Notas sobre la Ascensión 29

con No hay comentarios

la-llamada

Como la Hermandad de la Luz, estamos con ustedes para ayudarles cuando lo necesiten, a los que nos llamen. Nosotros oímos cada palabra, cada pensamiento y cada sentimiento. Nosotros no juzgamos. Más bien tratamos de estimularles y ayudarles a llegar a una aceptación de su propio poder y belleza. Nosotros no podemos hacer el viaje por ustedes; solamente a ustedes les corresponde hacer el trabajo, pero nosotros ayudaremos y asistiremos de cualquier manera aceptada por la Ley Cósmica. Nuestras bendiciones van para todos. Somos sus hermanos y hermanas que siempre estamos junto a ustedes. Ustedes son conocidos y amados como las almas fuertes y valientes, para emprender esta gran jornada desde la separación hacia la Unidad de Consciencia. Para ascender no es necesario ser perfecto. Incluso el más alto de los iniciados encara sus propias batallas y victorias internas. Namasté. Nos inclinamos ante el Dios y la Diosa dentro de cada uno de ustedes.

La dinámica creativa

Regalos de la luz – Re-flexiones

Llegar a entender la relación entre tu conciencia y tu realidad física significa comprender la ley del karma, verlo actuar. Aquello que intentes es lo que llegarás a ser. Si pretendes sacarle a la vida y a los demás todo lo que puedas, si tus pensamientos van dirigidos siempre a conseguir algo y a no Dar nada, estás creando una realidad que refleja tus intenciones. Atraes hacia ti almas de parecida frecuencia y, Juntas, crean una realidad basada en la acción de conseguir siempre algo. Tus experiencias reflejan entonces tu propia orientación y le dan valor.

Si miras a la gente que tienes a tu alrededor como personalidades que toman, más que como personalidades que dan, no tienes confianza en ellos y ellos tampoco confían en ti.

La dinámica creativa de la intención, la relación entre intención y experiencia, se halla en la base de la física cuántica, el intento más profundo realizado por nuestra especie de comprender los fenómenos físicos desde la perspectiva de la personalidad basada en los sentidos. La física cuántica nació como consecuencia de un esfuerzo intenso y acumulativo de comprender la naturaleza de la luz física.

En otras palabras, no es posible describir la naturaleza de la luz -literalmente, la forma de la luz física-, si dejamos a un lado el aparato experimental que utilizamos para experimentarla, y esto último depende de la intención del experimentador. El Observador ES lo observado. ¿Qué observas en tu realidad, en tu mundo?

La creación de la experiencia física por medio de la intención es exactamente lo mismo que la infusión de Luz en la forma, de energía en la materia, del alma en el cuerpo. La distancia que existe entre tú mismo y tu comprensión de la creación de la materia a partir de la energía es igual a la distancia existente entre el conocimiento de tu personalidad y la energía de tu alma. La dinámica del alma y de la personalidad es la misma dinámica que la de la energía convertida en materia. Tu sistema es idéntico. Tu cuerpo es tu materia consciente. Tu personalidad es la energía de tu alma convertida en materia. Cuando la desconocemos, transmitimos fragmentación. Cuando la conocemos, comienza a convertirse en una totalidad.

La dinámica de alma-a-personalidad, de energía-a-materia está en el centro de nuestra mitología de la creación, en el relato del Paraíso. Metafóricamente y dicho con estas palabras, tienes dentro de un Jardín del Edén tu propia realidad creadora, dentro del cual puedes elegir cada día cómo crearás tu realidad, teniendo el principio masculino-femenino en tu interior, el principio de Adán y Eva, y con el Árbol representando tu sistema de energía personal, tu propio cordón de conocimiento. ¿Cómo utilizarás tu poder? ¿Crearás el Paraíso o serás expulsado de él, como sucedió en realidad?

La creación es el desafío de todos y cada uno de los seres humanos. ¿Crearás con respeto o con menosprecio?

La elección

El centro del proceso evolutivo es la elección. Es el motor de nuestra evolución. Cada una de las elecciones que haces es la elección de una intención. Por ejemplo, en una determinada situación, puedes elegir permanecer en silencio, y esa acción puede favorecer la intención de castigo, de compartir compasión, de obtener venganza, de mostrar paciencia, o amor. Pero, puedes elegir hablar elevando la voz, y esa acción puede servir a cualquiera de esas mismas intenciones. Aquello que eliges, en cada acción y con cada pensamiento, es una intención, una cualidad de conocimiento que impones a tu acción o a tu pensamiento.

La personalidad fragmentada tiene varios, o numerosos, aspectos. Uno de ellos puede muy bien ser el amor y la paciencia, otro la venganza, otro la caridad y otro más el egoísmo. Cada uno de estos aspectos posee sus propios valores y objetivos.

Si no eres consciente de todas las diferentes partes de ti mismo, aquella que demuestra ser más fuerte derrotará a todas las demás. Y su intención será aquella que la personalidad utilizará para crear su realidad.

No puedes elegir conscientemente tus intenciones hasta que alcanzas a comprender los diferentes aspectos de ti mismo. Si no eres consciente de cada una de las partes de ti mismo, te encontrarás ante la experiencia de querer decir, o de intentar, una cosa, y encontrarte diciendo o intentando otra muy distinta. Querrás hacer avanzar tu vida en una dirección y advertirás que sigue otra diferente. Desearás eliminar de tu experiencia un elemento doloroso y le verás reaparecer de nuevo.

No es sencillo que una personalidad fragmentada alcance la plenitud, puesto que, en una de estas personalidades, sólo algunas partes de ella buscan la plenitud. Hay otras “piezas” de las personalidad que no son tan responsables, tan cuidadosas o tan compasivas como aquellas que se esfuerzan por alcanzar esa plenitud, más bien tiran por el camino contrario. Y tratan de crear lo que las satisface, aquello a lo que se han llegado a acostumbrar (resonancia). A menudo, estas partes son fuertes y se encuentran muy bien establecidas.

La personalidad fragmentada debe elegir siempre entre elementos opuestos de sí misma. Ésta es la situación medular de nuestra evolución. Ésta es la situación fundacional: el punto de elección.


Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *