esplendor. Que tu alma le cante alabanzas eternamente. Que las formas creadas por tu imaginación puedan servir como lazo de unión entre Shamballa y la Humanidad.

Vamos todos a convertirnos en hebras de ese tejido de luz entre Shamballa y la Humanidad.

Con el amor de siempre,

Carmen Santiago

Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *