La Cosmología de los Universos

con No hay comentarios

logo de las enseñanzas de kryon a la humanidad

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Enterado estoy de este día, de lo que se está diciendo, de lo que acaba de ocurrir. Enterado estoy de quienes están en las sillas. Y los que están en las sillas escuchando en el futuro, porque ya dije antes: es lo mismo. El tiempo no es lo que ustedes piensan que es, queridos. Para ustedes es lineal. Para nosotros, es todo al mismo tiempo. No hay diferencia entre ustedes, ahora mismo, allí sentados, y ustedes, mil años atrás, en otro cuerpo. Porque vemos su alma como ustedes, y el nombre es el suyo, y el nombre es el que cantamos en luz, porque los conocemos. Son parte de la familia, que es mucho más grande que aquella de que creen ser parte.

Y quiero contar una historia. Va a ser la historia de ustedes – pero no la que esperan. Y no es una que yo haya necesariamente contado de esta manera anteriormente. Una historia grandiosa que se destaca en su pureza, su verdad y su exactitud, pero ningún científico estará de acuerdo.

Si quieren saber sobre comienzos, hoy no están de suerte. Porque verán: no los hay. Y esta es una premisa que la humanidad no puede concebir ni un humano individual. Que no hay comienzo ni final, no existe en eso que es su linealidad. Los humanos piensan todo como si fuera una cuerda. ¿Qué largo tiene la cuerda?, dicen. Puede ser tan larga como quieran, pero esa cuerda tiene dos cosas en común: un comienzo y un final. Y esta es la manera en que ustedes piensan sobre absolutamente todas las cosas; su vida tiene principio y final. Cualquier cosa en que puedan pensar: un comienzo y un final. El universo: un comienzo y un final. Piensan así porque así es como parece ser su realidad.

Si entendieran algo del tiempo, la multidimensionalidad de las cosas de que hemos estado hablando, empezarían a entender. Más que solo un círculo. ¿Qué tal si les digo que esa cuerda no tuvo un comienzo y no tiene un final? Entonces ustedes dicen, “Bueno, hay que atarla en un círculo” y nosotros les decimos: no, no hay que atarla. Eso solo es la imagen que quieren ustedes para ser felices con ese concepto.

¿Qué tal si algo siempre ha sido? ¿Dirían ustedes que hubo un comienzo de Dios? Y de pronto, todos los teólogos van a decir: “No, no, no, porque existió siempre”. Y ustedes dirían, “Bueno, si Dios existió siempre, las creaciones de Dios siempre existieron”. Y luego ustedes discutirían, o pelearían, dependiendo de su actitud, sobre lo que Dios creó.

¿Qué tal si el Creador, que existió siempre, y nunca tuvo un comienzo, siempre tuvo una creación? Eso significaría que los universos estuvieron siempre allí. Sí, queridos. Hay multi-versos, incluso hoy. Ustedes piensan que su universo está más allá de toda medida, y tamaño. Piensen en eso, multiplicado. Siempre ha habido multiversos. Y hay un sistema de creación que va a hacer un nuevo universo de manera regular. ¿Qué les parece hasta aquí?

Siempre existió. Siempre existirá. Sin embargo, dentro de ese marco, hay creaciones todo el tiempo. Una de ellas sería el universo de ustedes. Creado a partir de otros multiversos que siempre existieron. Ahora bien, ellos también tuvieron su tiempo de creación, su tiempo de terminar, a partir de otros que siempre existieron antes de ellos.

¿Cómo es que los multiversos crean un nuevo universo? Esto es una Física que algún día será reconocida y vista como verdad. Ahora mismo están incluso hablando sobre el potencial de multiversos, porque lo han visto respecto a lo que ustedes han llamado el Big Bang – que no lo fue; fue algo totalmente distinto. Su universo es el resultado de otros universos chocando, si quieren usar ese término de modo especial, pero ellos no chocan. En la Física hay muchas clases de Física. Ustedes piensan que tal vez la Física es la Física. En otros universos, incluso en otras galaxias dentro del suyo, la Física es un poco diferente, porque responde a aquello que es creado que la hace.

“Kryon, estás hablando en círculos”. Sí, así es. Hablo en círculos porque ustedes todavía no tienen las líneas que los conectan. Todavía no saben qué significan. Hay algo que yo describiré como una membrana. Es una membrana de energía que rodea a un universo, que lo hace un universo. Pero si tienen muchos universos juntos, un multiverso, puede haber una situación en que ocasionalmente esas membranas se tocan. Y cuando lo hacen, queridos, saltan chispas. Esto es metafórico.

Las membranas se tocaron, y su universo empezó. Lo que ustedes piensan como un Big Bang no tendría sentido ni siquiera para un niño. Si el niño dice, “¿De dónde vino?”. Y le das la imagen y dices: “En el comienzo no había nada. Y de pronto, existió todo”. Dicho sea de paso, eso sería el Big Bang según lo discuten los físicos, incluso hoy. Había un tiempo en que no había nada, y de pronto, hubo todo. Y hasta un niño dirá, “Pero espera un minuto, ¿todo eso no tenía que provenir de algo? Si no había nada”. Y allí es cuando los físicos dicen, “Vete, niño” (se ríe). Como ven, aquí hay algo más.

Hasta el comienzo – si quieren llamarlo así – de su universo tenía algo especial. Una creación, una forma. No fue materia creada de la nada, queridos; siempre existió. Pero estaba listo para venir a una dimensionalidad que ustedes hoy conocen como su universo. Y entonces empezó. La expansión que luego lentamente se convirtió en las galaxias. Las galaxias se convirtieron en otras cosas. La materia que estaba dando vueltas se asentó un poco. Miles de millones de años pasaron. Y en esos miles de millones de años – y esta es la parte importante – los mismos procesos que crearon la vida en su planeta, la crearon en muchos otros.

La vida se crea naturalmente, de los procesos, de los elementos que todos disfrutan, la misma tabla periódica de elementos, con más o menos los que ustedes aún no han descubierto, están presentes en todas partes. Las mismas cosas que crearon la vida en su Tierra, crean vida en todas partes. Tienen eso en común; los elementos son los mismos. Y cuando se los junta en las mismas clases de tamaños, soles, gravedad, atmósfera, cambios, agua, lo que se consigue es muchas tierras. ¿Cómo podría ser de otro modo?, podrían decir.

¿Cómo pueden mirar a las estrellas y decir que están total y completamente solos, simplemente porque nadie les dijo hola? Y dicho sea de paso, eso es una teoría común. Como nadie nunca les dijo hola, por lo tanto nadie existe. Muy común. Hay una razón para que no les hayan dicho hola. Se la diré, si no la saben ya.

Están allá afuera. Lentamente, a medida que este universo se enfriaba, tomaba su lugar, pero seguía creciendo, las galaxias se formaron así como las ven hoy, las estrellas, como las ven hoy, los planetas alrededor de las estrellas tal como ustedes hoy saben que están aunque no puedan verlos; están allá. Y en el esquema de las cosas, empezó la vida.

¿Dónde estaba la Tierra, cuando empezó la vida en planetas de su galaxia? La respuesta es: estaba en su infancia, haciendo las mismas cosas, porque tiene más o menos la misma edad. Y sin embargo la vida no se sostiene porque todavía no está del todo madura. Ustedes tuvieron tanto como cinco inicios, queridos. Inicios naturales de la vida en este planeta. También terminaron. Y cuando hablo de vida, digo vida microbiana, plantas, las mismísimas esencias del comienzo de cualquier tipo de vida. Y no sobrevivía porque no podía sostener el círculo, el ciclo necesario.

Otros planetas la tuvieron y permaneció, entonces ellos tuvieron un adelanto masivo con respecto a ustedes, ¡millones de años! Antes de que la vida realmente comenzara aquí, ya había vida en otros lugares. La progresión natural de la vida así como la conocen, sucedió allá. Hasta que algo estuvo listo y lo cambió todo. No estoy hablando del mundo de ustedes; hablo de muchos otros.

Ellos tienen su propia historia de la creación, el tiempo en que humanos muy parecidos a ustedes tuvieron a la chispa de la divinidad llegando de distintas maneras. A veces fue directamente desde el Creador. A veces vino de otros lugares. Pero tuvo que haber uno que fue primero. Ciertamente, aquellos que ustedes llamarían ángeles, o parecen ser ángeles, pusieron la chispa de la vida en una sociedad y le dieron el conocimiento. Lo mismo que les pasó a ustedes; desde el animal hacia la magnificencia. Hechos a imagen y semejanza del Creador eran ellos, igual que ustedes. Y comenzaron sus civilizaciones.

Esas civilizaciones no eran una prueba para ellos; eso era una prueba de la energía de la oscuridad y la luz. Y a lo largo de una enorme cantidad de tiempo según ustedes lo miden, algunas llegaron a la ascensión. Ellos descubrieron cómo eran las cosas multidimensionales, se dieron cuenta de la oscuridad en que estaban, y salieron de ella. Pasaron miles de años antes de que se dieran cuenta de que su consciencia había cambiado. La consciencia se elevó tanto en su planeta que incluso podían vivir cientos y cientos de años, y por su sola consciencia ellos podían cambiar la Física misma de su planeta. Muy parecido a ustedes, como lo han hecho los Maestros en este planeta.

Y cuando fue el momento y estuvo listo, ellos miraron alrededor y vieron que era bueno, y volvieron sus ojos a otro conjunto de estrellas lejanas. Y ellos se instalaron en algunos de esos otros planetas, para iniciar otro planeta, para darle los mismos tipos de opciones, para empezar a construir una familia de maestros ascendidos en planetas que cambiarían la vibración del universo en el futuro.

Eventualmente, cuando bastantes de ellos cambiaran, cuando llegara el estado de ascensión de no tantos planetas, el universo mismo empezaría a vibrar de modo diferente, y cuando ese universo se hiciera parte de los multiversos de todos los otros, ellos crearían otro más. Y otro más. Y otro más.

Y la cosa que sería el catalizador, la compleción de cuando fuera el momento, sería el nivel de vibración. ¿Cuán cerca podía ese universo emular y vibrar? Todo vibra, queridos. ¿Cuán cerca podía vibrar, cuán cerca del Maestro Creador mismo? Y cuando llegara ese punto, las membranas se tocarían y otro “Big Bang” ocurriría.

Acabo de darles la Cosmología de todo. Y es bellísima. El que había sido tocado por otro, el planeta, tenía su oportunidad para pasar también por la oscuridad y la luz, hacer elecciones. Algunos lo hicieron, otros no, y eso es todo. Pero cuando llegó la hora miraron alrededor y dijeron, es bueno. Y luego miraron a otro conjunto de estrellas más allá del suyo, y luego otro, y así siguió. Queridos, siguió por un millón de años o más, dos, tres, cuatro. ¿Dónde estaba la Tierra durante este tiempo?

Todavía tratando de obtener el inicio de la vida. Cinco veces. Durante largo tiempo este planeta decaía, no sostenía la chispa de la vida. Finalmente recibió la fotosíntesis, y cuando recibió eso y empezó lo que es el comienzo de lo que hoy ven, otra civilización había venido y se había ido, y había llegado a la ascensión, y había sembrado a otros planetas, y estos habían sembrado a otros planetas más. Ustedes fueron el chico nuevo del barrio, créanme. Nuevos, ¡nuevitos! Frescos, no muy viejos, no antiguos en absoluto.

Y luego ustedes empezaron a ir por sus civilizaciones, y atravesar sus guerras, y todas las energías oscuras como hicieron todos los demás. Y mientras ustedes lo hacían, había docenas de planetas ascendidos que los miraban. Ellos sabían quiénes eran ustedes; observaban qué iría a pasar. Libre albedrío; no podían venir, no podían ir, no podían tocarlo. Y cualquier otro que pudiera querer hacerlo, era mantenido lejos, y todavía lo es, dicho sea de paso. Para que ustedes pudieran llegar a lo que es libre albedrío: ascensión o no. Autodestruirse o no. Libre albedrío. Porque es con la libre elección que sus decisiones se hacen puras.

Se ha hecho la pregunta: “Querido Kryon, ¿por qué simplemente Dios no enciende la luz y todos van al Hogar?”. Eso es porque, con libre albedrío, tienen la oportunidad de hacerlo puro porque su consciencia decide qué pasa aquí. Están todos observando.

Los últimos, los Pleyadianos, pasaron por lo suyo, y cuando llegaron a cierto punto dijeron: “Esto es bueno”, y vinieron aquí. Hoy celebramos esa venida aquí. Incluso decimos, y yo honro a la que está a mi lado, la maestra Peggy, “Como es arriba, así es abajo”, esa es la frase que dice: la divinidad eres tú. Pertenece aquí, sobre el suelo, con ustedes y su magnificencia, porque en esta coyuntura ustedes acaban de dar vuelta a la esquina y están empezado aquello que todos ellos han esperado. Con libre albedrío, en este momento, está rodando una bola que no se puede parar. Puede hacerse más lenta, puede acelerarse, puede ensuciarse un poco por un rato, pero no puede ser detenida, y es la bola de la nueva Lemuria.

Es una bola de Ascensión que está rodando en su tiempo, en su historia, que dice: “Este planeta en particular lo ha logrado, ha llegado a ese extraño lugar de aprender qué viene después, yendo desde lo viejo a lo nuevo, aprender a ir desde una serie de dimensionalidades de un dígito a dígitos múltiples de dimensionalidad. Un tiempo incómodo, tal como cuando ven a sus niños llegar a la adolescencia, pasando por las vueltas de subir y tener aspecto raro, y actuar raro; eso son ustedes justo ahora.

Alma antigua que estás escuchando (o leyendo), ahora o después, estas cosas que te acabo de decir son verdaderas. Tu ciencia, que sacude la cabeza ante todas estas cosas, a lo largo del camino, algún día lo admitirá. Y si no lo hacen, si son obstinados, tendrán que hacerlo cuando aquellos de las estrellas aterricen aquí y digan hola. Y lo harán, porque la familia hace eso.

Los Pleyadianos saben sobre sus semillas estelares ahora, porque es un tiempo en que empiezan a reunirse, ellos reconocen que ustedes están allí. ¿Cuál es la razón para que ellos no los hayan visitado hasta ahora? Son múltiples. Número uno: ustedes no creen en ellos, no realmente. Número dos: ustedes todavía tienen una vieja energía, ustedes son muy peligrosos. ¿Saben ustedes qué ocurriría hoy en día si un vehículo de cualquier clase, de cualquier formato, cualquier energía, decidiera aterrizar en el césped de la Casa Blanca? ¿Tengo que decirles qué sucedería? Ustedes son peligrosos; no están preparados.

Llegará un tiempo en que una consciencia más elevada realmente los esperará. Eso empieza cuando ustedes empiecen a oír a sus Madres de las Estrellas, y reconozcan la realidad de lo que acabo de decirles, y el amor que ha intervenido en la creación de una consciencia hecha a imagen del Creador. Como es arriba, así es abajo. Ustedes son el abajo, en este momento. Y tendrán un tiempo en que se fusionen con lo que es arriba y no puedan ver diferencia. Esa es la promesa de lo que está viniendo al planeta – no ahora. No por cien años, pero está viniendo. Pero la diferencia entre ahora y dentro de cien años va a ser asombrosa. Y no va a ser de alta tecnología; va a ser alta consciencia, y la diferencia es muy grande. Eso es lo que enseñamos.

Yo vine aquí en 1989. Yo estaba aquí cuando la precesión de los equinoccios estaba a pleno, sabiendo muy bien que en el Campo estaba el potencial de que ustedes no se autodestruirían como habían dicho sus escrituras que lo harían, como los antiguos profetas habían dicho que lo harían. Y ustedes no lo hicieron. Y eso, queridos, es hermoso. Eso, queridos, muestra que hay un poco de magnificencia aquí que se les pasó por alto.

Es por eso que estoy aquí, y es por eso que las semillas estelares, con que ustedes se han encontrado en estos dos días, están aquí. Es por eso también, que se hizo la declaración; ¿quieren saber quiénes son realmente las semillas estelares? Son todos ustedes. Es hora de comprender el potencial. ¿Es eso correcto? ¿Podría yo tener razón? ¿Podrían ustedes haber venido de otro lugar que no es este?

Yo estoy enamorado de la humanidad por estas razones. El amor por la humanidad se acelera al ver al niño crecer para ser adulto, para darse cuenta de pronto de quién es, para tener consciencia de sí, e iniciar el viaje de descubrir: “¿Quién soy yo? ¿Cómo llegué aquí realmente? ¿Qué es, realmente, lo que viene ahora?”. Eso está llegando. Y cuanto más lo esperen, más rápido llegará.

Oh, volveré. Hay más. Pero por ahora, y para estas reuniones, y para este momento de revelación de las semillas estelares, digo:

Y así es.

Kryon

Nota. Canalización de Kryon por Lee Carroll. Reunión de Semillas Estelares Lemurianas. Mensajes desde las Estrellas 10 y 11 de Octubre de 2020. Desgrabación y Traducción: M. Cristina Cáffaro. Edición y Difusión: Juan Angel Moliterni (www.escuelaclaridad.com.ar). Se autoriza la redistribución de este boletín e información personalmente y vía Internet con la condición de que el contenido permanezca intacto, de que se respeten los créditos del servicio, los autores, los editores y se mencionen la fuente y enlaces correspondientes. Ayúdanos a distribuir información de vanguardia, reenvía este LINK a todas las personas potencialmente interesadas, gracias.

Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *