Las Relaciones

con No hay comentarios

por Juan Angel Moliterni

imagen del boletin el ángel de la claridadLas relaciones humanas pueden ser una fuente importante de estrés y de infelicidad, pero las relaciones más íntimas también pueden ser una gran fuente de alegría y mejorar su bienestar general. La Enseñanza aporta ideas profundas acerca de cómo pueden disfrutar de unas relaciones personales positivas. El planteamiento espiritual consiste en aplicarles una actitud de aceptación, de apertura y de franqueza. Con el esquema mental adecuado, pueden aplicar su capacidad de apreciar hasta las cosas más sencillas para encontrar las cualidades mejores de sus seres queridos. Entre estos se contarían sus parejas, sus hijos, sus padres y sus amigos íntimos. De niños, desarrollan estrategias para estar bien con sus amigos. Un chico puede descubrir que gana amigos haciendo el payaso; otro se da cuenta de que se integra mejor siendo amable y considerado, o un tercero ve que aumenta su popularidad ejerciendo de organizador y tomando la iniciativa. También se basan en sus relaciones con sus padres para aprender a relacionarse. En virtud de estas influencias se desarrollan unas pautas que son difíciles de romper. Si han encontrado algo que da resultado, les resulta fácil seguir con ello hasta que lo asimilan de tal manera que se relacionan así con todo el mundo. El posible inconveniente de esto es que las relaciones amorosas de los adultos no son iguales al trato con los amigos en el patio de la escuela, o con un papá y una mamá cariñosos. Cuando llevan su conducta infantil a su vida amorosa, corren el riesgo de quedarse encallados en pautas que no funcionan. Es posible ir llevando una misma conducta de una relación de pareja a otra sin llegar a abordar nunca el problema verdadero. Así la vida que llevan no es en absoluto poética. Tienen que salir de su caja. Por otro lado, una relación amorosa sólo tiene sentido si pueden construir algo sólido. ¿Existe entre ustedes una armonía en los tres planos, físico, afectivo y mental? Los humanos necesitan ser amados, tienen necesidad de establecer buenas relaciones entre sí. Las relaciones en la nueva energía son poéticas: luminosas, cálidas, expresivas y sutiles.

El planteamiento espiritual consiste en despojarse de toda la conducta y conceptos de la infancia y ser auténticos y fieles a ustedes mismos (como almas) en sus relaciones. Esto significa procurar sacar el mejor partido de todos los momentos que pasen juntos, liberándose de cualquier supuesto enfrentamiento que tengan con su pareja, por ejemplo. ¿Cómo sería un día entero con sus padres, con sus hijos o con su pareja si borraran todas sus ideas pre-concebidas acerca de esa persona? Es fácil quedarse aferrados a los disgustos del pasado y pre-ocuparse por el futuro, pero si son capaces de centrarse en el momento, sus relaciones personales se vuelven más felices, y los demás problemas o enfrentamientos tienden a reducirse o a desaparecer. Además de abrazar una actitud espiritual, sumergirse en un hogar con un ambiente armónico les ayudará a relajarse y a gozar de los ratos que pasen con sus seres queridos. Descubrirán que no se agobian por los aspectos de sus relaciones personales que no pueden controlar.

Cuando en sus relaciones de pareja surge una cuestión que les desazona, pregúntense si se trata de una cuestión verdadera o no. En la mayoría de los casos, el dolor provendrá de su manera de concebir una situación determinada. Por ejemplo, si su pareja se siente retraída y quiere estar sola, ¿les molesta eso por sí mismo, o se trata más bien de que están interpretando los actos de su pareja de una manera que les hace sentirse mal? Quizá estén pensando que su pareja quiere estar sola porque no les quiere. Esta es su interpretación personal de la situación; pero pregúntense si están satisfechos con su manera de sentirse. En caso contrario, no interpreten así los actos de su pareja, es posible que lo único que necesite sea un poco más de espacio personal (espacio psíquico).

Cuando quieran hablar con su compañero o compañera de algo que a ustedes les parece importante, tengan paciencia y esperen el momento en que los dos estén con ánimo constructivo. Elijan un lugar para hablar donde los dos se sientan en calma y en paz. Quizá les parezca adecuado un lugar en plena naturaleza, un sitio especial de su jardín, un rincón en una casa o un lugar público como puede ser un café, un museo o una galería de arte. Manténgan centrada la conversación en cosas que saben que son reales. Sus propios sentimientos y actos son reales para ustedes; por eso, si hablan de sus sentimientos, la conversación seguirá asentada en la realidad. Procuren evitar los supuestos acerca de su pareja y proyectar esos sentimientos sobre él o sobre ella. Por ejemplo, digan “me siento dolido, o molesto, cuando no me haces caso”, pero no digan “eres muy desagradable al no hacerme caso de esa manera”. Lo primero es la afirmación de un hecho; lo segundo es una acusación. Es fácil que surjan problemas en las relaciones cuando alguno de los dos miembros de la pareja se apega a determinados valores o a unas ciertas maneras de hacer las cosas.

Es natural tener opiniones que constituyen una aportación importante a su auto-expresión. Si aceptan que no son más que opiniones y que los demás pueden estar de acuerdo con ellas o no, entonces sus opiniones servirán para aportar algo a las conversaciones más interesantes. Pero si se apegan a sus opiniones, es seguro que se alterarán cuando las demás personas no estén de acuerdo con ellas o tengan otras opiniones distintas. Del mismo modo, tampoco hay por qué alterarse por las opiniones de los demás, pues en realidad no quieren decir nada. Las opiniones vienen y van. Las diversas culturas, y las diversas personas dentro de una misma cultura, albergan opiniones diferentes en un momento dado. El hecho de haberse criado en una cultura, en el seno de una familia concreta, y de haber asumido determinados valores y opiniones, no significa que sus opiniones sean mejores que las de otros.

Recuérdense a sí mismos con regularidad lo que es real. Procuren no confundir su propia realidad, sentimientos y observación con las interpretaciones que no son reales. Dentro de estas se incluyen las opiniones, los supuestos, las creencias, los valores y las ideas pre-concebidas. Revisen sus propios pensamientos y su conversación para poder ir eliminando sus interpretaciones que conducen a la infelicidad. Procuren hablar de una manera veraz y dulce. Para ello deberían limitar el empleo de palabras tales como “siempre”, “nunca”, “debería” o “no debería”, pues es raro que sean ciertas. Finalmente, todos merecen una sincera comunicación, un diálogo del alma; eviten dejar “pendientes”, ya que facilita la reencarnación en lugar de la ascensión.

Nuevos Compromisos

familia-felizLa relación entre las personas en la familia, es lo que permite a ésta llegar a niveles más y más altos de logro, significado y contribución, es lo que permite accesar al grupo espiritual y establecer las rectas relaciones humanas. La clave en la nueva energía radica en la nutrición adecuada de sus dotes Dhármicos en la cultura individual, en la familiar y en el grupo espiritual, para que haya una gran sensación de conciencia galáctica, una conciencia altamente cultivada, sensible y colectiva, el desarrollo de los instintos creativos e imaginativos en una visión compartida, y el desarrollo y uso de una voluntad personal y social sólida para hacer lo necesario a fin de cumplir con una misión, lograr la visión divina. Compromiso es lo que transforma una promesa en realidad, la promesa de la Palabra de Dios… LUZ es Compromiso, no es turismo espiritual… Compromiso es el carácter del verdadero Discípulo de la Luz empoderado.

Usar las dotes Dhármicas es como drenar una cultura tóxica con un bálsamo curativo. Se hacen tantos depósitos en el cuerpo causal que les liberan de las debilidades del no-ser (tanto de ustedes como de otras personas), y les permite enfocarse en lo esencial, convirtiéndose verdaderamente en un agente de cambio. Cada vez que construyen su vida sobre el no-ser (ya sea las debilidades propias como de otros), están renunciando a su verdadero poder, es decir, a sus dotes espirituales (las del ser). La vida es relación, así que construyan relaciones Dhármicas, de amor y confianza, haciendo depósitos en el cuerpo causal, y aumentarán su habilidad para influenciar en el mundo en una forma positiva (en lugar de ser influenciado-condicionado por el mundo). Tal vez no hay nada que pruebe su capacidad Dhármica tanto como decir “Perdón” a otra persona. ¡Haz la diferencia!

La pequeña victoria que viene de ganar el argumento sólo provoca mayor separación, lo cual te priva de la satisfacción de una relación.

Su seguridad está basada en su imagen o su posición o en tener la razón, disculparse es como drenar todo el jugo de su ego. Lo limpia. Presiona cada una de sus dotes humanas hasta el límite. La expresión del Lejano Oriente encaja muy bien: “Si te vas a agachar, agáchate bien”.

Las pequeñas amabilidades recorren un largo camino hacia la construcción de relaciones de confianza y amor incondicional. Piensen en el impacto en su grupo familiar, laboral o espiritual al usar palabras o frases como: gracias, por favor, discúlpame, tú primero y ¿puedo ayudarte? O hacer pequeños actos de servicio como ayudar con los platos, llevar a los niños de compras por algo que es importante para ellos o llamar para ver si necesitan algo de la tienda para comprarlo camino a casa. O encontrar pequeñas maneras de expresar amor, como enviar flores, poner una nota en el refrigerador y en el portafolio o llamar para decir “Te quiero” a la mitad del día. O expresar gratitud y aprecio. O hacer cumplidos sinceros. O mostrar reconocimiento, no sólo en momentos especiales de logro o en ocasiones como cumpleaños, sino en días ordinarios, y sólo porque ellos (sea su cónyuge o hijos, amigos, etc.) son lo que son.

Doce abrazos al día, es lo que necesitan las personas. Los abrazos vienen en forma física, verbal, visual y ambiental. Todos necesitamos doce abrazos al día, formas diferentes de alimento emocional de otras personas o quizá alimento espiritual a través de la meditación y la oración.

Sean fieles al que no está presente. ¿Qué sucede cuando los miembros de un grupo (ya sea familiar, laboral o espiritual) critican sobre algún miembro estando aquel ausente? ¿Qué hace esto a las relaciones humanas y la cultura? Primero, revela pobreza de pensamiento, lo opuesto a la prosperidad del universo, y también ausencia de Automaestría. Se producen retiros enormes del cuerpo causal de la persona que está hablando, como también de la persona con quién está hablando. Para ser fiel, tienen que ser autoconscientes. Al ser autoconscientes realizan depósitos que ayuden a crear o reconstruir los puentes de confianza y confiabilidad. Siempre serán una víctima hasta que perdonen, son ciento por ciento responsables. Cuando verdaderamente perdonen, abrirán los canales a través de los cuales podrá fluir la confianza y el amor incondicional. Limpien su propio corazón. Quien posee automaestría es fiel al que no está presente.

Quiten un obstáculo importante que impide que los demás (y la vida misma) cambien, de otra forma ese obstáculo se pone entre las personas y su propia conciencia. Se interpone en el camino. Se vuelve un bloqueo para el cambio. En lugar de gastar su energía definiendo y justificando su conducta, compitiendo con otros por el poder, inviertan su energía en trabajo interno profundo con su conciencia.

Vuélvanse una luz, no un juez, dejen de tratar de cambiar al otro (sea quien sea el otro) y trabajen en ustedes mismos, para salir de la mentalidad de juicio, para dejar de intentar manipular o dar amor condicionado. Si son receptivos de este enfoque hasta el alma y se vuelven humildes, y si son pacientes, persistentes y no manipuladores, incluso cuando se les provoque, una dulce suavidad empezará a surgir del otro. El amor incondicional y el cambio de fuera hacia dentro se vuelven irresistibles. Este enfoque les conducirá a la sabiduría interna que cultiva felicidad en la vida.

“La percepción se expande para incluir a toda la humanidad, la Tierra, el sistema solar y todo su funcionamiento. Ya el enfoque no estará en el pequeño yo. La meta final es la de convertirse en un Ser Galáctico, para eventualmente obtener una conciencia Universal” –Arcángel Miguel.

Cuando no están de acuerdo con otros, necesitan rápidamente “acordar” con ellos, no sobre el motivo del desacuerdo (que comprometería su integridad), sino sobre el derecho a no estar de acuerdo, para verlo como ellos lo ven. De otro modo, para protegerse les pondrán en una “prisión” emocional en sus mentes. No serán liberados de esta prisión hasta que hayan pagado una enorme sentencia, hasta que humildemente reconozcan su error de no permitirles estar en desacuerdo (y bajo ningún motivo digan: “tú primero”).

Las personas que continuamente evitan asumir responsabilidad e iniciativa propia no podrán crecer. En vez de ello, estarán por lo general culpando o acusando a otras personas de su situación, porque cuando las personas no son honestas desde la conciencia, tradicionalmente descargan su culpa en otros. La mayoría de la ira es simplemente culpa.

El don más grande que como humanos tienen es: el poder de elegir. Después de la vida misma, no existe un don mejor. La verdad es que las soluciones básicas a sus problemas radican dentro de ustedes. No pueden escapar a la naturaleza de las cosas. Les guste o no, lo sepan o no, los principios y la conciencia están dentro de ustedes. El maestro y líder religioso David O. McKay dijo: “Las batallas más grandes de la vida se libran a diario en las cámaras silenciosas del alma”. Sería inútil pelear batallas en los campos de batalla equivocados.

La decisión de ser la fuerza creativa de su propia vida es la elección más fundamental de todas. Es el corazón y el alma de ser una persona de transición. Es la esencia de convertirse en agente de cambio. Como Joseph Zinker dijo: “Una persona puede descubrir que no importa dónde se encuentre en este momento, todavía es el creador de su propio destino”.

¿Tienen un propósito más grande que el problema? Si es así, entonces entre lo que les sucede y su respuesta a lo que les sucede pueden conectarse con ese propósito, y actuar con visión divina, alcanzando solución divina en relación al tema en cuestión. Y cambiar así lo que podría haber sido una experiencia dolorosa o frustrante. Tengan en claro en su mente lo que es más importante. Tener un propósito claramente definido afecta toda decisión en el camino.

La familia es la base literal de la sociedad. Ninguna civilización podría haber sobrevivido sin la familia. Ninguna otra institución puede cumplir su propósito esencial. Ninguna otra institución ha tenido su impacto en lo bueno y en lo adverso. Sin embargo, la mayoría de los miembros de familia no tienen una sensación profunda de visión compartida alrededor de su significado y propósito esencial. Este es el momento de salir del modo supervivencia e ingresar en el modo cooperación mutua, hacia la cocreación de una cultura galáctica.

Tienen que hacer limpieza continuamente en su mente. Cada vez que localicen una estupidez en su mente, límpienla. Si tienen la mente limpia y clara serán capaz de encontrar soluciones para cualquier problema que surja en sus vidas. Esto implica una constante auto-observación de cada pensamiento que surja. El cerebro está adiestrado para registrar, para encontrar seguridad, y así terminan construyendo un muro a su alrededor, viviendo en “modo supervivencia”. Si mantienen la mente limpia y clara, si viven en un estado de “serena atención”, el cerebro entonces se volverá transparente como el cristal, y podrá reflejar la Luz del Sol Central en su realidad (sin necesidad de registrar, ni placer ni dolor), su propia vida y el mundo serán Uno, y habrán ingresado en el “modo cooperación mutua” (terminando con un ciclo de 12.000 años, de vivir en modo supervivencia).

Se encuentran en la hora de los grandes cambios en su vida: una transición, una aceleración, su iniciación y en la entrada de una Nueva Vida de gloria. Pero tienen libre albedrío.

Todos ustedes queridas Semillas Estelares son los Portadores de un magnífico destino. Son parte de una gran transformación cósmica. Están aquí para lograr la gran Ascensión del planeta, del sistema solar y de la galaxia. Esta tarea admirable les es dada por los grandes Maestros Galácticos. Este grupo particular de la humanidad, Semillas Estelares, ha venido para llevar a cabo una tarea muy milagrosa. Lo que están haciendo es parte de un proceso de gran cambio en la conciencia. Y un aspecto importante consiste en aprender a reconocerse mutuamente. Están aquí para hacer la obra del Espíritu. Comiencen a comunicarse entre ustedes. Ahora es tiempo de enfocarse en el Grupo siempre en expansión de Servidores del Mundo.

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Dejar un comentario