Semillas de Amor 1

con 3 comentarios
[Total:0    Promedio:0/5]

Jardines de la Presencia, por Juan Angel Moliterni

loto-solSerie de Pensamientos semilla capaces de elevar el espíritu, de abrirte el entendimiento y, poco a poco, de guiarte al jardín de la Presencia que hay ti. Mantén una conciencia abierta, y el Maestro sembrará en ti las semillas potenciales de sabiduría.

Adéntrate en la parte más preciada e incomprendida de tu ser: el corazón. Y descubre el amor compasivo y reconstituyente; el amor poderoso, dinámico y pragmático, el catalizador para el crecimiento espiritual.

La validez de tu brillo responde a que has comprometido (no-involucrado) tu corazón. Es así que puedes expresar aquello que sientes brotar de tu corazón.

La mayoría de las veces nuestros actos de amor pasan desapercibidos. De todos modos, son las cosas pequeñas que hacemos, una a una, lo que dota de sentido y es determinante en la vida de cada cual. Como dijo la Madre Teresa:

“No hacemos grandes cosas; sólo cosas pequeñas con gran amor”.

El amor más perfecto empieza con la expresión individual-singular de tu corazón.

En una relación basada en el amor, ambas personas cuentan con espacio para ser quienes realmente son. Cada una respeta las necesidades de la otra y le ayuda a florecer. El amor fomenta el crecimiento.

El acto de amar produce la acción del flujo cósmico, y es lo que, finalmente, magnetiza al alma del hombre hacia el Espíritu de Dios en el ritual de la ascensión en la luz.

El amor es la fuerza capaz de dar trascendencia a lo humano. Cuando es compartido por dos que se reconocen diferentes, transita el umbral entre lo terrenal y lo divino.

Las emociones son las lecciones del amor. Jamás se avergüencen de llorar. Nadie es perfecto. Podemos ayudarnos unos a otros como la Naturaleza lo reclama. Ya hay demasiados gurús con expresión pétrea en sus rostros, demasiadas personas paradas en un pedestal de mármol frío y distante, y demasiadas miradas sin vida alguna, transmitiendo sólo ausencia, “sin nadie en casa” en esto que se suele llamar el movimiento de la Nueva Era. Muchos tratan de ser espirituales pero lo único que producen es el rechazo de la gente.

El sentimiento es algo profundo e interno y sólo puede ser percibido por otro ser conscientemente “sintiente”. Sólo podemos sentir en otro lo que nos permitimos sentir en nosotros mismos. Sentir plenamente es un privilegio que ahora comenzamos a descubrir como algo esencial; el ingrediente crítico en la percepción, el discernimiento y en el verdadero desarrollo espiritual.

El lenguaje del corazón es responsividad que se convierte en responsabilidad. Todo lo que inspira, produce belleza y sentimientos de ser amado/a y de ser amor: es algo que da significado al corazón, por emocionales que sean sus matices.

Los estrechos vínculos del corazón no sólo dan apoyo emocional, sino que pueden mantenernos físicamente vivos y en buen estado. Poema de Khalil Gibran sobre las Almas Gemelas: Habéis Nacido Juntos…

Habéis nacido juntos

y juntos permaneceréis para siempre.

Estaréis juntos en la callada memoria de Dios.

Pero dejad que haya espacios

en vuestra compacta unidad.

Dejad que los vientos de los cielos

dancen entre vosotros.

Amaos el uno al otro

pero no hagáis del amor una atadura;

dejad más bien que haya un mar

meciéndose entre las costas de vuestras almas.

Llenaos mutuamente las copas,

pero no bebáis de una sola copa.

Compartid vuestro pan,

pero no comáis de la misma tajada.

Cantad y danzad juntos y estad gozosos,

pero conservad cada uno vuestra soledad.

Hasta las cuerdas del laúd están solas

aunque vibren con la misma música.

Dad vuestros corazones, pero no en prenda;

porque solamente la mano de la Vida

puede contener vuestros corazones.

Y estad juntos, pero no demasiado juntos;

porque las columnas del templo guardan distancia,

y el roble y el ciprés

no crecen el uno a la sombra del otro.

Los científicos hallaron una impresionante prueba cuando vieron la diferencia entre los efectos del amor y los de la frustración. La frustración dibuja un patrón caótico en la variabilidad de la frecuencia cardíaca, que consiste en la aceleración y desaceleración de ésta. Por otro lado, explican, un sentimiento profundo de amor produce una línea equilibrada y ordenada que por lo general se asocia a un funcionamiento cardiovascular eficiente. “Es un ejemplo dinámico del poder del amor operando al nivel de nuestro cuerpo físico” señalaron David y Bruce McArthur. “Cuando se presenta ese patrón en el corazón, ello afecta profundamente a otros sistemas del cuerpo en cuanto a orden y eficiencia”.

Durante una entrevista que tuvo lugar en los albores del nuevo milenio, el novelista ganador del premio Nobel, Saul Bellow, advirtió que, aunque vivimos en una sociedad que “nos mantiene inmersos de continuo en el interés propio”, y en la que el sexo “se ha convertido en un sustituto del amor”, las personas, afortunadamente, todavía son capaces de descubrir la ilimitada generosidad del amor. “Uno ve los peculiares efectos que la generosidad ejerce en la sociedad”, señaló. “No hay nada que uno no estaría dispuesto a compartir con alegría, simplemente por el amor que le transmite a otra persona; y ello en el contexto de una sociedad que […] equipara el interés propio con la cordura, y el sacrificio, con la utopía o la locura extrema”.

La plenitud del amor no puede ser amor a menos que actúe. El amor actuando es la muestra de un corazón unido a la mente y al alma.

Cuando amamos de verdad nos hacemos conscientes del potencial del individuo de convertirse en quien realmente es, ya se trate de nuestro cónyuge, un compañero de trabajo, un hijo, o de nosotros mismos.

El amor significa sacrificio. El sacrificio no consiste en torturarse ni en anularse como individuo. El sacrificio implica una entrega deliberada y consciente del ego. Uno no se entrega al otro sino a la Vida, junto con el otro y a través del otro, como una apertura hacia Dios.

La Vida es un constante fluir. Que tu amor crezca, cambie y se expanda, moviéndose a través de las variadas experiencias con tu relación y déjalo entibiarse en el elixir de la Luz para que puedas regar las ascuas cristalinas de la pasión que te llevaron hasta allí.

Te puede interesar

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

3 Responses

  1. Ana Maria Arnao Hernández
    | Responder

    GRACIAS POR COMPARTIR CON AMOR.

  2. La Chiru
    | Responder

    Mi gratitud por tus lucecitas que nos permiten aprender. Felicitaciones por tu hermosa misión de vida, por sugerirnos que cada uno tiene la suya y que no es preciso hurgar demasiado para descubrirla. Un abrazo de Luz.

  3. LETICIA POZO
    | Responder

    Gracias por enseñarnos el camino de la luz y el amor, gracias por estar juntos en nuestro despertar de nuestra conciencia espiritual. Desde mi corazón con infinito amor mil veces gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *