La Sed es el Motor

con 2 comentarios

por Prem Rawat

sed-motorLa sed es el motor que lo hace funcionar todo, que hace que sucedan cosas increíbles en la vida de una persona.

No tiene importancia a qué cultura pertenezcas o en qué país vivas, ni tampoco las circunstancias que se den en el planeta, ni que el hombre haya llegado a la Luna, la sed se encuentra ahí, en cada persona, seas rico o pobre, hayas logrado mucho o no hayas alcanzado nada, la sed está ahí. ¿No te parece fascinante? La sed es el motor que lo hace funcionar todo, que hace que sucedan cosas increíbles en la vida de una persona.

Hay personas que han llegado a la cumbre sólo para decir: “Bien, aquí estoy, he llegado a la cumbre y sin embargo sigo sediento”. Y otras que no poseen nada, pero que, asimismo, dicen: “¿Sabes?, yo también estoy sediento”.

Muchos han intentado describir esa sed en sus vidas, pero todo se ha quedado en el intento. Y se le han dado muchos nombres a lo largo de los años: se la ha llamado pasión, amor, verdadero amor y, desde luego, algunos incluso la han llamado Dios.

Todos esos nombres hacen referencia a ese motor que moldea y da forma, que hace que uno quiera saber, que quiera sentirse pleno, ese motor que gira sin cesar día y noche. Algunos no quieren hablar de esto, quieren ser prácticos en la vida, pero eso no afecta en absoluto a este motor.

Gira y gira diciendo: “Tú, tú, siéntete pleno, eso es lo que necesitas”. ¡Qué fuerza tiene! ¿Y sed de qué?, te preguntas. ¿De qué estoy sediento? ¿Qué es esta sed que tengo? ¿Qué es lo que necesito realmente en mi vida?

Quiero permanecer en un estado en el que me sienta satisfecho, quiero sentirme lleno, quiero sentirme completo, no vacío, sino completo. Quiero sentirme entero sin que me falte nada, ni una sola pieza.

¡Despierta!

¿A quién estamos esperando? Miramos al cielo esperando a que venga el ángel y arregle nuestros problemas. Tú eres el ángel que puede resolver tus problemas.

¿Cómo buscas algo que no has perdido? Eso que estás buscando, aquello que buscas siempre ha estado y siempre estará, hasta que tomes tu último aliento, dentro de ti.

Si en tu vida has experimentado la oscuridad, entonces, incuestionablemente, necesitas experimentar la luz. Y la luz está allí, dentro de ti. Si tienes preguntas, yo te aseguro: tienes respuestas en tu interior. No necesitas a otra persona. No me necesitas a mí. No necesitas más respuestas que esas. Las respuestas están allí pues existe un océano de respuestas.

Puedes estar confundido en este mundo, o puedes estar en paz. Elige uno. ¿Hay algo dentro de ti que está favoreciendo la paz? Porque si lo hay, felicidades: eres un ser humano. Acabas de alcanzar, de sentir, tu deseo más fundamental.

No hay libertad sin equilibrio, pues en caso contrario, ese desequilibrio denotaría la existencia de fuerzas que te arrastran hacia donde no quieres ir, que tienden a esclavizarte y en consecuencia a perder tu libertad. Es por lo que la libertad no es absoluta sino que está condicionada a mantener siempre un equilibrio.

Y el hombre vivía y no sabía…

¡¡Despierta!!

Una paz interpretada de cualquier manera…sin consciencia

Y pasaban los años y no entendía…

¡¡Despierta!!

Constantemente retrasando el despertador,

unos minutos, unos días, unos años…una vida

Lo tenía todo, pero el reconocimiento no existía…

¡¡Despierta!!

STOP al unísono…y las guerras desaparecerían…

en solo 5 minutos si alguien quisiera…

Envejecía y no comprendía…

¡¡Despierta!!

Y la economía en declive y la economía en apogeo,

y de nuevo los falsos anhelos,

la gran mentira.

El hombre enfermó y no conocía…

¡¡Despierta!!

Por qué esperar a las calamidades…

Cuando puedes sentir en este preciso momento…sin esperar…eso es sabiduría.

El hombre se moría, y entonces en ese breve instante comprendió…

NO RETRASES MÁS EL DESPERTADOR

Y todavía miras al cielo,

a que un ángel aparezca y lo solucione,

el ángel ya se hizo presente,

el único ángel eres tú…eres tú.

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

2 Comentarios

  1. Leo
    | Responder

    Gracias por compartir vuestras sabias enseñanzas.

  2. Eliberto
    | Responder

    GRACIAS por despertar esa divinidad.

Dejar un comentario