El veneno del desorden humano

con 1 comentario
[Total:0    Promedio:0/5]

por K. Parvathi Kumar

kumar2018Una gran explosión es menos peligrosa que el disturbio humano. El desorden humano puede llevar a condiciones aún peores que las guerras. Las agitaciones sociales, las manifestaciones, las consignas de odio, los movimientos masivos de malestar envenenan el espacio del entorno y a veces aumentan las enfermedades psíquicas. Sabemos que la fermentación produce gases, pero el disturbio humano -otra clase de fermentación- puede crear fuertes gases venenosos.

Las personas no creen que las destrucciones contemporáneas son el resultado del desorden humano y que sólo están cosechando lo que sembraron en forma de enfermedades incomprensibles.

En la sociedad donde hay una excesiva saturación del espacio a través de pensamientos intensos de competencia, ambición, temor, envidia, preocupación e irritación, surge una consecuencia peligrosa. Así como la interferencia de las ondas de radio crea un estruendo espacial, los pensamientos de desorden intenso tienen su impacto en la psiquis de los humanos. Se debe prestar atención a las epidemias de agotamiento psíquico.

Las manifestaciones masivas de odio afectan la psiquis y los hombres de psiquis débil desarrollan un veneno especial que afecta su salud. El propio hecho de que la gente psíquicamente perturbada reencuentre su equilibrio en un ambiente sereno, es indicativo de la ausencia de un ambiente así en la vida moderna.

La excesiva actividad de la vida humana está produciendo sutilmente venenos espaciales. Esta es la verdadera epidemia que tiene que ser atendida. Aquí la psicología no se considera como una ciencia abstracta. Debe ser comprendida a fondo, se la debe ver con el ojo de la mente y permitir que sea filtrada en forma de pensamientos tangibles para rectificar las mentes humanas, especialmente las débiles.

La psiquis humana es el verdadero laboratorio en el que pueden producirse los venenos. Por lo tanto, el remedio es organizar y desarrollar pensamientos benéficos que puedan neutralizar los pensamientos de negatividad, enfermedad y decadencia.

Por eso, los pensadores de la antigüedad decían: “amigos y conciudadanos recurran a la Buena Voluntad, es la panacea para la actividad de la vida”.

Donaciones

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $1.00

Te puede interesar

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

One Response

  1. jesus mujica
    | Responder

    Siempre leo su página, siempre interesante y nutriente del alma.
    Deseo ir a sus meditaciones y ya estoy saliendo del fuerte tratamiento que he estado recibiendo desde Rosario en oct.2017 a febrero 2018 y luego aquí en esta ciudad a la que aprendí a querer desde finales de la década de los 50.
    Un fraternal saludo y muchas gracias.
    JM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *