Elementos de la Chispa

con No hay comentarios

logo de las enseñanzas de kryon a la humanidadSaludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Este es el lugar donde se reúnen y sienten una sinergia, si quieren decirlo así, una confluencia de energía espiritual que es nueva. Es casi como un reinicio, un nacimiento de algo que no esperaban en este planeta. No es un lugar adonde vienen y celebran lo que saben; es un lugar donde celebran lo que no saben, porque es hermoso y está en camino.

La Chispa es la realización de Dios en su vida, que los saca fuera del viejo paradigma de lo que les enseñaron y lo que pensaron que era real y en cambio los lleva a un lugar de tremendo descubrimiento y novedad en que se dan cuenta de que el amor de Dios es precioso y es para ustedes, y viene sin pertrechos (se ríe), viene sin herramientas, viene sin reglas. Es simplemente amor.

Viene con esto: el reconocimiento de que ustedes son magníficos, nacidos magníficos, partes de un Plan, y aquí están.

El primer elemento es la Chispa real que ocurre y los saca de un viejo paradigma, una vieja manera de pensar. Tan completa es esta supresión que al llegar a este nuevo lugar te sientes muy libre y muy vivo, y ni siquiera estás seguro de qué hacer en adelante.

Y algunos dicen, “No importa qué haga en adelante, porque esto es todo. Soy uno con todas las cosas y todas las cosas buenas ahora se me darán por añadidura”. Y en cierto modo están absolutamente en lo correcto.

Pero las maneras de las que hablo son prácticas, porque estamos hablando de un alma antigua viviendo en una sociedad occidental, que va de un nivel a otro, pero todavía tiene que trabajar, asociarse con sus amigos, y todavía tienen que atender a las cosas prácticas. Todavía tienen los hijos, y las parejas, y todas esas cosas que son muy importantes para ustedes. Y sin embargo se descubren total y completamente cambiados.

Les dije que una de las primeras cosas que suceden y que es un elemento de esta Chispa es la revelación. Se dan cuenta de que las reglas que pensaban que estaban allí, no están. Se dan cuenta de que pueden hacer casi cualquier cosa, incluyendo lo que les dijeron que no pueden. Les dijimos que, incluso al mirar su propio cuerpo, reconocerán que tienen el control; en algún nivel se les ocurrirá esto, porque las células de su cuerpo son parte de este paquete iluminado. Esa creación, esa alma y esa biología que va a escuchar a quien la creó, ¡porque eres parte de Dios! Y esto va más allá.

Empiezan a entender que las cosas que les dijeron que para su sociedad eran absolutas, no lo son. Cuánto tiempo viven dependerá de ustedes, no de alguna tabla biológica ni de algún promedio. Que la susceptibilidad, incluso a las enfermedades y esas cosas puede ser cambiada, o manipulada, con la consciencia. Nadie les dijo eso nunca, pero la consciencia de la que hablan es la consciencia que tienen en esa alianza con la semilla de Dios dentro de ustedes.

Queridos, lo voy a decir otra vez: parte del Creador está dentro de ustedes. Esa es la premisa de la historia misma de la Creación.

Esta parte de Dios que está en ustedes, es una parte de Dios que puede expandirse con una consciencia que empezará a elevarse y desarrollarse, realzarse y evolucionar. ¿Y qué hacen después?

En la canalización anterior incluso dijimos qué sucede cuando se dan cuenta de que nada de lo que han experimentado, ni siquiera un poquito, se experimenta con los que los rodean. Y la primera reacción será de tristeza, y luego frustración Porque no pueden hacer nada en ese punto del tiempo para convencer a nadie de abrir esa puerta. Esa es una decisión que debe tomarse individualmente, una persona a la vez. De modo que

La idea de evangelizar sobre lo que han descubierto pertenece a un paradigma viejo. Hay muchas cosas que atravesarán, queridos, después de la Chispa, y algunas vendrán todas al mismo tiempo y otras vendrán gradualmente, pero casi todos estos elementos estarán presentes. ¿Qué pasa cuando entras en un área nueva de tu vida que está ampliamente abierta? Que no tiene reglas; que nunca la viste antes. ¿Qué haces con eso? ¿Por dónde empiezas? ¿Cómo comienzas?

Tienen que volver a aprender, queridos, la espiritualidad que han reclamado como suya. Y en ese proceso empiezan a hacer preguntas: “Bueno, aquí estoy parado. ¿Qué hago? ¿A qué estoy llamado, con Dios en mi interior? ¿Qué sigue ahora? ¿Cuál será el paradigma?”.

Y tienen cuidado, a veces, y a veces no. A veces retroceden al método viejo de tratar de hacer algo con el paradigma viejo y no funciona. Y se dan cuenta de que esto ¡no tiene apariencia de ser recuerdo de algo anterior! Esto es nuevo. Lo que está pasando aquí, queridos, es el comienzo de la evolución de una nueva consciencia dentro de ustedes, almas antiguas.

Y las capas, si quieren llamarlo así, de las realizaciones, si quieren llamarlas así, o los atributos de la Chispa, se les empiezan a ocurrir: “¿Qué sigue ahora? ¿Qué hago? ¿Hay cosas que debiera saber?”. Y luego se les empiezan a ocurrir también cosas que dicen, “Basado en lo que ha sucedido en el pasado, tiene que haber reglas” (se ríe).

De modo que algunos se resbalarán hacia atrás. Irán hacia atrás porque creen que saben qué hacer basándose en lo que han hecho en el pasado. De modo que, créanlo o no, no para todos, pero uno de los atributos de la Chispa es retroceder. Por un rato. Pero quiero decirles la diferencia, la diferencia real entre estar en este nuevo paradigma y en el viejo paradigma. Y se lo dije desde que nos encontramos: nunca están solos. Empieza el nuevo paradigma, hay cosas que nunca les enseñaron.

Número 1: ni siquiera se les ocurra planear de antemano. ¿Qué les parece eso? (se ríe). Porque su intuición será la guía, es el mapa de la ruta de ahora en adelante, no el GPS. Porque están entrando en áreas que nunca fueron recorridas, nunca se registraron, y de pronto se dan cuenta de que cada día la topografía cambia.

Pero eso no debiera molestarlos porque el nuevo paradigma significa que confían en la intuición que es nueva, que ustedes la tienen, que trabajan con ella, que la reconocen como ayuda angélica. Quienes conocen su nombre empiezan a desarrollar una relación con ustedes, y ustedes empiezan a confiar en lo que se les presenta, justo antes de necesitarlo.

Las situaciones que podrían preocuparles, sobre abundancia, trabajo, todas esas cosas, que han aprendido a apreciar porque son su supervivencia, pueden desaparecer. Y ustedes pueden estar ahí y decir: “Está bien, porque sé que lo que vendrá será mejor”, y tendrán razón.

Y si pudieran, los ángeles a su alrededor les palmearían la espalda diciendo: “¡Eso está bien! Estás aprendiendo los principios de algo que nunca te enseñaron”. Que la realidad de lo que necesites será algo que crearás tú mismo con la intuición y la ayuda del otro lado. La intuición nunca se detiene. Una intuición que empezarás a poder ralentizar.

Y qué quiero decir con esto: en la vieja energía la intuición viene de un lugar sagrado, esa triada, cerebro, corazón, pineal, la triada que genera la comunicación con el Yo Superior y es responsable de la intuición está en un nivel tan alto, que cuando llega a ustedes si están en la vieja energía pasa demasiado rápido. Viene y se va y ni siquiera saben qué era.

¿Qué fue eso? ¿Debo prestar más atención? ¿Qué significaba? Y ustedes saben esto; de la intuición eso es lo que saben. ¿Qué tal si fuera diferente? ¿Qué tal si viniera y se sentara frente a ustedes? Y dijera: “¡Hola! Soy tu intuición. Dobla a la izquierda”. Eso sería diferente. Y les digo que así es como será. Ustedes se van a acostumbrar mucho a esto.

Los que subieron por esos escalones dorados y sintieron esa Chispa y saben que no son los que eran al nacer, empezarán a recibir señales de su Yo, de modo que, si yo pudiera hacer de este un día de enseñanza, les diría: aprendan a honrarlas, reconózcanlas, y síganlas. En tanto en la vieja energía, lo que es la lógica y la sinapsis de su cerebro los convencerían de lo contrario, eso es lo que cambia.

Esa sinapsis de la lógica, que se supone que es su supervivencia – que siempre ha sido su supervivencia – la van a tener que poner en otra capa. Siempre la necesitarán, queridos, es práctica, pero ahora debe ser equilibrada con esa parte sagrada de ustedes, esa intuición que está entrando en juego ahora diciendo: “No prestes atención a lo que creías que sabías; vas a ir allí arriba y girar a la izquierda”. Y tu cerebro va a decir: “No vayas allí, no hay nada allí, ya estuviste antes”. Y la intuición va a decir: “Ve allí arriba y gira a la izquierda”.

Y cuanto más te acercas a ese giro, más va a objetar tu cerebro: “Sabes, eres un tonto si vas a ir allí y girar a la izquierda; ya estuviste allí antes, piénsalo. Estuviste allí, no hay nada, ¿por qué irías de nuevo?”. Y tu intuición dice: “Bendito el ser humano que va allí y gira a la izquierda”. Y eso haces. Y al girar a la izquierda te das cuenta de que nada allí es lo que solía ser. En cambio, lo que está allí son nuevos parámetros, nuevas personas a quienes conocer, situaciones diferentes, y sorpresas llamadas sincronicidades.

¿Y cuál es la respuesta del cerebro? No tiene ninguna, no está construido para eso, no reacciona, es simplemente el que dará más instrucciones malas después. Lo ven, la diferencia es ponerlo donde le corresponde, y cambiar la jerarquía de a quién escuchar dentro de ti mismo. Ese es uno de los atributos de aprender a usar el nuevo paradigma y trabajar con él.

Número 2: Otro atributo será la frustración. Frustración por las cosas que no están encajando juntas lo bastante rápido. Ahora supongo que no hay nadie aquí que sienta eso (se ríe). Este es el atributo del alma antigua. “Sé que tienes razón, siento que tienes razón, estoy haciendo estas cosas, hago lo más que puedo y no va lo bastante rápido. ¿Cuándo van a suceder estas cosas, Kryon?”.

Y la respuesta es que están sucediendo delante de tu nariz, pero no te das cuenta de eso porque, o bien están ocurriendo fuera del alcance de lo que normalmente ves, o están ocurriendo de una manera que no esperas. Ahora tienes que entender el Campo.

El Campo está lleno de potenciales no reconocidos. Y parte de esa intuición gira alrededor de esos potenciales que ocurren en el Campo. Déjenme darles un ejemplo que ya he dado antes. Si tienen un mapa, es de un área ya conocida. Si tienen un GPS, solo puede funcionar si conoce las calles, si conoce el área.

Por lo tanto, si hay un componente lineal que dice: “Esta es la verdad, así es como funciona, se llama mapa, te guiará por allí, solo dinos dónde quieres ir”. El nuevo paradigma no funciona de esa manera. El nuevo paradigma dice: “No hay mapa, porque las calles van a cambiar cada vez que alguien más toma una decisión en ese Campo”.

Y ese mapa del que hablamos no es de calles; ese mapa de que hablamos es la consciencia de la vida. Un lugar en que podrías estar y saber siempre si girar a la derecha o a la izquierda, porque siempre sabrás qué hay más adelante. Y eso no es predecir; es percibir; es percibir el Campo.

Imaginen una habitación llena de gente, todos muy diferentes, todos conversando. Y en ese campo, ustedes dirían que es imposible dar un mapa de lo que van a decir o de qué están hablando, porque se están moviendo de un lugar a otro, hablando entre sí, y tendrían razón 100%. Lo ven, no se puede hacer de esa manera.

Pero si ustedes entran en la habitación y tienen una idea, una intuición tal vez, de qué está pasando, de quién está hablando con quién, ¿dónde van a conseguir esa información? La respuesta es: ¡de la intuición! Porque la intuición está enganchada con el Campo, sabe qué está pasando en la habitación. Es un GPS Maestro, pero sin mapa, es con la dirección de la consciencia.

Y ustedes pueden ir pasando de un grupo a otro, de una persona a otra, y se encuentran con la gente que deberían encontrar, hablan con las personas con quienes deberían hablar. Y a medida que la habitación cambia, y la conversación se mueve y tal vez incluso se vuelve más elegante por aquí, ustedes se dirigen a esa parte.

Hasta que salen de esa habitación con un conjunto de nuevos amigos, salen de esa habitación con un nuevo lugar de trabajo, salen con un cuerpo saludable. ¿Entienden lo que estoy diciendo? Así es como funciona. ¿Cuál es la frustración? No sucede lo bastante rápido.

De modo que, si esta fuera una canalización de enseñanza, yo les diría: quiero que se relajen con lo que no saben. Eso es difícil; es un nuevo paradigma. “Bueno, hasta ahora, Kryon, nos has dicho que no hay GPS, no sabemos a dónde vamos, y tenemos que relajarnos con eso” (risas). Es correcto.

Es un poco loco; hasta que empiezan a hablar con la gente que lo está haciendo. Y lo que ustedes van a ver en ellos – no se equivoquen – es que están relajados, están en paz, y están alegres. Y eso es un contrasentido.

“¿Quieres decir que hay gente que no tiene realmente idea de a dónde van o qué viene después? Algunos están pendientes entre trabajos, no saben a quién van a conocer, pero saben que va a llegar pronto, algún día, cuando lo necesiten, ¿y me dices que están en paz y relajados y que andan por ahí sonriendo?” (susurra:) Sí, eso digo (risas). Y esa es la diferencia entre estar en la vieja habitación y la nueva habitación (paradigmas).

El paradigma de la existencia empieza a cambiar. Y el problema con la frustración es que tienen que aprender a elaborarla. Y después de hacer eso, y después de hacer lo práctico, y ya no les irrita ni les asusta, llegan a este lugar donde realmente empiezan a entender y a estar en paz y relajados y todo eso, y empiezan a entender cómo funciona la vida, y todavía no tienen la respuesta ¿Para qué estoy aquí? ¿Qué tengo que hacer?

Ahora bien, eso es un residuo de la vieja energía también, que dice: “Todo ser humano, aun espiritualmente, debe hacer algo”. Tienen que encajar en algún tipo de matriz según la cual tienen que hacer algo. ¿Qué tal si les digo que algunos de ustedes están construidos y están aquí, diseñados y nombrados para no hacer nada? Y ustedes dirán: “¿Cómo es eso posible?”.

Porque sin hacer nada sostienen esta bella, alegre presencia. Y la gente en esas habitaciones, que van de aquí para allá y hablan unos con otros, se encontrarán con ustedes por un momento o dos, y verán que ustedes están en paz, y que no les molesta no hacer nada y luego ellos se darán cuenta – y ustedes también – de que en realidad son un marcador de posición.

“Soy un marcador de posición de la alegría, de la confianza, soy un marcador de posición porque cuando la gente está aprendiendo me ven y no tengo miedo. Me ven, aunque no esté escribiendo un libro, o esté en un lugar haciendo esto o aquello, o no esté haciendo nada de esas cosas que se supone que haga; simplemente existo y lo que hago al existir es sostener esa posición de compasión en que la gente me ve. Y se contagia”.

La alegría y la compasión, estas cosas son contagiosas, si saben qué quiero decir. ¿Alguna vez estuvieron en una situación donde alguien se reía? Y los científicos dicen: “Bueno, son las neuronas espejo en tu cerebro, que te hacen reír. O alguien bosteza, y las neuronas espejo de tu cerebro te hacen bostezar”. Es un poco más grande que eso, cuando estás alegre en un lugar donde la gente no ha visto alegría antes. ¿Qué tal si estás aquí para sostener eso?

De modo que donde estés y quien sea que te encuentres, se verá influido por el faro de luz que eres, que está allí quieto y no hace nada más que girar y difundir amor, compasión, alegría, y amor, compasión, alegría, durante el resto de tu vida. ¿Eso es lo bastante bueno para ti?

Es un nuevo paradigma; no todos tienen que tener un contrato para hacer algo importante para Dios. Qué es más importante que estar allí difundiendo alegría, compasión y amor para que todos puedan ver la luz. Tal vez serás quien los atraiga para que se puedan mover hacia otro grupo y encontrar lo que necesitan para su sanación. Lo que necesitan para su paz y su consuelo en la próxima parte de su vida.

¿Ven lo que estoy diciendo? Hay muchas cosas inesperadas. Otros dirán: “Sí, pero yo sé que estoy aquí por una razón, algo hay aquí que yo debiera hacer, ¡lo sé! Dime qué es”.

Entonces ahora repito lo que ya repetí una semana atrás: lo que tienes que aprender a hacer en este nuevo paradigma, después de la Chispa, después de todos estos atributos, después de aprender, después de terminar con la frustración, después de que ya estés en paz contigo mismo y quieras saber qué viene después, ¡lo que viene después te va a conmocionar!

Número 3: Y yo llamo a esto: detén el coche y siéntate (se ríe). Porque todos están conduciendo, sin importar qué.

Esa metáfora de conducir el coche significa que están todavía yendo de “A” a “B”, en su vida; tienen ideas sobre qué viene después o qué no viene, o qué podría suceder y qué no; ustedes conducen el coche de su realidad sin entender que eso no es una parada. ¿Y cómo hacemos eso? ¿Qué quieres decir?

Realmente quiero decir que se detengan un rato, físicamente; vayan a un lugar donde nadie los conozca, o en el que estén por unos pocos momentos si quieren, aléjense, suspendan lo que vaya a suceder, cuando el reloj llegue a un cierto punto y tengan una cita, suspendan lo que pueda suceder con el reloj totalmente. Siéntense y levanten su mano, y atrévanse a ser amados y decir al Espíritu:

“Querido Espíritu, no tengo idea de qué estoy haciendo, pero tú sí. Querido Espíritu, he detenido el coche por un momento, porque en el silencio hay un mensaje”.

Y en el silencio empezarán a oír: Nunca colgamos el teléfono; estamos contigo por siempre, y esto es solo el comienzo, si te detienes más a menudo, porque hay herramientas disponibles de las que no tienes ni idea. Que provienen de un área de la que no tienes idea. Que no tienen nada que ver con tu mente, ni tu consciencia, ni con la razón para que estés aquí. Detén tu coche y olvida todo lo que te dijeron de para qué estás aquí.

Porque la razón para que estés aquí es un paradigma que no ha sucedido todavía; estás preparando este planeta para algo que nunca jamás se pensó. Una consciencia elevada que empezará a desarrollarse, que ya ha empezado, va a cambiar absolutamente todo. Y ustedes serán parte de esto de maneras que ni siquiera pueden considerar, incluso al caminar hacia el almacén, incluso al cuidar a sus hijos, incluso al lavar su ropa. Porque está fuera del alcance de lo que creen que saben. Están llegando herramientas.

Atrévanse a ser amados lo bastante, para estar abiertos a lo que viene después. Y podría ser tan simple como ayudar al planeta concentrándose en algo con una consciencia elevada que solo ustedes tienen y que traerá a este planeta cosas que nunca estuvieron aquí antes. Entretejerse con otros que están haciendo las mismas cosas y cuyos nombres ustedes no conocen en lugares en que nunca han estado. Y juntos, saben que están pensando en la misma cosa y con la energía de la consciencia están creando algo que durará para siempre.

Si les sueno críptico es solo porque ustedes no pueden pensar en cosas que no conocen. Ustedes no saben lo que no saben, y entonces estas cosas les suenan inusuales. Cuando lleguen allí, habrá un ¡ajá! – de esto está hablando Kryon. La consciencia usada como una herramienta; nunca ha sido usada así antes, es benévolo y hermoso, alegre y pacífico. Cambiará este planeta.

Ideas que nunca se pensaron antes; ideas que quienes serán candidatos para cargos, que los que manejarán las campañas, nunca las pensaron antes. ¿De dónde vendrá eso? (susurra:), de ustedes. Todos los que han pasado por esta Chispa, que se sentaron esperando y se dieron cuenta: “Es por esto que estoy aquí, porque sé cómo esto funciona en un Campo de alta consciencia, y estoy listo para ayudar”.

Algunos de ustedes pensarán que no están haciendo nada y están haciendo mucho, simplemente por su acción de decir: “Estoy aquí. Sí, estoy listo”. No se desilusionen si no sucede aquello que creían que era la razón para estar aquí, queridos, porque eso era de la vieja energía.

En la nueva energía, tal vez están escribiendo un libro y no lo saben, con tecnología que podrá existir algún día que podrá escanear su consciencia. Y entonces los estudiarán a ustedes, y dirán: “Este es un adelantado. Esta es la clase de humanos que están aquí y que difunden el amor y la paz y la compasión. No teníamos idea de cuán importantes eran”. ¿Eso es lo bastante nuevo para ustedes?

Estas son las cosas de las que hablamos y seguiremos hablando, que están más allá de lo que ustedes comprenden. Pero ustedes sí lo sienten, ¿no? Sí que lo sienten. Y eso es suficientemente bueno por ahora. De modo que decimos otra vez: siéntense y sean amados.

Y permitan que todo lo demás venga a ustedes, con estas nuevas herramientas que empiezan a llegar y a ser entregadas por estos bellos ángeles que siempre caminan con ustedes a cada paso de su vida, y ahora empiezan a mostrarse en la intuición que ustedes empiezan a tener.

Hablaré más de esto; habrá otras ocasiones, pero por ahora digo otra vez: váyanse de este lugar cambiados, por haber oído algo que tenía sentido – de una manera rara.

Y así es.

Kryon

Nota. Canalización de Kryon por Lee Carroll Stamford, Connecticut, 27 y 28 de Julio de 2019. Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro. Edición y Difusión: Juan Angel Moliterni (www.escuelaclaridad.com.ar). Se autoriza la redistribución de este boletín e información personalmente y vía Internet con la condición de que el contenido permanezca intacto, de que se respeten los créditos del servicio, los autores, los editores y se mencionen la fuente y enlaces correspondientes. Ayúdanos a distribuir información de vanguardia, reenvía este LINK a todas las personas potencialmente interesadas, gracias.

Donaciones

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $1.00

Te puede interesar

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *