Poder Curativo del Reino Vegetal

con No hay comentarios

por K. Parvathi Kumar

kumar1Contaminación por la energía psíquica negativa

Muchos hablan de tensiones atmosféricas y contaminaciones. Pero también hay contaminaciones y tensiones psico-atmosféricas. Las ondas psíquicas también están en juego en la atmósfera. Crean diferentes estados de ánimo. Incluso pueden afectar a las personas sensibles, al afectar sus centros nerviosos.

Hoy hablamos de la contaminación del agua, de la contaminación del aire y de las correspondientes enfermedades. Pero hay una contaminación sutil y no muy perceptible a través de ondas psíquicas negativas que la humanidad en general emite diariamente. La gente emite en general variedades de miedos. Carga con una sensación de inseguridad. Sospecha de las situaciones que no le son familiares.

Hay mucha impaciencia y la correspondiente irritación. La gente se preocupa mucho por situaciones imaginarias y no por situaciones reales. Hay celos que emergen de la competencia. Existe un cultivo general de la ansiedad y la tensión a través de la competencia. Así, una gran parte de la psique humana emite esa energía negativa que se manifiesta a su alrededor.

Es difícil para la gente darse cuenta de tal manifestación, que se sitúa alrededor de los árboles, los animales y alrededor de la fauna y flora de esta Tierra. Las personas van a los parques y a los jardines, y respiran la energía de los árboles y jardines sobrante de los visitantes anteriores. La comprensión superficial es que uno respira aire fresco en un jardín con árboles bien crecidos, pero la verdad es que también respira la energía psíquica dejada allí a través del flujo de los pensamientos de sus visitantes anteriores.

La energía psíquica en su dimensión negativa se está perpetuando y está dañando sutilmente la psique de los seres humanos sensibles. La causa del aumento de las crisis nerviosas y de las depresiones puede atribuirse al impacto de la energía psíquica negativa. Uno no se puede imaginar cuan saturada está la atmósfera debido a la energía psíquica negativa. Su emanación de los seres humanos también afecta a los animales y a las plantas. No podemos ser frívolos en esto.

Poder curativo del Reino Vegetal

La medicina moderna debe sacar más provecho del poder curativo del reino vegetal. Los farmacéuticos y los médicos, así como también los investigadores pueden tener que prestar atención a esto. El reino vegetal tiene mucho que ofrecer para la restauración de la salud y la vitalidad. Un Maestro de Sabiduría dice que, al “contraponer” la vitalidad, las dolencias pueden ser curadas. Las plantas son los depósitos de Prana. Poca gente sabe que los pinos recogen el Prana y lo distribuyen a los alrededores. Sus ramas y tallos funcionan como agujas eléctricas que recogen el Prana y lo distribuyen. Los árboles de coníferas deben entenderse como antenas vivas que reúnen y preservan las energías renovadoras. Contienen el fuego de la luz que podría emplearse para restaurar el equilibrio.

La energía solar se manifiesta mucho más en el reino vegetal que en el reino mineral. La vitalidad se puede restaurar mejor a través de un estudio más profundo de las propiedades del reino vegetal y su uso inteligente para la restauración de la salud y la vitalidad.

Muchas verduras se consumen tarde, en mayor proporción en grupos bien informados. Dos cuartos de verduras, un cuarto de legumbres y un cuarto de cereales dan mejor valor nutritivo. Hoy en día, la humanidad consume más cereales de lo necesario. Estos se pueden equilibrar gradualmente. Los Lemurianos usaban el almizcle. Los druidas usaban la resina de cedro, los arios hindúes hasta la fecha usan ocimum sanctum, comino, jengibre, cúrcuma, ajo, mostaza, semillas de cilantro, miel y similares en sus medicinas y alimentos.

El Ayurveda depende en gran medida del reino vegetal para la curación. Se dice en Ayurveda que las verduras y las hojas cultivadas sobre la superficie de la tierra contienen el fuego de la vida y, con el uso inteligente de ese fuego y con hábitos alimentarios con sentido, traen mucha fuerza vital para restaurar el equilibrio en el paciente.

Que este conocimiento sea reconocido tanto por los médicos como por los farmacéuticos para lograr una evolución en los medicamentos y en el tratamiento de la salud.

Entender las necesidades del cuerpo

Es imprescindible una comprensión refinada de las necesidades del cuerpo en el contexto actual. Las demandas del cuerpo en términos de bebida y alimento y también en términos de sus otros apetitos tendrían que ser cuidadosamente observadas. Tales demandas tendrían que ser debidamente atendidas en la medida en que no fueran contrarias al bienestar general de la persona. La negación de tales demandas podría causar una abolladura en la psique, dando lugar a ciertas deficiencias, conduciendo a enfermedades. ¡A veces un santo puede tener un impulso de fumarse un puro! Sabio como es, da satisfacción al impulso y lo elimina. No deja que el pensamiento vuelva una y otra vez simplemente cumpliendo alguna vez una demanda extraña. Al arrojar una miga al cuervo o a un animal callejero, te autosatisfaces y no volverá una y otra vez.

De la misma manera, las mujeres embarazadas tienen demandas extrañas de alimentos y gustos. Les apetecería un pedazo de mango crudo o un alimento ácido. Expresan de cuando en cuando el deseo de comer cosas que no comen normalmente y regularmente. Los antiguos egipcios y los indios hasta la fecha cumplen tales demandas de las mujeres embarazadas. Los investigadores de la salud raramente estudian estas demandas extrañas y, en cambio, localizan deficiencias en las mujeres embarazadas. Los médicos de los antiguos tenían una comprensión de las posibles deficiencias minerales que ocurren durante el embarazo y recomendaban encarecidamente que se cumpliera con los deseos instintivos de comida y de bebida de las mujeres embarazadas. Rara vez se trataba a estas mujeres con medicamentos de cualquier tipo, a menos que pudieran tener un impacto en el crecimiento del niño en el vientre materno. Las madres nunca fueron tratadas con medicamentos incluso durante tiempos posteriores al parto para prevenir el impacto del medicamento en el niño a través de la leche que extrae de la madre.

Se deberían estudiar estas viejas tradiciones en la perspectiva correcta de tal modo que los pacientes, así como los médicos, notaran y atendieran la llamada de dentro del cuerpo. Es de conocimiento común que a veces los pacientes, durante su enfermedad, desean fuertemente ciertos alimentos. En la medida en que el suministro de dichos alimentos no sea perjudicial, se debe suministrar a los pacientes. Una psique satisfecha genera suficientes energías curativas desde dentro para ayudar a la cura que está tratando de llevar a cabo el médico. La cooperación positiva de la psique del paciente es un factor significativo en las curas. No se puede tratar a los pacientes en masa con procedimientos y estructuras estandarizados. Después de todo, cada ser humano es único y por lo tanto requiere la atención personal necesaria.

Hoy en día, en los negocios y en el marketing, los profesionales piensan en personalizar el producto según el gusto individual del cliente. Debería ser mucho más así en materia de alimentación, salud y medicina. Muchas veces un paciente está mejor con transmisiones marginales de vez en cuando que un paciente que se reglamenta a sí mismo con instrucciones dadas. Un poco de libertad siempre añade un impulso a la psique, lo que a su vez contribuye al proceso de curación.

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Dejar un comentario