2019: Celebración 25 años de Escuela Claridad

Juan Angel Moliterni

Saludos fraternales de corazón a todos… 2019 no es un año más, pues CELEBRAMOS 25 años dedicados al servicio activo, a la educación y formación del alma, a la ascensión planetaria y co-creación de la Nueva Tierra.

Llevar adelante el Plan Jerárquico no es un trabajo solitario sino solidario, es un trabajo de cooperación grupal, de auto-convocación y de sinergia… donde tal vez algunos sean los que pongan las caras y otros los que trabajen entre bastidores, pero es la unión de fuerzas cooperativas, la unión de Presencias, donde se produce la sinergia… y gracias a esa sinergia es como podemos alcanzar mucho más… el campo de todas las posibilidades… de hecho, es ilimitado. La Fraternidad es un esfuerzo conjunto.

Por tal motivo, queremos Agradecerles por estos 25 años, por todo el apoyo que nos dan, sin bajar nunca el ritmo, por todas las oraciones, por todas las meditaciones, por sus donaciones impersonales, por todas sus experiencias personales compartidas, por invitar a la gente a que se sumen a esta Comunidad, agradecerles a todos lo que han participado-participan-participarán, pues es JUNTOS  como se crece, en Común-Unión.

Les compartimos fotos (panel de la izquierda) de aquellos años antes de la era digital 🙂 … Este es el tiempo del FLORE*SER. Gracias por ser parte y partícipe de esta Comunidad de Luz, al servicio del Plan Divino, el Propósito que los Maestros conocer y sirven.. ¡Sigamos adelante hacia la Síntesis!

¡Construir juntos es
la Con-fraternidad!

Lema de CLARIDAD:

Saber Vivir

Cooperar con la Vida

Servir a la Vida

Reconocer la Vida Divina en Todo

escuela-claridad-banderas

A través del siguiente Link, les compartimos las imágenes ya de la era digital: AQUI

En el centro de todo Amor, permanezco.
Desde ese centro, yo el Alma, surgiré.
Desde ese centro, yo el que sirve, trabajaré.
Que el Amor del Ser Divino se derrame por todas partes,
En mi corazón, a través de mi grupo y al mundo entero.

La estabilidad es la virtud sobre la que debemos basar nuestra vida interior. Para aquellos que han abrazado la vida espiritual, la mayor dificultad no es tanto acceder a un nivel de conciencia más elevado, sino mantenerse en él. Es por ello que la estabilidad es el fin último de la Iniciación, ese momento en el que el discípulo puede decir, por fin, como el hierofante del antiguo Egipto: “Soy estable, hijo de estable, concebido y engendrado en el territorio de la estabilidad” (La Jerarquía Espiritual).

Desde el Avatar de Síntesis que está aquí,

Que descienda Su energía a todos los Reinos,

Y eleve a la Tierra hasta los Reyes de la Belleza.