Notas sobre la Ascensión 11

con No hay comentarios

la-llamada

Como la Hermandad de la Luz, estamos con ustedes para ayudarles cuando lo necesiten, a los que nos llamen. Nosotros oímos cada palabra, cada pensamiento y cada sentimiento. Nosotros no juzgamos. Más bien tratamos de estimularles y ayudarles a llegar a una aceptación de su propio poder y belleza. Nosotros no podemos hacer el viaje por ustedes; solamente a ustedes les corresponde hacer el trabajo, pero nosotros ayudaremos y asistiremos de cualquier manera aceptada por la Ley Cósmica. Nuestras bendiciones van para todos. Somos sus hermanos y hermanas que siempre estamos junto a ustedes. Ustedes son conocidos y amados como las almas fuertes y valientes, para emprender esta gran jornada desde la separación hacia la Unidad de Consciencia. Para ascender no es necesario ser perfecto. Incluso el más alto de los iniciados encara sus propias batallas y victorias internas. Namasté. Nos inclinamos ante el Dios y la Diosa dentro de cada uno de ustedes.

El Sanador Interno

Mensaje Chamánico de don Juan

Los seres humanos tienen dos lados. El lado derecho abarca todo lo que el intelecto es capaz de concebir. El lado izquierdo es un ámbito de características indescriptibles, un ámbito para el que no caben palabras. El lado izquierdo es comprendido -si es comprensión lo que tiene lugar- con la totalidad del cuerpo. De ahí que se resista a la conceptualización.

Nada de ambigüedades ni doble comportamiento. Si al nagual le tiene que operar un doctor es que ha perdido su poder. Ver es un conocimiento corporal. La preponderancia del sentido visual en nosotros influye en este conocimiento corporal y hace que parezca estar relacionado con los ojos. La pérdida de la forma humana es como una espiral. Le da a un guerrero la libertad de recordarse a sí mismo como un conglomerado de campos de energía enderezados, lo que a su vez le hace aún más libre. Un guerrero sabe que espera y sabe lo que espera; y mientras espera, deleita sus ojos en la contemplación del mundo. El logro definitivo de un guerrero es disfrutar con la alegría del infinito.

El Águila

Mensaje Chamánico de don Juan

Al poder que gobierna el destino de todos los seres vivientes se le llama el Águila, no porque sea un águila ni porque tenga nada que ver con las águilas, sino porque aparece ante los ojos del vidente como un águila inconmensurable, negra como el azabache, erguida como se yerguen las águilas, cuya envergadura alcanza el infinito.

El Águila devora la conciencia de todas las criaturas que, vivas en la Tierra un momento antes, y ahora ya muertas, van flotando como un incesante enjambre de luciérnagas hacia el pico del Águila, al encuentro de su dueño, de la razón de haber tenido vida.

El Águila desenreda esas minúsculas llamas, las tiende como un curtidor extiende una piel y después las consume, pues la conciencia es el sustento del Águila.

El Águila, ese poder que gobierna los destinos de toda cosa viviente, refleja igualmente y a la vez todas esas cosas vivas. No hay lugar, por tanto, a que el hombre rece al Águila, le pida favores o espere misericordia. La parte humana del Águila es demasiado insignificante como para conmover a la totalidad.

A toda cosa viviente se le ha otorgado el poder, si así lo desea, de buscar una apertura hacia la libertad y de pasar por ella. Es obvio para el vidente que ve esa apertura, y para las criaturas que pasan por ella, que el Águila ha otorgado ese don a fin de perpetuar la conciencia.

Cruzar hacia la libertad no significa alcanzar la vida eterna en el sentido usual de eternidad; esto es, vivir por siempre. Ocurre, más bien, que los guerreros pueden conservar su conciencia, que normalmente se abandona al momento de morir. En el momento de cruzar, el cuerpo en su totalidad se inflama de conocimiento. Al instante, cada célula se torna consciente de sí misma y, además, consciente de la totalidad del cuerpo.

El don de libertad que ofrece el Águila no es una dádiva, sino la oportunidad de tener una oportunidad.

Dos Caminos

Hay dos caminos o dos tipos de búsqueda, para alcanzar la iluminación:

Se trata del Camino de la Izquierda: consiste en la práctica de actividades y rituales como: beber alcohol, comer carne, abusar de la sexualidad. Es el dominio de la materia por sobre el Espíritu y los instintos animales en el individuo. Es para propósitos individuales (servicio a uno mismo). Es el de la magia negra (que significa que todavía tiene pensamientos negativos, que se dedica al auto-servicio, y/o para lastimar a los demás y romper su voluntad o alejarlo de la voluntad divina).

Y el Camino de la Derecha, el de los Maestros Ascendidos. Es la superioridad del Espíritu sobre los cuatro elementos, es la importancia de una vida espiritual por sobre las consideraciones materiales. Es para propósitos de servicio al otro. Es el de la magia blanca. Evitar romper los valores esenciales, las prácticas espirituales son altruistas, se enfatiza el alma de las cosas, el uso ético de la magia co-creadora ante cualquier circunstancia y el bienestar colectivo sobre el interés individual. Se enfatiza la transgresión de las Leyes (ya sean sociales o universales), como una forma de liberación (por ejemplo, comiendo carne en sociedades vegetarianas o con prácticas sexuales e iconografía satánica en culturas cristianas y conservadoras), se prioriza el bienestar personal desde una perspectiva fuertemente individualista anteponiendo los logros y la satisfacción del individuo por sobre cualquier otra consideración ética, social o espiritual como lo es el bienestar colectivo.

Y según el Camino elegido es el tipo de magia aplicada y de Karma. En algún momento de la vida en el sendero del alma se presenta una encrucijada y tendrá que elegir. El camino está dado por la matriz zodiacal, por donde el alma viaja. Arquetípicamente hablando, habiendo transitado es el signo de Libra, el alma tendrá que tomar una decisión (es el desafío de Libra, al igual que en los trabajos de Hércules)… la de tomar el camino de la derecha, y esto es avanzar hacia Escorpio (lo desconocido) y Ascender, o tomar el camino de la izquierda (Virgo) y regresar a lo conocido y descender.

caminos-encrucijada


Donaciones

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $1.00

Te puede interesar

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *