Semillas de Automaestría 2

con 6 comentarios
[Total:0    Promedio:0/5]

Jardines de la Presencia, por Juan Angel Moliterni

loto-solSerie de Pensamientos semilla capaces de elevar el espíritu, de abrirte el entendimiento y, poco a poco, de guiarte al jardín de la Presencia que hay tiMantén una conciencia abierta, y el Maestro sembrará en ti las semillas potenciales de sabiduría.

La vida tiene una manera maravillosa de cuidarnos. El único equilibrio que necesitamos establecer es entre la actividad y la inactividad, entre la mente y la no-mente, entre dar y permitirnos recibir. Si realmente creemos, y nos atrevemos a poner en práctica el Dharma, llegaremos a darnos cuenta que nada es imposible. Mediante la participación y la asociación con las fuerzas de la Luz todo es posible. En esta asociación se encuentra todo lo que necesitamos por dentro y por fuera.

Encontramos nuestra totalidad o unidad en las dimensiones verticales del ser y no horizontalmente “ahí afuera”. Cuando sientas esa plenitud, tu propia Presencia, cuando sientas todo en uno: eso es MAESTRÍA. Al vivir de esta manera, en armonía con tu Yo, la Vida se ocupa de ti. Esto significa que tu ser superior tiene la capacidad de actuar a través tuyo, guiarte, dirigirte y utilizarte para que atraigas directamente todo lo que te hace falta. Y automáticamente se crea un espacio para tus relaciones. Para las correctas.

Entrar en el camino de tu Yo Superior-Dharma significa desidentificarte conscientemente del punto de vista materialista e incorporar el pensamiento multidimensional. Entonces, preguntas como: “¿Cuándo llegaré a…?”, o “¿Cómo será…?” o “¿Cómo podré…?”, desaparecen. Entiendes que el miedo le da vida y forma a estos pensamientos y que la confianza en unión con el pensamiento y la acción creativa correcta es lo que realmente modela tu vida.

Esta es la otra cara de la realidad… la perfección que no logras asimilar empezará, en algún momento, a rebelarse. La energía-luz misma reverberará contra nosotros y se manifestará como enfermedad y desesperación. Las energías se vuelven negativas, solo cuando se trata de interferir con ella. Necesitamos autorizar la Luz y la divinidad dentro de nosotros.

Cuando el alma realiza elecciones correctas se produce un aumento de luz en el aura y adquiere maestría sobre sí misma, que le ayudará un día a regresar al Hogar, a los Templos de Luz.

El secreto para atraer lo que queremos es empezar por convertirnos en ello. En lugar de desear que te amen, sé tú el amor. Esto es la Alquimia. Sé aquello que estás buscando. Quienes encarnan la llama viva del amor son transformadores: transforman cualquier cosa que tocan.

Todos nosotros tenemos citas, algunas con nuestro destino y otras con nuestro karma. Si nos perdemos las que nos han de servir para saldar viejas deudas, si no damos alcance a los ciclos que nos han de llevar a cumplir con nuestra misión, las ventanas de la oportunidad tal vez no se vuelvan a abrir durante mucho tiempo, quizá durante un espacio de tiempo que nos podría parecer inimaginable. Millones de almas deberían estar encarnadas en el planeta y no están. El deseo de esas almas de formar parte del plan divino de la Tierra es muy grande. Hay almas que desean ocupar su lugar en el gran proyecto cósmico de la vida.

Quieren realizar su misión, ofrecer sus dones al mundo, ayudarnos a resolver las crisis que reinan en ciudades y naciones. Y, sin embargo, no están encarnadas para poder servir a la humanidad. El libre albedrío puede inmiscuirse en un momento dado y revertir un proceso, una situación que estaba destinada a ocurrir. Por ejemplo, dondequiera que tenga lugar una concepción, existe la orden de Dios exigiendo que esa vida haga su aparición, no importa en qué circunstancia.

En tanto la motivación de nuestro corazón sea pura (esto es la ética) y lo que pidamos sea conforme al plan divino (esto es el Dharma), Dios nos enviará colaboradores invisibles y físicos para que nos ayuden en nuestra obra de amor.

La emoción es el combustible que impulsa tus proyectos. Para llevar a cabo cualquier idea hace falta dinero y energía. Bueno, ¿y de dónde saca uno la energía? De las emociones. Las emociones mueven a las personas porque son energía en movimiento y el combustible para llevar a cabo cualquier proyecto cuya semilla fue una idea. Sin embargo, hay que examinar si las emociones son positivas o negativas.

El miedo y las emociones negativas cortan la conexión de la persona con su corazón, con su alma y con su ángel. El miedo paraliza el proceso natural de las cosas. El amor y la abundancia no se pueden incrementar si el miedo y las emociones negativas paralizan la puesta en marcha de ideas y proyectos en cuyos frutos uno va a ver aumentada esa abundancia y amor. La persona debe hacer realidad sus sueños, el anhelo del alma. Vacilamos, dudamos de nosotros mismos y así no respondemos a nuestro DESTINO –el de las estrellas.

Recuerda, todo se halla en estado de transformación en nuestro universo, incluyendo el título de nuestras propiedades, nuestras relaciones, nuestro dinero, todo. Todo se encuentra en proceso de transición. Todo va dando vueltas, aterrizando en nuestras manos para que disfrutemos de ello unos momentos y luego vuelve a circular. Una vez interiorizamos esta noción sobre la imposibilidad de poseer nada, irónicamente la misma idea nos concede la Libertad de poseer lo que deseamos, sin necesidad de depender de ello. Muy pronto descubrimos la alegría que nos produce el compartir este hecho con los demás.

Transforma cada uno de estos momentos en moméntums. Si en estos momentos, si en tu presente no disfrutas PLENAMENTE de tu vida, con lo que has acumulado, con tu actual estado de salud, con tu trabajo y con tus relaciones, no podrás apreciar o disfrutar en nuevas condiciones de vida (como podría ser la Nueva Tierra). Ahora considera esta afirmación: No vas a conseguirlo todo, pues ya eres todo. Muévete de presente en presente, pero PLENAMENTE, intensamente comprometido, el Presente es Eternidad, anímate a BUCEAR en él, porque si no es AHORA, ¿Cuándo? Y si no es AQUÍ, ¿Dónde?

* * * * * * *

La vida de un jardinero es, posiblemente, la metáfora más adecuada para comunicar la naturaleza de la Presencia a la que hemos denominado Dios. Cuando metafóricamente nos arremangamos y metemos las manos en la tierra con la clara intención de participar plenamente en todo lo que es la vida, llevamos automáticamente conciencia del instante presente a la calidad de todas nuestras experiencias en este planeta. Nos hacemos automáticamente causales, y hacerse causal es hacerse semejante a Dios. Entonces, somos jardineros conscientes de la vida. Esto nos sitúa en un nivel de servicio que nos autoriza, a través de nuestro propio ejemplo, a abrir las puertas que llevan a la fresca sombra de la conciencia del presente a todo aquel con el que nos encontramos.

“Por sus frutos los conoceréis” (Mateo, 7, 16).

 

Te puede interesar

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

6 Responses

  1. monica
    | Responder

    Juan realmente maravilloso lo que nos envías, llega al alma. abundancia moni.

  2. Orieta
    | Responder

    Hermano, es así como necesitamos ver con claridad nuestra existencia y el que se abandona a ella de la forma descrita como dice el dharma, confirmará esta verdad que se está expresando sin dificultad para vivirla. Es propia de su esencia y conciencia que se purifica e incrementa vivencias de su naturaleza. Sea dado este estado para quienes en conciencia nos estamos preparando, hasta la eternidad que no tiene fin. Que el amor y la gracia nos conecten con esta realidad verdad.

  3. Ruben N. Mielniczuk
    | Responder

    Gracias por tanto… Juan… de corazón… GRACIASSS

  4. Lucia ruiz palacio
    | Responder

    Muchas Gracias Juan Angel; maravilloso articulo… van por este despertar

  5. MIRTHA JORGELINA ASTIGUETA
    | Responder

    GRACIAS JUANCITO. ES BELLISIMO LO QUE LEI. GRACIAS AMIGO DEL ALMA.

  6. Elisa Tamayo C
    | Responder

    Maravillosos artículos, sabiduría que necesitamos recordar y aplicar en momentos tan complejos como los que vivimos. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *