Evolución Interior (2)

con No hay comentarios

logo de las enseñanzas de kryon a la humanidad

Parte 2

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Nuevamente hay quienes dicen que moverse a un espacio donde el humano pueda canalizar debiera requerir más tiempo. Y nuevamente les decimos a quienes no lo han oído antes, que las cosas son diferentes. Y las cosas de que hablamos, la atmósfera misma, los éteres, la energía misma del planeta hoy en día, ya no son lo que eran diez años atrás, quince años atrás. Es una sensación cooperativa, coherente, en que los seres humanos pueden entrar en eso que ustedes llaman trance o canalización mucho más rápido que lo que podían antes. No hay adaptación, especialmente para quienes ya están allí, preparados, y entienden la energía no solo de quiénes están aquí sino también del planeta.

He pasado muchos años sentándome con humanos como ustedes, sintiendo cómo llueve sobre ustedes la compasión y el amor que viene del lado del velo que represento, derramándose sobre ustedes. ¡Si tuvieran alguna idea, en verdad, del conducto que hay aquí! A su manera tridimensional ustedes se sientan en un salón y escuchan a un hombre en una silla que está conectado al otro lado del velo y les da información. Eso es todo lo que sienten.

Y luego hay otros en la audiencia, los que escuchan, que dicen: “tiene que haber más, porque siento algo, siento una conexión, una voz que me habla”, podrían decir, y tendrían razón. Porque no es un hombre hablando, en absoluto; es un grupo, un grupo tremendo, somos trillones; eso se llama las piezas de Dios. Cuando no estoy aquí, hablando a través de mi socio, soy parte de eso que es la Fuente Creadora, ¡y también lo son ustedes, cuando no están aquí! ¡Vienen del mismo lugar!

Por lo tanto, están escuchando algo que conocen. Algo que pueden percibir que es ustedes. Todo lo que está aquí en el planeta, tan pasajero, todas sus vidas, tan pasajeras; y cuando se van visitan algo que es permanente, y nunca cambiará, jamás. Nunca. Algo que es atemporal. Algo que es tan grandioso y tan compasivo. Lo que es Dios, y la definición que pueden imaginar, no es ni siquiera una fracción de lo que es realmente.

Quienes sienten a Dios, la Fuente Creadora, o como quieran llamar a esa energía de la que provienen, quienes la sienten profundamente, saben que ni siquiera pueden hablar, llenos de una energía que todo lo consume, tan compasiva, que lloran de alegría al recordar que están conectados con ella.

Algo está sucediendo; se aproxima el cambio. Y ese cambio que viene no necesariamente va a ser afuera, no se preocupen. No lo piensen. Porque el cambio del que ahora hablo, tal vez por primera vez de este modo, es interior. Dimos muchas canalizaciones sobre cómo sería pensar de manera multidimensional, para que una evolución del ADN capte eso que empieza a estar fuera de la 3D, y cómo van a empezar a pensar, y actuar, y jugar.

Pero ahora quiero ir hacia adentro, por solo un momento, porque en este tiempo del 2018 hay muchos aquí y escuchando esto, que empiezan a sentir un cambio interior. Ahora bien: cualquier cambio que sea, suele ser temido por el ser humano. ¡Cualquier cambio! Y la razón para eso es que es lo que les dijeron y enseñaron, que dice que el equilibrio crea algo que no es cambiable. Si estás equilibrado te sentirás en paz todo el tiempo y eso a su vez te llevará a un mayor equilibrio. Incluso nosotros te hemos dicho eso. Pero entonces eso no deja lugar a una evolución, aun estando en paz.

Entonces ahora empezamos a hablar de la evolución dentro de ustedes. ¿Qué es eso, querido ser humano, alma antigua, que empiezas a sentir y podría ser inusual? Y entonces decimos que es el comienzo de la evolución de la consciencia. Y comienza contigo despertando un día y dándote cuenta de que estás diferente. Y para ti es difícil expresarlo, o como dicen, ponerle el dedo encima, porque no es necesariamente algo lineal. No te sientes más pensativo, sino más serio con respecto a ciertos tipos de cosas. Empiezas a ver lo que está en las noticias de forma diferente a como lo veías, algunos sencillamente las apagan. Empiezas a sentir lo que te rodea de una manera que ni siquiera puedes expresar. Simplemente sabes que las cosas son de cierto modo.

La primera cosa que podrías expresar para ti mismo es que hay cambios sucediendo. Déjame contar lo que algunas personas podrían realmente sentir, raro como pueda parecer. Dirían que es el precursor de la muerte. ¿No es interesante? Un espíritu que evoluciona es el precursor de la muerte (se ríe). Y la razón para que piensen eso es que nunca antes lo sintieron. Y cualquier cosa que sea nueva, que nunca sintieron antes, les atemoriza.

Pero luego empiezas a darte cuenta, alma antigua, que simplemente estás captando más de lo que eres; en tu pensamiento empieza a revelarse un panorama más grande. No en la enseñanza; en tu pensamiento. Piensas con más madurez, tal vez, sobre tu propósito en este planeta, o sobre quién has sido, a medida que el Akash se abre un poquito y empieza a darte una idea mucho más grandiosa de quién eres realmente. Y sin embargo se siente raro, ¿no?

Para algunos, te vuelves un poco más serio. Para ti, solo estás en un lugar de mayor paz. Algunos notan que ya dejaste de preocuparte tanto; ahora te interesa más saber adónde va esto desde aquí. Y empiezas a cuestionar cosas. Estoy hablando para algunos aquí y otros que escuchan. Esto le va a caer justo a varios. Van al trabajo y se dan cuenta de que no pertenecen a ese lugar. Nada ha cambiado; el lugar donde se presentan y tienen su trabajo, o donde son voluntarios, o lo que sea, no importa cuánto tiempo han estado allí, ese lugar de pronto ¡no es ustedes!

De pronto no es la energía que se corresponde con la grandeza de lo que ustedes saben. No significa que los que están allí estén equivocados, o sean superficiales, es solo que lo que ustedes están sintiendo ya no está allí para ustedes, y empiezan a entender: “Ya no pertenezco aquí”. Si se lo confían a un colega, les dirá: “Pero, ¿qué es exactamente?”. Y ustedes dirán: “No lo sé. ¡No lo sé! Solo sé que mi zona de comodidad solía estar aquí; me gustaba venir y estar con todos, y ahora, ya no me relaciono”. Y les dirán: “¿Bueno, pero con qué te relacionarías?”. “Pues no lo sé”. ¡Bienvenido, querido ser humano, a un pedazo de multidimensionalidad!

No es lineal, es extraña, y no tiene respuestas inmediatas. Un pedazo de ti donde no puedes planear cuál será la meta, o qué será eso mañana. Puedes decir: “No lo sé”, y no serás entonces un informal, sino que, para ti, estás enunciando una verdad: “Estoy en paz con no saberlo”. Es uno de los primeros pasos para saber que estás empezando a recibir una madurez de espíritu; que realmente esperas que todo sería exterior, que empezarían a suceder cosas fuera de ti, empujando y tironeando, llevándote a distintos lugares. No, ¡viene desde adentro! Y eso ya empezó.

Algunos de ustedes han empezado a darse cuenta, con los amigos y las relaciones, que hoy tienen una idea totalmente diferente, de con quién quieren hablar, con quién quieren estar.

Y eso nos lleva al área siguiente. Empiezas a aislarte porque ya no quieres estar con la gente con quien siempre estabas. No tienen nada de malo, es solo que no te relacionas con lo que ellos dicen, o lo que quieren hacer; lo que a ellos les da alegría y felicidad no necesariamente es lo que te da alegría y felicidad a ti.

Algunos de ustedes han llegado a ese lugar, y requieren un psiquiatra (se ríe), porque es tan diferente que se preocupan: “¿Qué está pasando en mi mente?”, en lugar de celebrar: “Gracias, Espíritu, por mi evolución. Voy a encontrar amigos nuevos, y lo haré de un modo que no elimine a los anteriores ni cree enemigos en absoluto”. “Una manera sabia. Un movimiento desde una energía hacia otra, donde celebraré nuevos amigos para hablar de cosas nuevas. Y nos sentamos juntos y estamos en paz y sentimos la compasión y el amor a nuestro alrededor y ni siquiera sabemos por qué. ¡No sabemos por qué! No sabemos si estamos percibiendo entidades, o si estamos percibiendo nuestros nuevos yoes. No lo sabemos; solo sabemos que es bueno”.

Y cuando algunos llaman y dicen: “Hagamos esto. Vamos allá”. Ustedes dicen, “ahora no, hoy no”, y cuando cuelgan el teléfono dicen, “nunca, ya nunca”. Porque saben que han cambiado; saben que ustedes han cambiado.

Y entonces pasa algo que nadie quiere: empiezas a mirar alrededor y dices: “No estoy muy seguro de que pertenezca aquí para vivir” (se ríe). Y has estado allí por largo tiempo, y no había problemas, y lo llamabas hogar, y de pronto dices, “Realmente, no sé”.

¿Sabían que existe algo llamado astro-cartografía? Esto es la energía relacionada con las estrellas, relacionada con ese estudio de la astrología que te ayudará a conocer los lugares del planeta donde estarías más cómodo, y entonces entras en el estudio de combinar tu energía con la energía de Gaia. ¡Qué concepto!

Te han enseñado que naces en cierto lugar, es para ti, recibes tu educación, tu trabajo, encuentras pareja y allí te quedas. O si te mudas, es por razones de educación, o finanzas, o lo que sea. Pero muy rara vez te preguntas, “¿En qué lugar de este hermoso país puedo vivir, que pueda corresponder más a la energía que yo soy?”. Y empiezas a mirar alrededor, para ver si estás bien, si deberías quedarte, o mudarte, y hace algunos años no habrías hecho eso jamás, nunca.

De pronto, eso que tú eres – tu nombre va aquí – de pronto empieza a transformarse. Se sale del eje de lo normal y la gente a tu alrededor lo nota, y si los pudieras oír, dirían, “Bueno, ella se perdió. Él se perdió. Hemos perdido a otro” (se ríe). Y lo que están viendo es a muchas almas antiguas que se reúnen, no alrededor de otras almas antiguas, sino alrededor de energías del planeta que tienen más sentido. Con gente que tiene más sentido para ellas. Con energías que se corresponden más con la belleza, la compasión y el amor, y no con el drama o los chismes, o hacer pedazos a otro ser humano.

Queridos, el cambio está llegando. Y empieza dentro de cada ser humano. Y el mensaje de hoy para ustedes es que no lo combatan, no le teman. Acabo de darles hechos en los que algunos están realmente participando en este momento, en este grupo, entre los que escuchan, y necesitan oírlos.

Vayan del miedo a la celebración. Atrévanse incluso a hablar a su cuerpo: “Gracias, por lo que está pasando. Tráeme más. Trae más. Me gusta esto – (en voz baja): aunque no lo entiendo. No sé adónde voy – (en voz baja): y tengo un poco de miedo – pero voy de todos modos. Porque entiendo que el que tiene un poco de miedo es mi viejo yo, que se ve arrastrado a un lugar en que nunca estuvo. Un lugar de madurez de consciencia, un lugar prometido a la humanidad durante eones”.

Un lugar que ha estado allí todo el tiempo, escondiéndose en su mismo ADN, esperando ser activado, y que digan “Estoy listo”.

Están aquí, aquí mismo en estas sillas, los que no conocen el futuro y le tienen miedo. Porque las cosas cambian fuera de ustedes. Les diré algo: tienen la ayuda de Dios. ¡Tanta! Estamos a su alrededor, de todos ustedes.

Les diré algo que debieran saber, y con esto terminamos. En todo esto, podrían decir que mi próxima frase va a ser: “Bueno, aguanten allí. Bueno, solo entiendan que todo estará bien”. Y no es eso lo que quiero decirles. Les diré algo que no esperan: Hay una energía, aquí mismo, en este salón, en este planeta, para todos los que escuchan, que ha estado esperando que ustedes hagan esto mismo: empezar el proceso de evolución.

Y en eso, ustedes serán agarrados y los traccionarán por un agujero (se ríe) y ese agujero se llama belleza, compasión, cambio, paz. Porque no tendrán que luchar por esto si sueltan, porque acaban de convocar a una energía que es más grande que lo que nunca ha sido, que las conoce, almas antiguas, porque brillan como el sol.

Hija de Lemuria, hijo de Lemuria – una frase que usaremos y significa cualquiera que literalmente tomó las semillas que se enseñaron allí y están aquí hoy, que es la mayoría de ustedes que empiezan a sentir esto. Y estamos aquí para hacerlos pasar por ese agujero – casi como un nuevo nacimiento hacia una belleza que no esperaban, donde las cosas tienen sentido, donde las cosas resultan de manera diferente, y no se tarda tanto en llegar allí. Verán: las cosas son distintas de como solían ser.

Hay unos pocos de ustedes que han sido pasados por ese agujero y pueden pararse al otro lado aplaudiendo y diciendo, “Que lo hagan, que lo hagan” (suspira). El renacimiento de la consciencia en este planeta, que viene de una energía vieja, vieja, que empieza a evolucionar rápidamente. Esa misma cosa que ustedes dan, llamada intención, nos da permiso para empezar a tirar de ustedes.

No se equivoquen: estamos hablando de una evolución de la consciencia, la creación de la sincronicidad y la belleza de permitir que sucedan cosas que han imaginado y dado su intención para ellas (suspira). De modo que ustedes hacen las afirmaciones y se preguntan si rebotan contra la pared. No lo hacen. Todo lo que han dicho, lo hemos oído. El tiempo lo es todo. Pero quiero que se preparen para un ritmo rápido, algo que no esperaban, que mejorará lo que están atravesando, y al terminar eso lo comprenderán todo.

Ahora dirán, “Está bien, ahora estoy en un lugar donde nunca imaginé estar. Estoy en paz con todo ello”. Y la gente acudirá y dirá, “Pero, ¿qué está pasando?”. Y ustedes les sonreirán lo mejor que puedan, y dirán: “No lo sé” (se ríe; risas del público). Han llegado.

Y así es.

Kryon

Nota. Canalización de Kryon por Lee Carroll y Adironnda por Marilyn Harper San Antonio, Texas, 10 de febrero de 2018. Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro. Edición y Difusión: Juan Angel Moliterni (www.escuelaclaridad.com.ar). Se autoriza la redistribución de este boletín e información personalmente y vía Internet con la condición de que el contenido permanezca intacto, de que se respeten los créditos del servicio, los autores, los editores y se mencionen la fuente y enlaces correspondientes. Ayúdanos a distribuir información de vanguardia, reenvía este LINK a todas las personas potencialmente interesadas, gracias.

Donaciones

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *