Semillas de Amor 4

con No hay comentarios

Jardines de la Presencia, por Juan Angel Moliterni

loto-solSerie de Pensamientos semilla capaces de elevar el espíritu, de abrirte el entendimiento y, poco a poco, de guiarte al jardín de la Presencia que hay ti. Mantén una conciencia abierta, y el Maestro sembrará en ti las semillas potenciales de sabiduría.

En las últimas dos décadas, pareciera que mucha gente ha estado consumida por el deseo de encontrar su Alma Gemela, su Compañero de Alma. Gran parte de esto ha sido estimulado por la aparición de muchos libros sobre el tema. Para aquellos que hacen asesoramiento astrológico por un período de tiempo, probablemente han tenido la experiencia repetida de uno y otro cliente que llega corriendo a través de la puerta, con otra carta en la mano, y con la pregunta exasperada: “¿es éste mi Compañero de Alma?”. Desafortunadamente, las bases conceptuales de qué es un Compañero de Alma han sido nubladas y confundidas horriblemente por una diversidad de opiniones de demasiadas fuentes.

¿Cuál es la definición de Compañeros de Alma? Son dos personas que actuado independientemente, sus deseos de abrazar una realidad trascedente o espiritual, y el propósito real de la unión entre uno y otro, es continuar su desarrollo espiritual individual en virtud de y a través de la relación. Esto no significa que estas dos personas sean perfectas. Sí significa que ambos han abrazado principios trascendentes o espirituales que guíen sus vidas individuales y su relación.

Hay una fundación espiritual (filosófica) común sobre la que se basa y se construye la relación. Como resultado, hay un punto de vista más amplio al que referirse y sujetarse. Esto así permite que exista un amor y apoyo incondicional entre los dos, en vez de amor condicional. El amor condicional es uno de los principales terrenos de cultivo en que pueden crearse situaciones kármicas difíciles. El amor incondicional es uno de los principales terrenos de cultivo en que se crean situaciones kármicas armoniosas o positivas. De este modo, los verdaderos Compañeros de Alma sólo tienen condiciones o situaciones kármicas positivas que son de apoyo y beneficio mutuo. El Alma intenta fusionar de vuelta en sí misma sus componentes, entonces cuando estas personas (complementos divinos) en efecto se encuentran, el proceso de re-unificación comienza.

Al comienzo de esta re-unión, pueden manifestar una resistencia entre uno y otro. La razón de esto es: el ego en cada persona se ha definido a sí mismo como un individuo aparte. Esto es un reflejo de los deseos de separación inherentes al Alma. Entonces, para el ego, el dejarse ir, para fusionarse de vuelta con el Alma que lo ha creado, es encender simultáneamente el miedo de la disolución personal. Así que al comienzo de esta dinámica se produce atracción y repulsión. Con el tiempo, tales temores ceden. Al hacerlo, las distintas personas (Yin-Yang) se acercan una a otra. Las últimas etapas de este proceso se manifestarán de tal modo que las distintas personas finalmente se comprometerán en una relación tipo matrimonio. Cuando esto ocurre, es una relación de tipo especial llamada Compañeros de Alma.

Al culminar este proceso evolutivo, no existirá ya la manifestación de distintas personas. Se ha producido la fusión de los diferentes componentes. Así, el Alma está ahora plenamente integrada y lista para comenzar a fusionarse conscientemente de vuelta a su propia Fuente-Dios –es la Ascensión. Las Almas Gemelas son dos pilares opuestos. Cuando uno se da cuenta de su naturaleza complementaria puede ver la sabiduría grabada sobre ellos: el arco iris invisible que conecta los aparentes opuestos. La relación de Almas Gemelas es la ceremonia de la pequeña muerte. La muerte del pequeño “yo”, la Última Transformación, hacia el YO SOY. Es un ensayo general para la Vida Eterna.

El amor verdadero es un salto cuántico que nos lleva al borde mismo del último salto: hacia la interdimensionalidad.

Una misión fundamental aguarda a aquéllos cuyas energías están en armonía con el amor divino. Almas gemelas donde cuyo amor jamás puede ser abatido, capaces de mantener el equilibrio por una ciudad entera y cuyas invocaciones diarias pueden transmutar el odio, la delincuencia y el crimen, sosteniendo ese equilibrio interno.

Ahora, al finalizar este ciclo de la historia y encaminarnos hacia la Era de Acuario, es el momento en que las personas que sirven a la luz en algún sendero espiritual necesitan aprender a contactar con su alma gemela. Quien promueve esta búsqueda es nuestro Yo Superior, si bien ello no se ha interpretado de manera correcta en el nivel físico… Lo que abre la puerta a encontrar y convertirse en uno con nuestra alma gemela es la relación que tengamos con Dios y con el Yo Superior.

Debemos volver a la afirmación de Pablo de que “la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios” (1 Corintios 15:50). De modo que la carne y la sangre (tu parte humana y personalidad) no te garantizan una relación armoniosa con nadie, incluida tu alma gemela. Lo que la garantizará es tu determinación por trabajar arduamente en una relación. En concordancia a los ancianos Mayas, nos estamos moviendo de la Edad de vivir en el intelecto hacia vivir en el Corazón; por lo tanto, es crucial transcender las marcas de la dualidad en los cuerpos emocionales.

Ya cruzamos las puertas de un nuevo amanecer galáctico… Únete a tus sentimientos… Vence cualquier obstáculo que te impida amar… Permítete sentir la magia de la alegría… Que la libre voluntad permee tu vida… Engrandece el poder de tu corazón… Equilibra tus sentimientos en el aquí y el ahora… Que tu visión te guíe para sanar las heridas en tu interior… Fortalece tus sentimientos… Explora tus sentimientos más profundos… Trasmuta tus sentimientos más profundos… Transforma todos tus sentimientos negativos en positivos… Llena tus sentimientos con luz… Irradia lo que hay en tu corazón.


Donaciones

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *