La Hermandad Femenina Lemuriana (12)

con No hay comentarios
[Total:0    Promedio:0/5]

logo de las enseñanzas de kryon a la humanidadSaludos, queridas damas; Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

En este momento mi socio se aleja, bien lejos. Ya lo hemos dicho; para quienes no lo oyeron: aquí no hay secretos, no realmente, pero mi socio se aleja en honor del género que se ha reunido aquí, verdadero honor. Ya dijimos antes: no se dejen engañar por la voz, es una voz masculina de un varón; que sale de un hombre. Pero el hombre no está aquí, y no recordará lo que estoy diciendo. Del otro lado del velo no existe el género, pero aquí sí. Ustedes se reúnen como un grupo de mujeres, y si consideran el último mensaje, hemos hablado sobre la recordación akáshica: ¿qué es lo que están tratando de recordar, verdaderamente, que las unificaría en una hermandad? ¿Es solo una reunión de quienes tienen algo en común, ser mujeres? ¿O hay algo más? La respuesta es que hay mucho más.

Lo que les contamos la vez anterior que las unificaba en su recordación akáshica, era el recuerdo de sus madres pleyadianas, porque en Lemuria, en los períodos de tiempo en que ustedes estuvieron allí, ellas eran las que estaban con ustedes, sus maestras. No hay nada parecido; en la Tierra no hay nada parecido.

Queridas, las madres lemurianas enseñaban a las madres. En el pasado les contamos que Yawee, el varón que estuvo aquí, el doctor que está aquí, tuvo una madre lemuriana que solía cantarle canciones de cuna. Pero queridas, como maestras, las madres lemurianas enseñaban a las mujeres; por tanto hay una diferencia entre ser hijo de una madre lemuriana o ser su discípula. No todas ustedes fueron bebés de madres lemurianas que eran pleyadianas.

Entonces, pongamos esto en claro: las pleyadianas eran maestras, y algunas también tuvieron hijos, que fueron muy especiales. Pero lo que está en el akash de ustedes es sentarse frente a una madre pleyadiana y oír esa voz que era única y especial porque no era humana, y oír de esa voz las instrucciones para la vida.

Se les enseñó antes que ustedes llevaban los atributos espirituales de la humanidad, eran las chamanas. No quiere decir que se las celebrara en ciertos tipos de vestimenta o se las pusiera en lugares especiales; de ningún modo. Chamanismo en la vida cotidiana. Eso les enseñaron.

Ahora quiero referirme a un mensaje que di antes, y algunas de ustedes estaban aquí: se llama “El Gran Escape“. Quiero hablar de sus filtros. Si pudieran recordar aquellas instrucciones iniciales, ¿qué hay de la voz? ¿cuántos años hace desde eso? ¿cuántas vidas han pasado? ¿cómo es posible que eso aún esté con ustedes? La respuesta es: ¿recuerdan la voz de su madre de aquí? Está allí, en el akash, aunque se haya ido. Nunca la olvidarán; y tampoco olvidarán a la madre-maestra pleyadiana. Esa voz sigue ahí. Ella cantaba canciones; esa voz sigue allí. Y cuando se conectan con ella, aun esotéricamente, empieza a equilibrarlas y las regresa al conocimiento de su lección chamánica. ¿Qué filtros podrían traer a esta reunión de hoy que obstruyeran eso? Les diré; muchos.

Los filtros de que hablamos son los mismos que les dimos más temprano en la canalización, al hablar específicamente de lo que lleva el akash. Puede que hayan tenido una hermosa vida bajo la tutela de una lemuriana pura, una pleyadiana. ¿Qué hay tan especial en eso? ¡Es que solo unos pocos humanos lo tienen! Eso es lo que celebra la Hermandad; una recordación de eso. Porque lo que vino después llena su akash con otras cosas; nubla completamente todo eso. ¿Pueden sentarse aquí, todas mujeres, y limpiarse a sí mismas a tal grado que puedan percibir esa primera voz, de modo de poder oír otra vez, tal vez esotéricamente, metafísicamente, las instrucciones que dicen que ustedes son especiales? Que ustedes llevan un linaje en el planeta y algún día despertarán otra vez y la voz les dirá: “Escucha con cuidado, porque esto no es solo para esta vida”. Despertarán en una nueva energía algún día, el potencial de una nueva Tierra, y cuando lo hagan, aquí están los atributos a recordar, en la vía chamánica. Y habrá una lista de cómo equilibrar y cuidar al planeta. Y muy pocas de ustedes recordarán eso ahora.

Y tienen que ir lentamente a lo largo de todo lo demás; ¿qué pasó desde entonces? La respuesta es: casi todo. Otra vez; la negatividad, la oscuridad, las cosas horribles, y no solo en la última vida anterior. ¡Yo sé quién está aquí! Se están restaurando de lo que pasó en esta vida presente. Está allí, en su memoria, en su consciencia, sí, incrustado en el akash. ¿Cómo se hace para superar eso? Y la respuesta solía ser: con dificultad. Ya no: ahora hay una energía que las está apoyando a todas. En especial a las mujeres, porque ellas son las que despiertan primero a la verdad de qué pasó entonces, quiénes son y qué viene ahora.

Si eres una de aquellas, y asumo que puedes serlo porque estás en la reunión de la Hermandad Femenina, en esta ceremonia, en estas canciones, en las meditaciones, no están cantando y meditando sólo para pasar un buen rato; porque esto es trabajo. La idea es que, por medio de la intención, vas a limpiar todo lo que no se adecúe a tu magnificencia, chamana. Todo lo que no sea puro, que no sea compasivo, incluso las cosas que han pasado en esta vuelta.

¿Qué traes a la fiesta? ¿Qué hay de los sesgos que has visto, sentido, experimentado, que ya no son para ti? Esta hermandad es una asociación de limpieza. Es tiempo de descartar lo que solía asociarse con las mujeres en tiempos recientes y volver directamente al inicio, cuando era puro, conocido, celebrado y respetado y toda la civilización de Lemuria lo sabía. Eso es quiénes son ustedes, y todo lo demás es periférico. ¡Y hay mucha periferia! Ustedes pueden limpiar eso, y es necesario limpiarlo.

Permitan que este sea un tiempo – en los próximos momentos – después que yo me vaya, en que ustedes trabajen en excavarlo y descartarlo. Todo lo que trajeron, que no se corresponde con su magnificencia, se descarta. No es para ustedes.

Y si en esta vida experimentan cosas menos que puras, esas se descartan también, para que al irse, se sientan limpias. No llevan un equipaje. No tienen desilusiones. Los botones de la ira ya no serán presionados.

Es el comienzo de una nueva mujer que es un nuevo humano en este planeta. De modo que el propósito de la Hermandad Femenina se vuelve cada vez más claro. Es un regreso a la pureza de los tiempos originales: quiénes fueron, qué hicieron, y las instrucciones que recibieron.

¡Qué hermoso mensaje es este! Ser capaz de desprenderse de lo que no les sirve y nunca más tenerlo en sus sueños, en su consciencia, pegado a ustedes como está ahora. Ese es su potencial. Para cada una. Hermoso. Mujeres: se las necesita como almas antiguas en este planeta, para empezar a regresar a la fuente original de lo que hicieron y quiénes fueron.

Esto no confronta con los varones; realza la familia, es lo que ellos esperaban para amarlas más por ello. Porque ustedes se vuelven equilibradas, de bello pensamiento, y útiles más allá de lo que se pueda creer. Esas son ustedes.

Habrá más.

Y así es.

Kryon

Saludos, queridas damas, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético. Les he dado muchos mensajes sobre Lemuria; tal vez más que los que se hayan dado en el planeta, sobre cómo funcionaba una sociedad inicial. La única razón para se den como se dan, es poner a ustedes de vuelta allí, por su recordación. Les he contado cómo funcionaban las cosas; les he dado una idea de lo que ustedes hacían, incluyendo detalles de cómo daban a luz, de reuniones de los mayores, de las celebraciones, cumpleaños; esta noche no quiero hacer nada de eso. Tomaremos unas vacaciones de la historia.

En cambio, quiero que hoy se concentren en un mensaje de amor de mi parte. Si pudieran hoy celebrar la femineidad aquí, si yo pudiera agitar una varita mágica de consciencia en el salón hacia cada mujer presente, sería para alertar a su ADN – alertar a su ADN – de quiénes son ustedes y del diseño de quiénes son. Quiero hablarles del diseño de los géneros. Esto proviene de la Fuente Creadora.

El diseño de los géneros no es para una asignación; eso es un efecto colateral. El diseño de los géneros es específico para la comunicación con el Espíritu. Queridas, los varones fueron diseñados para enfrentarse con el tigre de Bengala, para protegerlas y proteger a sus hijos, para traer el alimento a casa. El cuerpo más fuerte, más grande, el que está alerta y se despierta en mitad de la noche porque oyó cosas y ha de protegerlas, a ustedes y a sus hijos; eso fue el diseño.

El diseño de la mujer, tan específico, fue la creación de la vida y la sabiduría y el conocimiento de cómo cuidarla. Y luego tener la intuición, la suavidad, la belleza, que el varón no tenía o no reconocía, con objeto de conducir a los demás hacia el Espíritu. Esa fue la posibilidad que se les dio. Ese es el diseño, esa es la belleza de lo femenino. Y siempre fue el diseño de origen, que las tiene en primer lugar, entre los dos géneros, en la comunicación con el Espíritu. Primeras.

Y el hombre que las protege del tigre de Bengala y trae el alimento a casa cuenta con eso; no compite con ustedes. ¡Porque ese es el diseño! Y hoy ese diseño es tan exacto como entonces.

¿Cuántas de ustedes estaban enteradas de este diseño y piensan de sí mismas, ahora en la sociedad moderna, que lo tienen? Tal vez no piensen que lo tienen; en los lugares donde está, en las familias, en los lugares de trabajo, puede que no lo experimenten así. Pero yo les digo: ese es el diseño, y no ha cambiado.

Este pequeño mensaje les dice: Queridas damas, queridas mujeres de este planeta -no en lo referente a quiénes fueron, sino al día de hoy-, al caminar por él, ¿pueden tomar el manto de este diseño? En eso, llevan sabiduría y madurez, llevan un hato de energía o emoción que desea pelear con el mundo por lo que ustedes ven, y en cambio la maestría del diseño empieza a asomar, y ustedes sienten la sabiduría, y saben qué decir, y los que las rodean sienten su energía maternal, ¡incluso si no son madres! La sienten – porque ese es el diseño.

Quiero decirles algo: si ese es el diseño, ¿por qué no dan un paso más y lo reclaman? Pero más allá de eso, ¿por qué no usan la metáfora de un templo?

Quiero que crees tu templo, basada en el diseño que todavía está allí, ¡es tan perfecto! Y el hecho de que te sientes en el círculo y tal vez te preguntes ¿por qué estoy aquí? ¿qué voy a hacer? Todo lo que se haga aquí, en este día, a partir de este momento, es para celebrar el diseño. Y cuando inicias eso, lo que llega es la sabiduría y la madurez de propósito. Te vuelves más grande que ese diseño; le agregas al diseño. En 2017, recuperas desde el akash del antiguo pasado – pero no necesitas hacer mucho de eso, porque está incorporado, está aún allí.

¿Cuál es tu actitud respecto a esto? ¿Será diferente cuando te vayas del salón? ¿Reclamarás algo con que no sabías que viniste, en la medida en que lo trajiste? ¿Será realzado? Ese es el propósito de la reunión. Es el realce y la evolución del diseño chamánico.

Entre los dos géneros, tú estás primera en el contacto con el Creador. ¿Se había perdido? Por supuesto. ¿Regresará? Bueno, eso depende de quienes reclamen ese diseño. Esa eres tú.

Queridas damas, ustedes van a ganarse el mundo; no por la fuerza sino por el amor. El templo que tienen, y la sabiduría, serán vistos. Esto será visto; es una promesa. La Maestría es muy atractiva; muy atractiva. Y eso es quién tú eres.

Quiero que esta noche reclamen ese templo y procedan como las chamanas que son, y piensen sobre el diseño; no ha cambiado. Todavía es lo que ustedes son.

Eso es suficiente para esta noche.

Y así es.

Kryon

Saludos, queridas damas, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Mi socio se aleja. Si yo pudiera destacar algo para ustedes – hoy ustedes se sientan en esta hermosa capilla en la Villa llamada Unidad. La energía del momento es distinta de la última vez o la anterior a esa, de modo que los temas son diferentes. Algunos son guiados por Melli-ha que hace sugerencias; otros no. Y luego siempre está lo que la energía define para ustedes. Hablemos de algunos de esos.

Hablemos de patrones. Un grupo de mujeres se sienta en un salón, en algo llamado Hermandad Femenina Lemuriana. Les diré algo de lo que nunca hablamos antes. ¿Cuál sería el género que les resultaría más cómodo para ustedes? Ahora bien, aquí sentadas, dirían: el género que tengo ahora. Pero han tenido muchos. El tema del género es amplio, porque si realmente estuvieron en el planeta durante miles de años, han pasado muchas veces por la transición. Lo crean o no, muchas de ustedes han sido varones muchas veces. Y cuando eran varones, habrían dicho: “este es el mejor género y el más cómodo”. Y eso es por diseño.

Pero hay algo de lo que no hemos hablado antes: su akash resuena con la verdad de un género específico, que sería aquél en que despertaron y recibieron la verdad, y en este planeta ese es uno u otro género para cada mujer. En Lemuria era el género en que recibían la información por primera vez; primera vez en este planeta en estado despierto; con las que eran pleyadianas enseñándoles. ¿Pueden imaginar cómo se grabó eso en un akash puro? La Hermandad empezó allí. Eso es lo que recuerdan. No es que simplemente le tengan cariño a su género; es una parte sagrada de ustedes. Eso les enseñaron. Esa es su pureza. Y es lo que a muchas de ustedes las atrae en este momento. Imaginen cuando aprendieron sobre las estrellas, cuando aprendieron sobre la divinidad, que eran diferentes de lo que habían sido en otra energía.

Sus maestras pleyadianas les dijeron que ustedes reencarnarían, y eso hicieron. Muchas de ustedes, a lo largo de la historia, tuvieron experiencias con la Hermandad debido a esa apertura, aun cuando Lemuria ya no estaba. La recordaban de tal manera que tal vez en las islas a las que fueron a vivir, incluso en forma reencarnada, intentaron esto, lo que están haciendo ahora. A través de las edades esto las unifica y está en su recordación. Lo repetiré: no todas estuvieron juntas a la vez o en el mismo año, pero en el espíritu de donde estamos lo que las unifica es la historia de lo que hicieron con esa información original y cuánto se percibe actualmente hoy en su akash.

Melli ha se manifiesta y dice: Respecto a las mujeres y su voz, qué tienen hoy, y qué tuvieron entonces.

Les pregunto algo, con todo lo que conocieron por estos mensajes, y quiénes fueron y qué hicieron, ¿tenían que manifestarse entonces? La respuesta es: No. Verán, se asumía, se garantizaba, era intrínseco, así eran las cosas. La sociedad veía a las mujeres como las líderes espirituales. Los hombres tenían su rol, y tal vez – tal vez – era como hoy, como líderes políticos. Pero créanme, entre bastidores, todas las decisiones que eran importantes eran asunto de las mujeres; venían de ustedes. Esa relación simbiótica de respeto y reconocimiento de quiénes eran ustedes, significa que no tenían que esforzarse demasiado para ello. Eso quiere decir que no tenían que pararse y manifestarse y recordar a nadie quiénes eran ustedes. Se notaba quiénes eran, y eso bastaba.

Pasaron miles de años, y hay otro enigma, un patrón. ¿Dónde estaba la Hermandad Femenina Lemuriana hace diez años? Y podrían decir: No la había; al menos no una que puedan reconocer. Ustedes igual la recordaban, pero no fue hasta llegar al 2012 que se dieron cuenta de que en esta nueva energía tendría que reiniciarse algo similar a la Hermandad. Y no es la Hermandad lo que van a recuperar, sino la consciencia de quiénes son ustedes.

Entonces, si preguntan qué harían hoy las mujeres para ayudar a recrear la consciencia de quiénes son y, literalmente, de lo que pueden hacer, no será el manifestarse. No realmente. No con lo que sea abusivo para el sistema; no con lo que sea interrupción de la familia – eso es viejo. Ustedes tienen algo mejor. Queridas, va a ser el comienzo de una manera de manifestarse que no podrá ser ignorada, y será con increíble equilibrio y sabiduría. Tanto, que las familias acudirán a ustedes; los hombres empezarán a verlas de modo diferente, muy diferente. La sociedad en general empezará a ver el equilibrio y la sabiduría que nunca habían visto antes. Y hay varias razones para eso: una es que llegó el momento correcto; literalmente, el Campo empieza a crearlo.

La segunda: la recordación es necesaria, la sociedad la necesita. Se hizo en otros lugares, ¿por qué no aquí?

La tercera: literalmente hay un cambio de energía de lo masculino y lo femenino que permitiría a la sociedad ver cosas que antes nunca vio. ¿Qué creen ustedes que se vería primero con una consciencia elevada? ¿Serían ustedes paradas sobre un cajón y gritando sobre sus derechos? ¿O sería una enorme sabiduría empezando a aparecer y atrayendo a todos a su alrededor con palabras que tienen significado, procesos que funcionan? Y amor como no habían visto antes. Amor por todas las cosas. El amor es equilibrio.

Y la gente se acercará a ustedes y preguntará: ¿Cómo lo haces? ¿Qué es lo que tienes? ¿Cómo puedes ser una persona tan alegre y amorosa y al mismo tiempo tener semejante calidad de líder? Es el regreso a quién has sido. Esa es la nueva manera de manifestarse.

“Kryon, ¿estás diciendo que tenemos que hacer lo mismo que siempre hicimos y quedarnos calladas, y que ellos nos descubrirán? (se ríe). Yo no dije que se callaran; el descubrimiento sucederá; lo que ustedes hacen no será necesariamente tan silencioso, porque cuando portan esta clase de poder y sabiduría, estos estarán manifestándose, pero será de manera que no interrumpa la armonía del grupo. Es una manera de manifestarse con sabiduría, a veces en lo que ustedes muestran, que es equilibrado y sabio; la única manifestación será la de decir una verdad que tenga sentido total. Las personas harán silencio al darse cuenta: “¡Esa es la respuesta!”.

Están en un grupo que está tratando de solucionar las cosas; tal vez sea un grupo en que estén unos contra otros porque tienen opiniones diferentes, y entonces ustedes aportan algo que tiene sentido total, que no crea confrontación, que reúne a las personas, que es justo y equilibrado, y las miran y por dentro dicen: “¿Por qué no pensamos en eso?”. Es el comienzo de lo que ustedes tienen.

Recuerden: la sociedad lo vio, no se cuestionó quiénes eran ustedes; eso es el regreso; esa es la manifestación de ustedes. Los ejercicios que hacen ahora, alzando sus voces en canciones, todas estas cosas, metáforas para estos tiempos que se avecinan, que son de ustedes.

Queridas, ya dijimos antes: estos no son tiempos en que las cosas suceden de inmediato. Ustedes se están preparando para su próxima vida, así como plantando semillas para esta vida, para el retorno de la bella y muy, muy sabia energía femenina.

El planeta empieza a recibirlas mejor que nunca. Está llegando. ¿No sería grandioso que venga lentamente? Naturalmente. Que ustedes sean vistas como quiénes son, sin tener que subirse nunca a algo y gritar al respecto. Esa es la nueva manera; imaginen un tiempo en que el crecimiento espiritual en lugares de todo el planeta esperará ver a una mujer pararse y liderar al grupo. La que es amable, la que sabe sobre la vida, la que da a luz, la que se conecta primero, de manera amable, con la Fuente Creadora. Esto tiene sentido, total y completo.

Eso es todo por ahora.

Y así es.

Kryon

Nota. Canalización de Kryon por Lee Carroll ante la Hermandad Femenina Lemuriana en Boston, Marzo de 2017, Canalización en Vancouver, Canadá, Marzo de 2017 y en Unity Village, Kansas, Missouri, marzo de 2017. Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro. Edición y Difusión: Juan Angel Moliterni (www.escuelaclaridad.com.ar). Se autoriza la redistribución de este boletín e información personalmente y vía Internet con la condición de que el contenido permanezca intacto, de que se respeten los créditos del servicio, los autores, los editores y se mencionen la fuente y enlaces correspondientes. Ayúdanos a distribuir información de vanguardia, reenvía este correo a todas las personas potencialmente interesadas, gracias.

Te puede interesar

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *