Maestro Ascendido Hilarión

con No hay comentarios

maestro ascendido hilarión

Amados,

¡Vengo en las alas del amor! Se ha mostrado el camino a seguir y ahora este conocimiento se está arraigando en el campo colectivo de los faros de Luz espiritual de este mundo. Aquellos que han continuado, y continúan, valientemente manteniendo su Luz a través de muchas situaciones de tratar y probar, incluyendo el experimentar dolor en varias partes de sus cuerpos físicos, ahora se están dando cuenta de que es una experiencia colectiva. Es, en este punto del proceso de ascensión, una necesidad de despejar el cuerpo físico de todos los bloqueos y obstrucciones energéticas para la entrada y encarnación de más Luz en este maravilloso vehículo físico que ahora se encuentra en proceso de transformación, de una forma más densa a una más llena de luz. Es un hecho cierto que cada persona debe mantener y sostener 99.9% de Luz en su cuerpo físico.

Cuando ocurre este evento, el yo superior puede, y lo hace, encarnar en el vehículo físico. Luego tendrá lugar una integración, cuyo tiempo puede variar de persona a persona. Para algunos, tomará un período de tiempo relativamente corto (unos pocos meses). Para otros, llevará muchos años lograrlo. Se debe indicar aquí que este proceso está ocurriendo dentro de cada alma que vive en el planeta. Ninguno está exento de este evento tal como ocurre, ya que para que la humanidad entera pueda entrar en los reinos superiores de la conciencia, cada uno también debe ocuparse de la purificación de su vehículo físico. Como ya saben, el cuerpo físico está destinado a vivir esta transformación alquímica para pasar a ser un vehículo puro que exprese a Dios en el mundo de la forma.

El dolor que se está experimentando actualmente proviene de la forma de menor densidad más cercana al cuerpo físico. Este cuerpo ha sido llamado en tiempos pasados el cuerpo elemental. Aquí es donde se han almacenado los registros akáshicos de cada alma, los cuales guardan la información de todas las encarnaciones del alma en este y otros planetas. El cuerpo elemental siempre ha sido el mismo y un compañero constante de cada alma a través de cada encarnación que ha experimentado. Demasiadas vivencias dolorosas han sido experimentadas por cada alma, las cuales han permanecido sin resolver y relegadas a los niveles inconscientes de la mente; esto ha estado frenando innecesariamente el progreso espiritual de cada alma en casi todos sus tiempos de vida.

Ahora es el momento de «elevar» este cuerpo elemental a uno de mayor Luz para que el alma pueda participar en el proceso de ascensión que está ocurriendo. A medida que continúa la limpieza y el purgado de los cuerpos físico, mental-etérico y emocional, efectivamente se allana el camino para que el «yo superior» de cada uno encarne en los cuerpos físico, mental-etérico, emocional y espiritual. El objetivo final es que el cuerpo más denso de cada persona que vive en el planeta Tierra sea lo que una vez se conoció como el «Yo Superior». Cada individuo será una Luz viva de la Fuente del Creador expresándose aquí en la Tierra. Los cuerpos inferiores se desvanecerán lentamente en los reinos etéricos y ya no impactarán el surgimiento de la Luz y la luminosidad que existen dentro del sistema operativo de cada alma.

Para que esto suceda, tienen que ocurrir muchos cambios graduales dentro del sistema operativo divino humano. Este proceso nunca se ha intentado antes en ningún lugar de la Creación, por lo que es algo que requiere actualizaciones y cambios constantes a medida que se produce. El Plan Divino está en un estado de cambio constante junto con todo lo demás en el Universo. No hay reglas estrictas o rápidas a seguir, excepto mantener el sentido común general y los consejos sabios ya indicados anteriormente, que es mantenerse hidratado, estar en contacto con la naturaleza, entre la familia de árboles, plantas, flores y otros reinos de la Tierra, y nutrirse unos a otros como y cuando puedan. A veces, todo lo que más pueden lograr es dormir más horas de lo que lo han hecho anteriormente. Sigan las indicaciones de sus cuerpos físico, mental y emocional, liberen todo lo que surja del pasado, reemplácenlo con la Luz clara de Dios una vez que hayan hecho esto y todo continuará mejorando. Sean pacientes y confíen en que todo está bien.

Hasta el próximo mes…

Yo Soy Hilarión

Nota. Canalización del Maestro Ascendido Hilarión, a través Marlene Swetlishoff. Marzo 2019 por Marlene Swetlishoff / Tsu-tana, Guardiana de las Sinfonías de la Gracia (http://www.therainbowscribe.com). Traducido por Esther Abreu. Edición y Difusión: Juan Angel Moliterni (www.escuelaclaridad.com.ar). Se autoriza redistribución de este boletín e información personalmente y vía Internet con la condición de que el contenido permanezca intacto, de que se respeten los créditos del servicio, los autores, los editores y se mencionen la fuente y enlaces correspondientes. Ayúdanos a distribuir información de vanguardia, reenvía este LINK a todas las personas potencialmente interesadas, gracias.

Donaciones

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $1.00

Te puede interesar

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *