Las Leyes de la Curación Ocultista

con No hay comentarios

por K. Parvathi Kumar

kumar2018Es creencia general que el principal requerimiento del arte de curar es la fe. Pero no es así. La fe tiene poco que ver con esto. La curación depende de ciertos factores vitales de los cuales la fe no es uno de ellos. No se le puede exigir a un paciente que tenga fe.

Muchas veces los pacientes no están en condiciones de ofrecer la clase de fe que se requiere para que ocurra la curación. Es suficiente con que el paciente acepte la Ley de la Naturaleza y el Karma en el que uno incurre cuando no sigue la ley. Lo que se necesita para la curación ocultista es lo que sigue:

-Un reconocimiento de la gran Ley de Causa y Efecto, si es posible. Esto no siempre es posible cuando se trata con personas totalmente ignorantes.

-El diagnóstico correcto de la enfermedad por un médico competente, y más tarde por un clarividente espiritual, cuando esa capacidad ha sido desarrollada por el curador iniciado.

-Creer en la Ley del Karma inmediato. Ello significa la capacidad por parte del paciente de saber si es su destino ser curado o no.

-Estar dispuesto a reconocer que la curación puede ser perjudicial y básicamente indeseable desde el punto de vista del Alma. Las personas a veces se curan por la potencia del curador cuando no es su destino reanudar una vida activa en el plano físico. Esto parece fuerte, pero es cierto.

-La cooperación activa del sanador y el paciente –una co-operación basada en el entendimiento mutuo.

-Un consentimiento decidido por parte del paciente para aceptar lo que pueda ser la voluntad demostrada del Alma. Esto puede ser llamado una expresión de la Divina indiferencia.

-Un esfuerzo por parte de ambos, el curador y el paciente, para expresar una inofensividad completa. El valor de esto requerirá una cuidadosa reflexión. Esto se refiere básicamente a la relación de ambas partes con sus asociados.

-Un esfuerzo por parte del paciente (a no ser que esté demasiado enfermo) para ajustar y corregir aquellos aspectos de la naturaleza y aquellas características que podrían tener un efecto negativo sobre la correcta percepción espiritual. Este es uno de los significados ocultos de la frase “el trabajo de restitución”, aunque no es su significado más importante.

-La eliminación deliberada de las cualidades, líneas de pensamiento y deseos que puedan obstaculizar la afluencia de fuerza espiritual –una fuerza que puede integrar más estrechamente al Alma con el cuerpo en los tres mundos e inaugurar una renovada expresión de la vida, o que podría integrar al Alma con su fuente de emanación e iniciar una vida renovada en los niveles del Alma. Esto afecta por lo tanto a la relación del paciente con su Alma.

Es necesario reflexionar sobre esto para conseguir una curación ocultista.

Donaciones

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $1.00

Te puede interesar

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *