Formación Terapeuta Practicante y Maestro Enseñante RA*C

mano-rac2015El RA*C hace referencia a la energía cristalina viviente que constituye nuestros cuerpos. El investigador biológico James Oschman describe los sistemas vivientes de esta manera. Huesos, fascia, tejidos conjuntivos e incluso algunos de los tejidos de soporte del cerebro están compuestos por esta sustancia líquida cristalina. Es como el cristal de los antiguos aparatos de radio. Lo interesante acerca de los cristales y las estructuras cristalinas es que permiten que suceda lo que llamamos el fenómeno cuántico. Se especula con la posibilidad de construir en un futuro próximo un ordenador que incorpore cristales y tecnología orgánica.

Nuestros cuerpos físicos no son la única realidad. Básicamente estamos formados de luz e información; es decir, patrones de energía. Y eso es lo que los físicos más renombrados llevan diciendo desde hace más de 50 años. El hecho de creer en esto no tiene mucha relevancia en tu vida diaria. Sin embargo, cuando aprendes que realmente puedes sanar enfermedades, alterar estados emocionales o transformar los procesos mentales de otras personas o de ti mismo con el RA*C, se abren nuevas posibilidades ante ti.

Con un proceso específico, puedes cambiar viejas pautas e ingresar en el proceso ascensional. El RA*C utiliza el poder de la intención focalizada. Cualquier persona puede aprender, y de hecho dominar, este sistema. Es una nueva y poderosa herramienta que cualquiera puede usar para añadir más energía a cualquier cosa que esté haciendo con objeto de sanar o transformar. Su ADN es como una máquina y ustedes son los programadores.

Preguntas más frecuentes

¿Qué es el RA*C?

Es una sanación cristalina etérea multidimensional y elevación del campo eléctrico-magnético-luminoso del cuerpo físico, vital y mental desde dimensiones superiores. El RA*C es una expresión-canalización del Triángulo Sagrado. Tiene como propósito de este nuevo tiempo, contribuir a la evolución de la conciencia. El mismo fue desarrollado en Argentina por Juan Ángel Moliterni (Master Reiki Usui) en 2004, a través de las prácticas y principios de sanación y canalizaciones de los Hermanos Pleyadianos y Arcturianos de Luz.

El RA*C trabaja con energía multidimensional, nosotros somos un producto de luz evolutiva. El RA*C eleva nuestras fuerzas de energía vibratoria, y nos alinea con la Nueva Energía. RA*C es un concepto formado por tres letras galácticas: “R” significa quien encuentra la felicidad en el ayudar; “A” significa que a medida que vayan llegando al desarrollo espiritual, irán requiriendo cada vez menos alimento para el cuerpo, es bienaventuranza y “C” son las almas humanas que se empeñan por unirse con la Suprema Alma Universal.

¿Cómo es una sesión de RA*C?

El tratamiento RA*C consta de tres Sesiones. Una sesión normal consta de una apertura, ciertas imposiciones de manos en determinados puntos o centros energéticos en el cuerpo, la aplicación de símbolos ascensionales de sanación multidimensional. El sistema RA*C contiene símbolos que nos permiten acceder a frecuencias que incrementan la vibración de paz en el planeta y ayudan a la Tierra a ir hacia su sanación. Tanto el practicante como la persona se ven beneficiados en cada sesión.

Regularmente una sesión tiene una duración de una hora. Mediante la utilización de recursos específicos que provee el Reiki Ascensional Claridad, ayuda a acelerar la evolución de la conciencia, permitiendo enfrentar los aspectos de la sombra en la propia personalidad e integrarlos. El proceso puede ser acompañado por la utilización de cualquier sistema terapéutico, ya que el mismo es un sistema alternativo-complementario. Los movimientos son elegantes y simples de hacer. Trabajamos desde los pies hasta la cabeza. Mientras la sesión progresa una renovación de la instalación del campo energético individual ocurre, y un nuevo orden se crea dentro del campo, produciendo una estructura más fuerte para recibir energía de la Fuente Universal, del Sol Central.

Después de haber hecho las conexiones, frecuentemente vemos un incremento dramático en el crecimiento del Alma. El proceso de equilibrar el campo eléctrico-magnético-luminoso puede llevar a la liberación espontánea, aún sin comprenderlo, en un instante. Con este fuerte cimiento, elevamos nuestro nivel vibratorio que a su vez eleva el nivel vibratorio de la Tierra. Esta es la manera en que nosotros podemos personalmente lograr lo que muchos ven como Ascensión.

¿Qué se puede hacer con RA*C?

A través de su práctica le permite a la persona integrar su parte espiritual, canalizar energías superiores para la sanación, y acelerar el despertar del potencial dormido dentro de su Ser. Los efectos terapéuticos del RA*C generalmente producen una armonización global y multidimensional en distintas esferas del ser humano, transformándolo y desarrollándolo interiormente. Potencia la conexión espiritual con los Maestros de Sabiduría. Genera mayor apertura del alto corazón. Generando más amor y compasión. Recibe protección personal y espiritual. Habilita aún más el canal de la energía sanadora.

Acelera el proceso de transformación y ascensión en la luz. Realiza la divinidad del alma en cada ser y la deidad interna. Amplía el nivel de conciencia aumentando la frecuencia vibratoria áurica. Mayor comprensión y resolución de los aprendizajes que presenta la vida. Liberación de las cargas del pasado -de esta y de otras vidas-, transformando nuestra historia. Integra los aspectos internos y externos de su vida. Reorienta la energía y el ADN. Abre la propia estructura celular. Expresa la inteligencia del universo y experimenta la paz y fuerza interior. Transforma su vida (y su mundo) de la tercera dimensión. Se producen Activaciones que les permitirán ver otra realidad. Llena su propia energía con un balance espiritual que remueve las bajas vibraciones de su campo de energía. Facilita la unión con la energía de la quinta dimensión y la Luz del Cristo.

¿Quién puede aprender RA*C?

Toda persona puede aprender RA*C. El mismo es abierto al público en general, sólo se requiere tener 2do grado de Reiki Usui para comenzar a recibir la Enseñanza. El RA*C incrementa notablemente la efectividad de otras terapias. El mismo es transferido desde el Maestro RA*C al estudiante a través de Cinco Alineaciones (Iniciaciones). Luego que las alineaciones el practicante se encuentra listo para que las energías RA*C fluyan automáticamente a través de sus manos hacia la persona (receptor). El RA*C trabaja de persona a persona, humano a humano. El RA*C es una energía auto-inteligente, por lo tanto sabe exactamente donde ir y qué hacer en cada caso. Es un proceso muy simple pero muy poderoso.

¿Cómo funciona?

El sistema de RA*C es un Reiki Avanzado que tiene como base el Reiki Usui. El RA*C nos permite canalizar las energías de las dimensiones superiores del Triángulo Sagrado (compuesto por la energía Galáctica, la Nativa y de Shamballa) para la sanación del alma. Mediante la utilización de recursos específicos, esta herramienta ayuda a acelerar la evolución de la conciencia. Las instrucciones son muy sencillas, visuales y fáciles de aprender. Cuando utilizamos las frecuencias vibratorias muy finas del RA*C, aumentamos nuestra vibración personal y eso hace que podamos mantener frecuencias luminosas superiores durante más tiempo. Eso permite a los seres espirituales que existen a niveles aún más superiores escucharnos más fácilmente y comunicarnos la manera en que podemos ayudar a nuestro planeta a despertarse a la sanación.

El cuerpo humano tiene un campo de energía que lo rodea y toda una serie de filamentos de luz y geometría que representan su “trama de la vida”. Todas las energías del ADN, la biología cristalina y las moléculas y células, escuchan que damos el permiso para que él haga lo que ya sabe hacer. Volver a conectarse, volver a orientarse hacia el “campo”, el “campo” que es la energía, lo que llamamos la fuerza de la energía universal, la energía de la Cabeza de Dios, y el mismo sabe cómo reconectarse con eso, de volver a entramarse con eso mismo, dejando ir algunas de las fibras de energía que ya no se necesitan más y volviendo a entretejer las nuevas fibras. Él sabe cómo hacer eso en forma natural, nosotros no tenemos que manipular el proceso, simplemente se tienen que permitir estar en la energía ascensional y dejar que su cuerpo vuelva a trabajar con su propia inteligencia.

¿Cuáles son los niveles de entrenamiento?

Cada nivel tiene un intento o propósito específico. Los niveles del RA*C están comprendidos de la siguiente forma:

Sesión I: Favorecer la sanación kármica, liberar la energía que nos ha estado reteniendo en el pasado para transmutarla en una energía de apoyo (tanto de las vidas pasadas como de la infancia). Esta liberación del karma durante la sesión produce procesos de purificación y reorganización física y emocional. Ayudar en el procesamiento que debe producirse al final del viaje o experiencia. Armonización de chakras. Reorientar la energía y el ADN; facilitar la sanación de la memoria celular. Retomar el poder interior y co-crear la vida más iluminada posible, accediendo a nuestra creatividad interior.

Sesión II: Realineación y reformación de los patrones de la geometría de nuestro cuerpo, nuestra aura y nuestro holograma. Equilibrio masculino y femenino; realineación y restauración de los patrones del cerebro para un funcionamiento completo del cerebro Delfínico. Se eleva la lucidez espiritual y mejora la unificación del cuerpo, la mente y el espíritu. Equilibrio del campo eléctrico-magnético-luminoso. Se establece la paz interior, seguridad y bienestar, y fomenta el aumento de la creatividad, la acuidad mental y el desarrollo espiritual, el amor universal. Se asienta la Presencia Crística a nivel celular en nuestro cuerpo. Favorece la Evolución Espiritual.

Sesión III: Activar los canales para el fluir de la energía Delfínica y del ADN de la quinta dimensión. Alineación Planetaria/Estelar, alineación con los Templos Divinos. Activación de los símbolos sagrados que contienen los divinos regalos, talentos, atributos divinos y mejoras a nuestro cuerpo de luz; los cuales son las energías de todo el espectro completo del arco iris de rayos de la divinidad. Preparándose así para entrar en la Nueva Tierra y convertirse en ángeles humanos completamente alados, capaces de mantener el Equilibrio Cósmico entre el Cielo y la Tierra.

Activar y Acelerar

De tal manera que la luz del RA*C pueda suavizar y balancear los campos de energía del cuerpo y guiar gentilmente la conciencia del cuerpo para moverse en gran Sincronicidad y armonía con el ser superior, trayendo los cambios de la ascensión con mucha más facilidad y gracia. Tener la oportunidad de dar y recibir RA*C, supone beneficiarse con una energía sagrada capaz de ACTIVAR y ACELERAR los procesos y el despertar de los códigos de la Ascensión inscriptos en nuestro ADN.

Este camino del Reiki Ascensional fortalece nuestro conocimiento y conexión con la más pura guía espiritual, tanto con los hermanos del Espacio como también los Maestros Jesús, Buda, María, Kwan Yin, el Jefe Águila Blanca y Mujer Búfalo Blanco, y otros Maestros Ascendidos, Ángeles y Arcángeles.

El RA*C los elevará y les ayudará a ganar y elevar sus vibraciones y lo más importante, a integrar esta nueva energía de luz, de tal forma que se vuelvan mejores canales, más sanadores, más energizados y mejores activadores para la Tierra y para todas aquellas personas con las que entren en contacto. Estás invitado a participar en el esquema cósmico de las cosas de una manera que sólo los Maestros han hecho previamente. Tú eres una encarnación de amor y luz divinas, tú eres alma. Te invitamos a que desentrañes tu propia maestría.

rac-adn

Consultar Terapeutas Oficiales de RA*C… LEER+