La Guía Espiritual

con No hay comentarios

Por Juan Ángel Moliterni

imagen del boletin el ángel de la claridadContinuando con el contexto de la sincronicidad, ¿cuál es el significado de “guía espiritual”? Una manera de verlo sería como cualidad especial de in-formación que llega hasta ustedes para ayudarles, y que se comunica directamente con su espíritu. Es in-formación que no se apoya en un entendimiento materialista de la vida. La guía espiritual nunca niega que son parte del mundo material, pero viene de una fuente que está más allá de una simple perspectiva material de la vida. No es una cuestión de cuál sea su procedencia, sino más bien de cómo les afecta. Les conmueve en sus ideas, sus valores y sus motivos; y siempre se remonta a los cimientos necesarios de un ideal espiritual personal.

Cuando llega la guía espiritual, siempre activa un modo de entender el problema que aún no se les había ocurrido a nivel consciente. Algo que al experimentarlo resulta ser más sabio que sus intelectos conscientes y racionales. La guía espiritual siempre exige de ustedes algo más de lo que su personalidad consciente del yo está dispuesta a dar. Seguir la guía espiritual (no “el” sino “la”) siempre significa, de alguna manera, una expansión del alma. Algunos sucesos sincronísticos, refuerzan o les recuerdan lo apropiado que es la orientación que sienten que reciben. No sólo es un impulso interior, también hay señales externas que confirman que están en el camino correcto (cuando la siguen fielmente). Abordar su realidad con el espíritu de la guía es apertura, y un deseo que se les muestre un camino mejor.

¿Pueden abordar el problema con el espíritu de la guía, con apertura y un deseo de hacer a un lado sus ideas preconcebidas y permanecer abiertos a una nueva manera de ver ese problema? A menudo tienen un apego al problema, y les resulta difícil imaginarse que eliminarán ese problema en sus vidas. El espíritu de la guía requiere de ustedes un deseo sincero de dejar ir al pasado sus dificultades y sus problemas, lo cual significa dejar que se vayan sus prejuicios, sus inclinaciones y sus nociones preconcebidas de cómo va a resolverse ese problema.

Deben saber que el espíritu de guía es realmente bastante paradójico. Por un lado, les pide que sean humildes y también que tengan confianza (les dice que hay una fuente de sabiduría dentro y fuera de ustedes). De esta misma manera bipolar, les pide que sean receptivos y que estén dispuestos a actuar y aplicar el consejo que reciban. Así que sería ambas, la humildad con confianza y la receptividad con la disposición de actuar.

Es necesario hacer un hincapié en la necesidad de equilibrio entre la lógica y la intuición. Cuando llegan a la “casa de la guía espiritual”, no van a “dejar en la puerta” sus habilidades lógicas y analíticas. Necesitarán ser capaces de poner en práctica su capacidad de análisis al mismo tiempo que su capacidad intuitiva de sincronizar con el aspecto invisible de la vida. El proceso siempre consiste en encontrar este equilibrio al trabajar con ambos lados de su cerebro, por decirlo de alguna forma. E inclusive más allá.

¿Cuán accesible es, realmente, la sabiduría interior? Es una cuestión de educación y práctica consistente. Se puede aprender la accesibilidad al arte de la canalización y recibir la información del espíritu de la guía. Este arte se podría decir que es simple, lo difícil aquí es la mente humana, porque ésta actúa como filtro. Lo importante es que es posible establecer los cimientos de la guía espiritual con un trabajo consciente-consistente-constante. Todos tienen acceso a recibir guía espiritual en la forma de inspiración que surge de la meditación. Esto es algo que pueden hacer prácticamente cada día. En cualquier momento del día la meditación puede ser una herramienta para la guía.

Pueden recibir al espíritu de la guía en meditación, porque la meditación es un estado receptivo. Para entrar en la meditación y alcanzar el estado receptivo se necesita aquietar la mente consciente. Consiste en hacer a un lado el yo de la personalidad y despertar el yo de la individualidad. Pueden usar por ejemplo una palabra o frase que hayan escogido como su ideal espiritual, como punto de enfoque para su atención durante la meditación. Mantener su atención necesita mucha práctica. Sin embargo, con la práctica coherente y reiterada aprenderán cómo empezar a disminuir su lista de actividades y el parloteo mental. Aprenderán a estar receptivos y abiertos a su mente superior (Buddhi) y Su orientación. En el breve lapso de 60 segundos pueden establecer una conexión fiable con su yo interior. En tan sólo un minuto pueden comenzar a sintonizar con el espíritu de la guía. Luego deben salir a la vida cotidiana y esperar la sincronicidad –la respuesta.

Sigamos considerando cuidadosamente esto de cómo funciona el recibir al espíritu de la guía. NO mediten sobre el problema o la pregunta en cuestión. En su lugar, mediten primero sobre su ideal espiritual o su afirmación para conectarse con su individualidad más sabia e iluminada. Puede que les lleve un minuto, cinco minutos o media hora. Al terminar este período silencioso de atención enfocada es una buena idea recitar alguna oración de sanación para los demás o para el planeta. Entonces, al final de su meditación tendrán presente la pregunta o el problema que formularon anteriormente en el proceso de guía.

El trabajo que realizan durante la meditación prepara el escenario para que la guía espiritual fluya en sus vidas y de maneras diferentes. Recuerden, los primeros cinco o diez minutos son exclusivamente para conectarse. Entonces, al final de la meditación simplemente hacen la pregunta y ven lo que sucede. Quizá sea esa voz pequeña y sosegada que les habla, o una nueva conciencia de esa situación particular (que plantearon), o una nueva percepción consciente de un desafío que necesita superarse antes de que puedan ver claramente qué es lo mejor. O tal vez reciban una fuerte corazonada o intuición sobre qué es lo que deben hacer. Permanezcan alertas a lo largo del día o en los días sucesivos. Esto es práctico y directo. Denle una oportunidad a este proceso trascendental.

Honren la sincronicidad y sigan las señales. No seguir las señales es exactamente igual a cuando alguien les da un regalo y dicen: “Oh, gracias, pero no tenías por qué hacerlo”… es como decirle al universo, “no quiero más la guía espiritual”… es igual a decir en su trabajo: “Nunca lo lograré”, es limitar su realidad. Entonces la sincronicidad y la multidimensionalidad no serán parte de su realidad, en cambio sí lo será la linealidad (causa-y-efecto) y la unidimensionalidad porque abandonaron antes de empezar. La Nueva Tierra, el Nuevo Humano, la quinta dimensión de luz, la plenitud de la vida funcionan fuera de la lógica humana lineal. Entonces pueden meditar para expandir su conciencia hacia frecuencias superiores de conciencia. Las energías entrarán en su forma vía su glándula pineal, pero el proceso ocurrirá en su mente multidimensional-holográfica. Su mente multidimensional comprenderá mejor la situación si resuena con la quinta dimensión y más allá. Su conciencia pentadimensional acelerará grandemente sus poderes de co-creación. Queridos, hay más que lo que piensan. Al seguir las señales están construyendo el puente aro-iris a la consciencia superior. Pueden cambiar su propia realidad. Honren la sincronicidad y sigan las señales, es tiempo de reclamar la Maestría.

A pesar de que la intuición, la creatividad y la inspiración son funciones normales, generalmente no están abiertos, en paz, o no confían lo bastante en ellas para dejar que se expresen. La meditación es una vía para ayudarlos a alcanzar la sincronía y estar en contacto con su intuición.

Cuando están en un estado meditativo profundo, están en contacto con su intuición. Millones de células nerviosas de todas las áreas de su cerebro están “hirviendo” de sincronicidad; es decir, están enviándose unas a otras impulsos eléctricos bien coordinados. Muchas partes del cerebro están resonando, y el cuerpo y la mente están actuando como una unidad. En tales momentos, saben instantáneamente lo que tienen que hacer.

“Cuando no se conoce el rumbo (Dhármico), no se hace un esfuerzo en esa dirección. Por lo tanto, no es posible progresar” –Maestro Ascendido El Morya.

Lo que importa acerca de la creatividad no es necesariamente el resultado sino el acto en sí mismo.

Cuando al estar en la oscuridad, no luchen para estar en la luz, y cuando estén en la luz, no quieran retenerla por temor a la oscuridad… serán libres!

Es en lo desconocido y en aquello por descubrir (Dharma) donde te encontrarás a ti mismo, tu esencia original y tu escalera al cielo.

El espíritu de la guía requiere algo más que métodos sensatos y técnicas fiables. El valor central que hayan establecido para su vida ejerce una gran influencia en la calidad de la orientación que se recibe. Quieren dirección que dé buenos frutos, para el más alto bienestar de todos. Y eso es muy probable que suceda si han formulado con un sentido claro y evidente su ideal espiritual personal o valor central.

Un ideal es algo crucial en el proceso de guía porque dentro de todos ustedes hay demasiadas opiniones contradictorias y puntos de vista, y cada uno de ellos se erige como la fuerza de dirección primaria. Consideren esta analogía. A veces un problema en la vida les deja con la sensación de que estuvieran en medio de una neblina, flotando a la deriva en medio de un océano turbulento. Al tratar el problema, la neblina simboliza las opciones confusas que les vienen a la mente. Un ideal es como un faro que brilla con intensidad en la niebla y les indica el camino a casa. En las diferentes capas de la mente, un ideal sirve de faro guiando a un barco sobre un océano turbulento y nebuloso. Queremos dirección que dé buenos frutos, una vida saludable y satisfactoria para ustedes y para aquellos que están a su alrededor. Y eso es muy probable que suceda si han formulado con un sentido claro y evidente su ideal espiritual personal o valor central.

Las normas han de adaptarse a la situación presente y no a un código. Eliminen las viejas formas e ideas y observen los Nuevos giros de la vida… la nueva orientación, la nueva energía… y abrácenlos… y así como limpian una ventana sucia tendrán una nueva mirada de la vida, de su vida… abandonen las expectativas… dejen de vivir una vida buscando la luz al final del túnel que no verán… su naturaleza les impele a ampliar el potencial de su conciencia, a danzar con el ritmo de la Nueva Tierra.

Esta es una semana especial…se encuentra bajo la energía y bendición del Buda, a través del festival de Wesak… canales puros y mentes liberadas son los principales requisitos en este momento… la demanda de los discípulos mundiales traerá lo que el mundo necesita, más la intensificación de la luz en la cual se verá la verdadera luz… los grandes iniciados celebran este festival en los Himalayas desde tiempo inmemorial; se reúnen para recibir la voluntad divina, y comenzar a trabajar de acuerdo con el año venidero… el festival de Wesak representa un esfuerzo grupal… sintonícense con el grupo permitiendo así la transmisión de energías, y de esta manera la Luna Llena de Tauro resultará una fiesta del Espíritu… Que el Loto Blanco se despliegue en todos ustedes y derrame las bendiciones para experimentar el corazón, que está experimentando “lo más sagrado entre lo sagrado”. ¡Que su esfuerzo sea bendecido!

Consideren esto: el ideograma chino para la Música (que se pronuncia “yueh”) es el mismo para Felicidad, (que se pronuncia “lo”). Esto implica que la música y la felicidad están íntimamente relacionadas; incluso pueden convertirse en una misma cosa.

Ustedes unen los puntos (linkean) a través de su percepción distorsionada. Dense cuenta de que la mayoría de lo que ven es una ilusión. Sin embargo, ese es el juego de la Maya, por eso el problema no está en el objeto que es ilusión, sino en el Ver del sujeto. Cuando llegan a encontrar lo que ya no cambia, aquello que trasciende la experiencia [que eres tú], que es la conciencia que queda después de las experiencias, ahí ingresaron en el proceso de maduración, y se encuentran fuera de la ilusión.

El caos es la ilusión de que algo está ocurriendo, cuando en realidad nada está sucediendo que sea real en la Mente de Dios. Cuando crees que algo que está pasando no está pasando, tú formas también parte de la ilusión que es la definición del caos.

Cuando llegues al punto en el que no sabes lo que está arriba ni lo que está abajo… entonces es cuando estás listo para el cielo… ¡te esperamos!

En el proceso de la Ascensión, el cuerpo es la solución, no el problema.

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Dejar un comentario