Evolución Interior

con No hay comentarios

logo de las enseñanzas de kryon a la humanidad

Introducción

Marilyn Harper:

Ahh! De modo que buen día para ustedes, ¿ah? Qué bueno ver sus energías, presentamos la nuestra, somos Adironnda, venimos de allá lejos de la 17ª dimensión solo para ver su luz brillante.

Queridísimos seres de luz, traemos con nosotros a todo nuestro Consejo solo para ustedes, de humanos, gente, seres que han estado en forma humana y más allá. De modo que, como ustedes entienden y saben, ¡ja! con la guía de Kryon, nosotros somos un 8. Adironnda es un 8. Y Marilyn, con su nombre de nacimiento y su nombre de casada, y su nombre álmico, todos sus nombres, suman un 11 y un 22, con la conexión energética de un 7. Como ven, no le quedaba otra opción (se ríe). Y puede que ustedes hoy tampoco hayan tenido opción, porque el día de hoy suma un 5.

Ustedes se están transformando, están cambiando, están acomodando su energía, aunque como la querida dama dijo han sido conducidos por otro, ustedes hoy están cambiando su consciencia. Han elegido, queridísimos seres de luz, estar aquí en esta maravillosa época del planeta. Como esa elección es para que su alma pueda evolucionar hacia la iluminación, ustedes se ofrecieron como voluntarios, levantaron la mano y dijeron: “Está bien. Elígeme”, y bajaré a este planeta con este vasto cambio con este grupo. Ustedes están acomodando ese cambio en su energía, y al hacerlo encienden el alma que están destinados a ser. Y allí es donde el cambio llega hoy, nosotros trabajamos en su cuerpo emocional, como habrán visto cuando entramos, entró una energía en el salón y se calentó un poco ¿ah? (se ríe) y sepan que en esa energía su alma, su corazón, se abre, y nosotros estamos como bailando a su alrededor con los guías suyos y sus energías, porque en ese enfoque, en esa conexión su alma todavía está diciendo “Haré eso. Iré allí. Elígeme”.

Entonces, ¿qué tendría que cambiar para que vuelvas a levantar la mano? ¿Qué tendría que cambiar en tu mundo hoy para provocar eso? Últimamente hemos estado trabajando con la percepción consciente, y reconocemos esa percepción consciente, porque en este planeta hay tantas personas que se mueven por él y parecen totalmente no enterados de por qué están aquí, y cómo aparecieron, y qué están haciendo, y saben que están aquí por alguna razón y no saben cuál es, y siguen adelante con sus cosas y parece que no reciben respuestas. Y ustedes sacuden las cabezas asintiendo, sí, sí, y entiendan que esto es porque hacen la pregunta en voz muy alta y nadie puede oírla; verán: la respuesta está todavía dentro de ustedes. Ustedes son los iluminados.

De modo que al quedarse quietos les pedimos que se den cuenta de ese hábito que tienen de decir: “No sé para qué estoy aquí”. Ese hábito que tienen de decir: “No tengo dinero para hacer esto debido a bla bla bla”. Eso es un hábito. ¿Con qué hábitos te estás autodefiniendo? Les pedimos, queridísimos seres de luz que son, ¡deténganlo! Detengan eso de definirse a sí mismos por un hábito que es un instinto aprendido que han traído de antes de nacer, en el vientre de su madre.

¿Cómo les gustaría definirse a sí mismos?

Marilyn estaba tan entusiasmada cuando hizo el cálculo y Adironnda le dio un 8; eso no fue por accidente. ¿Lo ven? Hoy tenemos una nueva manera de tomar ese 5. El 5 también tiene que ver con encontrar el lugar de equilibrio, porque en inglés cuando escriben el 5, no tiene un cimiento, se hamaca, es asimétrico, de modo que la parte de arriba busca una guía mientras la parte de abajo se mece, y aquí están ustedes.

Entonces les pedimos que tomen conciencia de esa energía de equilibrio que están creando en su vida. Mañana es un 6 ¡Ujuu! (risas) porque ustedes cambian hoy para reconocer mañana la armonía en su vida. ¿Cómo les suena eso, eh? Para que entiendan que ustedes todavía son los que están a cargo de eso; todavía son los que están diciendo: “Muy bien, ¿y ahora qué sigue?”. De modo que estén aquí y ahora; ámense a sí mismos justo donde están, y sientan el cambio que llega a su interior hoy y mañana, porque están ciertamente echando los cimientos para el resto de este año. Y la parte de esos dos onces, parados uno al lado del otro (N.T. ¿se refiere al domingo 11?), 2018 es un 11, tiene que ver con tener aún poco cimiento, pero igual buscando las estrellas.

Se necesita valentía para avanzar; sabemos que cada uno de ustedes tiene esa valentía y honramos eso, amamos eso. Y queridísimos seres de luz, los amamos a ustedes; hemos venido de tan lejos solo para poder verlos, ver su corazón, ver su alma, ver su duda, ver su miedo, ver su iluminación.

Estamos aquí para ayudarlos a sentir cómo es estar contenidos en total y completo amor incondicional, y estamos agradecidos por eso.

Los amamos profundamente.

Los saludamos Namasté.

Lee Carroll:

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Adironnda y Kryon han venido por una razón: la iluminación. Para darles la historia de la luz en ustedes y la historia de la luz en el planeta y ayudarlos a atravesar el cambio. Esos son los atributos de ambos. Y no les voy a dar otra historia diferente de la de quien está junto a mí, porque ambos venimos del mismo hogar. Venimos de ese lugar que está más allá de lo que llaman el velo, que se está adelgazando cada vez más. Al oír esto, algunos de ustedes lo reconocerán, sabrán que lo que les decimos es la verdad pura, básica.

Queridos, hay dos capas a las que hay que dirigirse en este planeta, una más que la otra. Los trabajadores de luz, las almas antiguas que se sientan frente a mí, son una. Y los niños son la otra. Porque los niños vendrán sin los hábitos que tienen ustedes, los hábitos de los que les habló Adironnda, los que los definen a ustedes, y definen a Dios, y definen su propósito. No están en los niños, lo habrán notado. Casi podría decirse que ellos marchan al ritmo de un tambor diferente. Y es así, porque no han venido con esos hábitos y ustedes no los pueden educar en esos hábitos en que los educaron a ustedes; pueden haberlo intentado y fracasaron.

Es por eso que aparecen como anti-sistemas, porque ellos saben más. Cuando ustedes les empiezan a decir, y a definir a Dios, ellos saben más. Cuando les empiezan a decir por qué están aquí y qué debieran hacer con sus vidas, ellos saben más. Lo que ellos tienen, en cambio, es una guía que ya traen y que es diferente de la de ustedes.

Queridos, puede que no sea divino, como ustedes lo ven, pero está libre de mucho de ese equipaje que tienen ustedes, sentados en las sillas. El equipaje es el mismo que les hemos estado diciendo durante años, que incluso Adironnda les dijo hoy, ¿qué hábitos acarrean, que ni siquiera los consideran hábitos? Cuando se definen a sí mismos, ¿por qué es que siempre hay una meta al final? ¿De dónde viene eso? Les diré: viene de su educación. Viene de quienes les dijeron: “Existe por esto: para hacer algo. No puedes simplemente flotar”, dicen. “¿Por qué estás en el planeta?”, puede que hayan oído. “¿Qué estás haciendo aquí?”. Y entonces ustedes empiezan a preguntar: “Querido Espíritu, ¿por qué estoy aquí?”. Otra vez; el mismo hábito del que habló Adironnda.

Y la respuesta es buena, y ya se la dijimos antes. Y puede que no la entiendan en absoluto. Están aquí para ser. “¿Quieres decir que no se supone que haga nada?”. Oh, lo estás haciendo, allí sentado preguntando qué estás haciendo. ¿Y qué es? Almas antiguas, ustedes son las únicas en este planeta que tienen la sabiduría y llevan la luz para equilibrarlo; son las únicas. Si estás escuchando esto en este momento, acabo de darte la razón para que estés aquí. Todo lo demás que hagas, es por libre albedrío. Y al final de tu vida, si miras hacia atrás y dices: “Bueno, realmente no hice nada, tal vez solo criar hijos y cocinar” (se ríe). Dices: “No escribí un libro, no ayudé, no inicié una escuela”. Y te decimos que eso es para otros, y ellos lo saben. Lo que tienes que hacer, y por eso estás aquí, es influir sobre este planeta con tu sabiduría, tu historia, tu akash, y tu luz. ¡Y tu luz! Esto es el comienzo de entender.

Esta reunión de hoy es el comienzo de entender. He hablado mucho de qué son los hábitos. Ustedes dudan de que esto sea real; dudan de que sea una canalización en absoluto; el hábito es que les convencieron de que no puede existir, no se puede hacer eso, Dios no lo permitirá. ¿Cuál es su definición de Dios? ¡Eso es un hábito! Por si no lo notaron: les han dicho que Dios es algo así como un padre disfuncional; ¡si no se portan bien serán castigados! No solo castigados; ¡torturados para siempre! Como lo haría todo buen padre.

Esa es la definición de Dios en la mayoría de sus culturas, ¿sabían eso? ¿Por qué no se libran de ese hábito? ¿Por qué no lo eliminan del todo? Empiecen por el principio. ¿Quién eres? “Existo para la luz. Por libre elección haré mi camino y seré tan compasivo como pueda. Y cada vez que tenga un buen pensamiento, irradiaré luz, y cada vez que sea compasivo, que resuelva el rompecabezas, cada vez que abrace a otro ser humano, sienta a Dios dentro de ambos, estaré irradiando luz para el planeta. ¡Esto es lo que yo hago! Y al final de mi vida, sonreiré y diré: Volveré, para hacer más”. Y lo harás, aun cuando no crees que lo harás, sí lo harás.

No te perderás la fiesta, querido, porque esta es la energía que has estado esperando durante eones: la energía que sostiene a la luz; una energía que empujará en lugar de tironear; una energía que está a tus espaldas.

Un poco más tarde daré una canalización sobre el cambio en ustedes; no el cambio a su alrededor sino el cambio en ustedes, almas antiguas. Algunas de las cosas en que están pensando. Es hora de romper con el hábito, ese hábito que dice: “¿Quién soy?”. ¿Qué tienes que saber, que Dios sabe? ¿Por qué tienes que entender cada mínimo detalle de por qué estás allí? Pues yo te diré ahora mismo, si me crees: Dios conoce tu nombre, estás apoyado, y eres necesario aquí. ¿Para qué estás aquí? Para la luz. ¿Cuál es tu meta? Sostener la luz. ¿A dónde vas? No importa, en tanto lleves la luz. ¿Cuánto vivirás? No importa, en tanto lleves luz. ¿Lo entiendes? Se trata de la energía del planeta; esta es tu herencia, literalmente.

Durante miles de vidas a través de tu akash, has pedido estar aquí, alma antigua. Esa es la razón de que estés en esta reunión y escuchando esto. ¿Por qué otra razón escucharías algo tan extraño a tu cultura, que llaman canalización?

Lo digo otra vez: llegará el día en que no sea extraño; tú lo estarás haciendo; será aceptado y comprendido que por tener a Dios en ti tú puedes decir esas palabras desde el otro lado del velo, y te conocerás a ti mismo y conocerás mucho más sobre por qué estás aquí. Tendrás mucha más paz; mirarás la palabra Dios y sonreirás y sabrás que es una energía benévola. Tú eres parte de ella, de la Fuente Creadora que te ama ¡para siempre! Y nunca pensaría en castigarte. Te ayudará en cada decisión que tomes, correcta o equivocada, estará allí para sacarte de la zanja, para celebrar cuando estés en casa; ¡ése es Dios! No el hábito; no necesariamente lo que te dijeron.

Y entonces, ¿qué sigue? Dije que esto es un comienzo; el comienzo de entender y reconocer un nuevo paradigma de quién eres o podrías ser; de quién es Dios o quién podría ser.

Les he dicho que ambos canalizadores que están aquí, yo, Kryon, y Adironnda, y todos aquellos que la humana cerca de mí canaliza, todos, tienen que ver con un comienzo. Si Kryon es un 11 y Adironnda es un 8, sumados dan 1. Tiene que ver con un comienzo: el comienzo de ustedes, de entender quiénes son, en lugar de castigarse constantemente y habitualmente preguntando: “¿Por qué estoy aquí?”. Acabo de decirles: complacido está Dios con todo lo que ustedes son. Relájense en los brazos de Dios y sepan que son amados.

Y así es.

Kryon

Nota. Canalización de Kryon por Lee Carroll y Adironnda por Marilyn Harper San Antonio, Texas, 10 de febrero de 2018. Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro. Edición y Difusión: Juan Angel Moliterni (www.escuelaclaridad.com.ar). Se autoriza la redistribución de este boletín e información personalmente y vía Internet con la condición de que el contenido permanezca intacto, de que se respeten los créditos del servicio, los autores, los editores y se mencionen la fuente y enlaces correspondientes. Ayúdanos a distribuir información de vanguardia, reenvía este LINK a todas las personas potencialmente interesadas, gracias.

Donaciones

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *