Semillas de Automaestría 1

con 1 comentario
[Total:1    Promedio:2/5]

Jardines de la Presencia, por Juan Angel Moliterni

loto-solSerie de Pensamientos semilla capaces de elevar el espíritu, de abrirte el entendimiento y, poco a poco, de guiarte al jardín de la Presencia que hay tiMantén una conciencia abierta, y el Maestro sembrará en ti las semillas potenciales de sabiduría.

Somos algo más de lo que creemos, somos inteligencia más allá de nuestra forma, como la rosa es la inteligencia que proporciona la fragancia y el aspecto de la flor. No podemos crear una rosa. Necesitamos la fuerza vital de la forma que denominamos rosa. De igual manera, necesitamos tocar la inteligencia o la fuerza divina que subyace a la forma y que somos nosotros mismos, y la de aquellos con los que estamos relacionados.

El ser libre es aquel que mira con amor todas las formas de vida que se despliegan y participan en una creación colectiva.

Nada que sea divino es efímero, ni se le puede quitar a nadie. Todas las bendiciones divinas son permanentes, y ésta es su maravillosa cualidad intrínseca. No dejes que todo lo que adquieras sea el mero desgaste de las horas.

Es notable como el humano, primero inconscientemente y luego cada vez más conscientemente, en el recorrido hacia la maestría, se encuentra en un proceso alquímico. Todo su sendero espiritual corresponde a un recorrido de transmutación del plomo (aspecto bruto de su ser) en oro (aspecto luminoso y marcado por el amor a su ser). Se trata evidentemente de un recorrido de experiencias y de re-descubrimientos de todos sus poderes de transmutación, en una verdadera creación unificadora.

Mientras tendemos a identificarnos con nuestra separación, no podemos obtener la perspectiva desde la cual se ve que todo es una unidad, que en esa única canción existe un gran ser llamado Ser Humano y que cada uno de nosotros nace dentro de ese mismo ser. Se trata de un gran círculo, al igual que el formado por el universo.

Los ideales son tan grandiosos que ustedes tienen por momentos la impresión de no progresar hacia ellos. En el camino a la maestría, el ser, al hacerse cómplice de sus ideales, sabe que las dificultades, los obstáculos, las vicisitudes de lo cotidiano crean a veces pesadumbres, desánimos, dispersiones, desviaciones, cansancios, sin que eso ponga en tela de juicio a los ideales. Para intensificar la energía de la conciencia, reaviven los ideales y su deseo de que todo tenga sentido en su vida.

Desde el principio, con la belleza del primer fotón, toda la sustancia es dotada con la sustancia de Dios.

“Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho”.

Esto todavía es verdad, y es verdad para todos nosotros. Y eso es lo maravilloso. Ese es el maravilloso don de Dios. Fuimos hechos por él y todo lo que hacemos, si va a durar y ser bueno, tiene que incluirle a él.

La falacia está en pensar que el futuro traerá al hombre algo a lo que no tiene acceso hoy. La vida es abundante: aquí, ahora y siempre. Dondequiera que estés, lo único que se necesita es recurrir a ella. Ni el cielo ni la tierra le pueden dar lo que todavía no ha encontrado dentro de sí.

El verdadero buscador espiritual espera no llegar al final de la vida “con las manos vacías”. De modo que se preocupa de escribir la historia de su vida día a día.

Reiteremos, pues, a todos que la vida no es tan sencilla como los hombres han soñado. Es un proyecto tan vasto y alto que literalmente nos envuelve a todos: hombres, dioses y Maestros también, partes de la vida que no ves ahora, pero que verás algún día con sólo que quieras aprender a escuchar y estar tranquilo, sabiendo que YO SOY Dios en el interior.

La norma principal de la vida: “No te tomes a ti mismo demasiado en serio. Que no te posea tu propia vanidad”.

¿Puede el ciego guiar al ciego? Como dijo el Maestro Jesús: ¿acaso “no caerán ambos en el hoyo”?

En el nombre del Cristo y por la llama trina que está dentro de tu corazón, pide a tu gran Ser Divino un flujo equilibrado de Poder, Sabiduría y Amor… ¡y verás lo que la Vida hará por ti!

Si el hombre no tiene el poder de crear, no es verdaderamente libre.

Es Aquí y Ahora donde en efecto estamos obligados a convertirnos en co-creadores con Dios, para llevar así a cabo la pureza de Su propósito.

Aquel que deja de crear también deja de existir. Por lo tanto, aquellas naciones que dan a sus ciudadanos la mayor libertad económica y espiritual, para auto-gobernarse son las más dinámicas y consecuentemente las más poderosas.

¡Que se enlacen los corazones humanos a las huestes ascendidas, haciendo de lo humano y de lo divino una familia que pueda establecer, para siempre, la paz y la victoria en la Luz de Dios que nunca falla!

Queridos, hay muchos caminos que llevan a un Humano iluminado. Si, a lo largo del camino, difieren en los detalles (qué sucedió, cuándo o cómo; o quién hizo qué, o cuándo), eso a Dios no le importa. Lo que importa es que finalmente descubran la magnificencia del potencial humano y entren en equilibrio, vivan una vida más larga y creen luz para esta Tierra suya. La meta es una Tierra de más elevada vibración, y una Humanidad que no tenga que sufrir para estar ahí. La meta es lograr la maestría para que su vida muestre claramente el amor del Espíritu en todo lo que hacen.

Para manifestar la abundancia en su vida: tomen conciencia de que la abundancia existe en la tierra, intensifiquen su campo energético, proyecten la imagen de su ser gozoso en la expresión que lo hace vibrar, definan y proyecten una intención clara y pura, y mediante el desapego, permitan la manifestación más justa.

Los efectos de las energías emocionales en los esfuerzos creadores tienen consecuencias mucho mayores de lo que los hombres están dispuestos a admitir. Ahora bien, la presencia o la falta de ciertos factores puede o bien alargar o bien acortar el tiempo para la precipitación, aun cuando todos los otros componentes estén en regla. Por ello, cuando se conocen estos factores pueden eliminarse sistemáticamente para reducir el tiempo de manifestación. Los impedimentos principales para la precipitación han de reconocerse en 1) la inarmonía en el mundo de los sentimientos, 2) el sentimiento de soledad o de abandono, y 3) el sentimiento de insignificancia o inseguridad y duda.

La verdadera maestría y energía surgen de la suavidad, no de la dureza, de la flexibilidad, no de la fuerza. Cultiva la suavidad, la sensibilidad y la compasión. La paciencia es una potente forma de amar.

La vida de un jardinero es, posiblemente, la metáfora más adecuada para comunicar la naturaleza de la Presencia a la que hemos denominado Dios. Cuando metafóricamente nos arremangamos y metemos las manos en la tierra con la clara intención de participar plenamente en todo lo que es la vida, llevamos automáticamente conciencia del instante presente a la calidad de todas nuestras experiencias en este planeta. Nos hacemos automáticamente causales, y hacerse causal es hacerse semejante a Dios. Entonces, somos jardineros conscientes de la vida. Esto nos sitúa en un nivel de servicio que nos autoriza, a través de nuestro propio ejemplo, a abrir las puertas que llevan a la fresca sombra de la conciencia del presente a todo aquel con el que nos encontramos.

“Por sus frutos los conoceréis” (Mateo, 7, 16).

 

Donaciones

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $1.00

Te puede interesar

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

One Response

  1. Angela kalaydjian
    | Responder

    Claro y elevados mensajes espirituales, gracias… por favor mandar a este nuevo correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *