Familia Galáctica

con No hay comentarios

logo de las enseñanzas de kryon a la humanidad

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Hablo para los presentes en el salón y para los que escuchan, que no están enterados verdaderamente de quiénes son. Hay tanto oculto, incluso en este punto, incluso con todas las canalizaciones, todo lo que hicimos, incluso para quienes han escuchado la mayoría de ellas, todavía no están plenamente conscientes de quiénes son, de lo que ha pasado, de lo que realmente, verdaderamente ha pasado aquí.

¿Qué tal si les digo que este marcador de la precesión de los equinoccios era conocido por muchos más que aquellos en la Tierra? Ya oímos: “Oh, Kryon, ya te vas a poner raro con nosotros otra vez. Tal vez hablarás sobre ET’s y otras vidas en la galaxia”. Oh, sí, lo haré, y queridos, no es tan raro. Solo les resulta raro porque no lo han visto, pero allí está la lógica de ello para que la vean; la ciencia dice que hay por lo menos 11.000 millones de potenciales para que exista un planeta parecido a la Tierra – solo en esta galaxia.

En la zona habitable en que están ustedes, que les permite tener océanos, belleza, temperaturas para que crezca el ADN, eso ha sucedido una y otra vez durante millones de años en esta galaxia. ¿Por qué dudan de eso? ¿Por qué dicen que la Tierra tiene que ser la única… cuando miran a los cielos los absolutos millones de puntos de luz, todas estrellas como su Sol?

Déjenme decirles algo: ustedes pintan a los ET’s con la consciencia humana, siempre lo han hecho. Todas las historias de ET’s con la posible excepción de tres (se ríe) en su historia, todos llegan aquí con una naturaleza humana. Todos han venido para conquistarlos, para robar su oro, para beberse su agua, para robar sus océanos, quieren esto o aquello, y no les importa nada de ustedes y los van a aniquilar. Queridos, ustedes les atribuyen a ellos el cómo son ustedes. Eso es lo que hace la naturaleza humana; es una barrera contra los potenciales, y no es compasiva, no realmente.

En una vieja energía, la naturaleza humana tiene una compasión selectiva dentro de la familia. Se vuelve sobre sí misma, no hacia afuera. No miran las estructuras de gobierno y finanzas y dicen: “¿No es eso compasión?”. Dicen: “No podemos, no hay ninguna” (se ríe). Sí que hay, solo que ustedes no se permiten verla. Es por eso que a los humanos se les hace difícil cuando les decimos: “Envíen luz al gobierno”, y nos dicen: “No queremos saber nada con eso”. Y nosotros decimos: “¿No tendría más sentido si ustedes muestran el camino, simplemente con luz, con compasión, en lugares oscuros del planeta?”. Incluso eso es más difícil. La naturaleza humana es así, y ahora empieza a cambiar, y por eso estoy aquí.

Esta familia galáctica de ustedes, especialmente los que están eones y más eones por encima de ustedes, los que han existido un millón de años con vida como la de ustedes, con ADN como el de ustedes, saben sobre ustedes. He dicho esto antes, tal vez no tan sucintamente: la gran mayoría de la vida que los rodea en esta galaxia conoce a la Fuente Creadora. Ustedes han estado aquí por muy corto tiempo, son los chicos nuevos del barrio, ya se lo dijimos. Tienen la consciencia más baja que hay. De modo que todos lo que lleguen a conocer de aquí en adelante habrán pasado por lo mismo que ustedes. Hay cosas que ustedes todavía están por descubrir sobre la energía, la comunicación, la multidimensionalidad, que van a cambiar absolutamente todos los paradigmas; todos los paradigmas. Y cuando finalmente tengan eso, habrá un “ajá” sobre por qué ellos saben sobre ustedes.

Cuando ustedes pasaron el marcador, hubo tanta celebración, de tantos, tantos trillones en esta galaxia. Y eso es difícil de creer para ustedes, nunca los conocieron, no les han dicho sobre ellos, no creen en ellos, y aquí están ellos, con amor y compasión, sabiendo exactamente lo que ustedes han atravesado, y ellos los miran y recuerdan su propia historia y dicen: “Lo hicieron, lo lograron, ¡lo lograron!”.

¿Pueden imaginar lo que es una civilización de un millón de años de antigüedad, que se las ha tenido que ver con todos los problemas que ustedes tienen, y ha tenido que resolverlos todos, y que ha tenido paz durante cientos de miles de años, y tecnología que ustedes ni siquiera pueden soñar? ¿Pueden imaginarlo? ¿Cuáles son las probabilidades?

Las probabilidades están muy a favor de eso, de cuán antiguas son las cosas, de cuán antigua es la galaxia, cuán jóvenes son ustedes. Los que trabajan con estadísticas dirán: “Es prácticamente un hecho”. Y luego ustedes miran su vida, y dicen, “Sí, pero nosotros tenemos este ADN, y tenemos los animales, y los humanos, y todo esto y ¿cómo sería en estos otros lugares? ¿Qué cosas fantásticas podrían tener ellos? (se ríe). Y qué tal si les digo que ellos tenían lo que ustedes tienen, porque los elementos que originaron la vida aquí, son los elementos que originaron la vida allá, ¿es tan raro? La Física que ustedes disfrutan es la misma Física de ellos, ¿es tan raro?

Tienen ADN como el de ustedes, muy parecido; un aspecto un poquito diferente, pero humanos; luego los animales, un poquito diferentes; tienen mascotas, tienen compasión, tienen amor (se ríe), y ellos saben quiénes son ustedes, de la manera más benévola y gloriosa que puedan imaginar. Ha pasado por toda esta galaxia lo que ustedes han hecho, y hay muchos observando ahora, mirando cómo la luz empieza a evolucionar, y recordando cómo fue para ellos, a cinco años de su transición (se ríe) enfrentando lo que ustedes enfrentan. Sabiendo los obstáculos, y los prejuicios, y las viejas energías que vienen al vuelo contra ustedes desde muchas direcciones diferentes, tratando de sostener las cosas viejas. Es por eso que nosotros los llamamos trabajadores de luz.

Los faros se construyen para las tormentas, y esta, para la vieja energía, es una tormenta. Para ti, alma antigua que sostienes la luz, has sacado la espada de la piedra y aquí vas. Y van a pasar años, años, antes de que empieces a ver la luz de la manera que yo he dicho, pero está llegando. Está viniendo, y la verás. Y a medida que empiece a revelarse, estarán aquellos que la negarán, y la castigarán e incluso dirán que no existe, con objeto de arrastrarte hacia atrás a un viejo paradigma que les resulta tan cómodo para quedarse.

A los humanos no les gustan los cambios, están acostumbrados a ciertas cosas, porque saben lo que hace la naturaleza humana, sin entender que la naturaleza humana es en sí misma un paradigma viejo. Está evolucionando. Eventualmente ustedes esperarán compasión donde ahora no la hay. Esperarán que los humanos se traten mucho mejor entre sí, de manera natural, cosa que hoy no ven.

Algunas partes de este planeta están muy conscientes de todas estas cosas, y lo han estado por tanto tiempo que se saludan entre sí, y el saludo que tienen aun de modo simbólico, y el gesto de sus manos, dice: “El Dios en mí ve al Dios en ti” (N.T. Namasté). “Lo que esto significa es que hay una unidad entre nosotros, no somos diferentes. Y la consciencia y el pensamiento que tenemos, eso es libre albedrío, pero el núcleo central que tenemos es angélico, es divino. Y eso nos reúne de una manera que ninguna otra cosa lo haría”, y eso es lo que ustedes están aprendiendo, que hay una unidad en todo esto, que va mucho más allá de cualquier cosa que les hayan enseñado necesariamente las doctrinas organizadas.

Los profetas que vinieron a este planeta les enseñaron esto, se lo enseñaron de muchas maneras; ellos no vinieron aquí para que los adoraran, vinieron como ejemplos. Y ahora los ejemplos han regresado, y esa es la segunda venida, o la tercera venida, como sea que la quieran llamar, y llega en la consciencia; se posa sobre ustedes como un despertar, y es hermoso y es amoroso. No les pide que cambien sus costumbres de maneras que pudieran dañarlos; no les pide que resuelvan el rompecabezas porque están equivocados. En cambio, se posa sobre ustedes con perfección, con luz, y los invita con la mano extendida a decir: “Tal vez algo mejor”, para quitar la frustración, de modo que al despertar en la mañana estén en paz. No vienen de un bello sueño para dar un salto y ser confundidos por las dificultades y los horrores de la vida, y muchos de ustedes hacen eso todos los días.

En cambio, despiertan y están en paz, no importa qué pase; ustedes miran estas cosas, estas frustraciones, las dificultades de la vida, y se dan cuenta de que llevan a su alrededor una burbuja de paz que afecta su manera de tratar a la gente en el trabajo, a sus propios hijos, a sus familiares, los que son más difíciles empiezan a ver un cambio en ustedes y ellos empiezan a cambiar.

Así son las cosas; el amor es contagioso; es contagiosa la belleza, la compasión. Y si no es así, ellos se apartarán de ustedes, y ustedes lo notarán. Si ustedes empiezan a cambiar de manera compasiva, y a no reaccionar con dramas, ni retribuirles lo que ellos les hacen, apenas ustedes empiezan a cambiar, ellos empiezan a cambiar, o bien se alejan. Ellos necesitan una caja de resonancia que, cuando ellos empujan, les devuelva un empujón. Y ustedes no lo hacen.

Esa es la belleza de esto; la energía busca su propia oscuridad y su luz, según sea la libre opción del individuo. Pero querido, querida alma antigua, tú estás llena de luz. Tú ya sabes; has estado allí, has hecho eso, y empiezas a entender.

Es por eso que estamos aquí; es por eso que los mensajes son los mensajes, y siempre lo serán.

Volveré.

Y así es.

Kryon

Nota. Canalización de Kryon por Lee Carroll, Michigan 25 y 26 de agosto de 2018. Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro. Edición y Difusión: Juan Angel Moliterni (www.escuelaclaridad.com.ar). Se autoriza la redistribución de este boletín e información personalmente y vía Internet con la condición de que el contenido permanezca intacto, de que se respeten los créditos del servicio, los autores, los editores y se mencionen la fuente y enlaces correspondientes. Ayúdanos a distribuir información de vanguardia, reenvía este LINK a todas las personas potencialmente interesadas, gracias.

Donaciones

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $1.00

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *