Tour de Egipto (2)

con No hay comentarios

logo de las enseñanzas de kryon a la humanidad

Templo de Kom Ombo

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Hablamos sobre la verdad, y parece que cada uno tiene su propia verdad. ¿Y qué hay de lo que Kryon ha enseñado durante 26 años? ¿Se alinea con lo que acaban de oír en este templo del contraste? De todos los templos que yo sabía que verían, este es mi favorito. Permítanme explayarme en esto un poquito.

¿Ven algunas de las cosas que yo he enseñado en Occidente? Estoy rodeado por los que forman el Tour de Kryon. Los miles que escucharán (leerán) esta grabación sabrán de Kryon. Sin embargo, aquí estamos en Egipto, y los muros y las obras artísticas revelan historias. Si la verdad es la verdad, lo mismo debiera suceder con las historias. Y es así. En un momento les contaré por qué este es mi templo favorito. Pero primero miremos las enseñanzas.

¿Cuántas veces han oído la palabra “color” en las enseñanzas que dan los guías? La respuesta es: todo el tiempo. ¿Cuántas veces ha hablado Kryon sobre colores? ¿Y cuántas veces hemos hablado sobre el número siete? Hablaremos de eso en un momento. ¿Qué hay de los chakras? ¿Tienen color? ¿Cuántos? Estas son cosas que aparecen en las representaciones artísticas sobre los muros. Permítanme reforzar la sabiduría de los guías que les dan aquí la información.

Número uno: cuando miran las representaciones en los muros de este templo que cuentan la magnífica historia, y la enseñanza y la sanación, pregúntense: ¿Creen que los antiguos que eran artistas maestros, pintaban marrón sobre marrón? (se ríe). Eso es lo que hoy ven. Queridos, ya se ha mencionado, pero quiero que lo miren con otros ojos: todo aquí está en colores vivos. Miren atentamente: todavía pueden verlo después de tantos años. Diré esto nuevamente cuando vayamos a otros lugares: el Templo estaba pintado en colores, y no eran colores sutiles, eran colores vivos. A los egipcios les encantaba el color y hasta hoy es así.

¿Qué más saben sobre el color? Tiene vibración. ¿Habló el guía sobre la vibración del sonido? Y la respuesta es sí. Incluso les pidió que entonaran algunos de los nombres. Los ancianos aquí conocían estas cosas y cuán significativas eran; no solo los colores y la luz, sino el sonido. De modo que me adelantaré. En Egipto, en ciertas épocas, los sarcófagos de los Faraones estaban todos afinados a una cierta vibración. Si ustedes pudieran golpear uno suavemente, vibraría a 440 vibraciones por segundo. ¿Qué saben ustedes sobre la numerología tibetana? Que el 44 es un número maestro. Es el próximo al que nos encaminamos. Como humanos, como civilización, ¿encuentran que es una coincidencia que eso fuera la afinación para la vida después de la muerte? Un número maestro que les ha dado el Tibet, que de algún modo era conocido en el Egipto antiguo. ¿Qué les conté hace dos años, sobre las antiguas mujeres de Lemuria? Tenían sus partos en el agua. ¿Y qué saben ahora, que descubrieron hoy? Que aquí se hacía lo mismo. Y eso se hacía aquí porque la sabiduría estaba aquí.

¿La sabiduría? (se ríe). Este es el templo de los contrastes. Deseo llamarlo templo de la creación, porque en los contrastes está la dualidad. La elección humana entre la lucha y la alegría; entre el amor y las dificultades y el drama. Todo está mostrado en los muros en diversos grados. Déjenme preguntarles: ¿cuál es la historia de la creación en todo el planeta? La historia de la creación es así: que una presencia angélica dio a la humanidad la diferenciación entre luz y oscuridad, el comienzo de la consciencia, en que los humanos podían elegir luz u oscuridad, y no había juicio. Esta es la historia de la creación. Ya sea la que está sobre los muros en Egipto, o la que está en las escrituras en el Edén; es la misma. Les he enseñado durante 26 años que provino de las estrellas.

¿Qué dicen aquí los muros? ¿De dónde vino Isis? ¿De dónde vino Hathor? Ambas, interdimensionales, vinieron de las estrellas. ¿Ven la verdad aquí? No se oculta mucho, desde lo que yo les he contado hasta lo que los guías, con su sabiduría, les han contado.

Les pregunto esto: ¿Qué le sucede a un ser humano cuando empieza a elegir la alegría, la compasión y la sabiduría en lugar del drama y la ira y la lucha? ¿La respuesta? Sanación. Queridos, bienvenidos a uno de los más altos templos de sanación en Egipto.

“Entonces, ¿qué es, Kryon? ¿Es un templo de la dualidad? ¿O tal vez es un templo de sanación? ¿O de la creación?”. Y la respuesta es: todo eso. La sabiduría de las estrellas está aquí; la alineación con las estrellas está aquí. Y cuanto más ustedes penetran en lo que ha sucedido, más empieza a aparecer la sabiduría y la verdad de la humanidad.

Todo lo que les he dado para Occidente en todos estos años está escrito en los muros, en vivos colores, en este lugar. ¡Es mi templo favorito! Significa que es verdaderamente un templo de sanación, porque si pueden comprender lo que están diciendo los dibujos, no hay nada que no puedan sanar. Dije esto muchas veces: así como va la consciencia del ser humano, así va la salud del ser humano. Toda enfermedad representa una lucha de la consciencia; cualquier cosa que deseen sanar en este momento, puede hacerse.

Queridos, ustedes están en un lugar de sanación; de elevada consciencia y enseñanza. Dadas en su mayoría por mujeres (se ríe). Ese es el tema: búsquenlo una y otra vez. Lentamente, a lo largo de las edades, busquen la igualdad entre hombre y mujer. El respeto por ambas partes, el compartir el poder y la sabiduría entre los dos; pero siempre es la mujer la que toca primero el rostro de Dios (se ríe).

Hay más para ver en este grandioso lugar; hay verdad aquí, escrita en los muros.

Que siempre beban del Nilo.

Y así es.

Kryon

Templo de Edfu

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Una vez más nos encontramos en un templo. Afuera está saliendo el sol, y nosotros estamos adentro. En este mensaje queremos ir despacio, porque está lleno de información sobre números. Y luego, sobre los números de Egipto. Este es el templo de Edfu y está muy bien preservado y hermoso. Las áreas sagradas todavía se sienten muy sagradas, y está bien conservado porque es joven (N.T. reciente).

Queridos, la historia de esta tierra es grandiosa, como ninguna otra en el planeta. Abarca seis civilizaciones, conservando la misma cultura a orillas del mismo río. Aquí hay mucho para conocer. La historia es rica en metáforas y las verdades son profundas; los escritos de los egiptólogos llenarían libros con solo la introducción a lo que es Egipto. Cada templo que visitamos tiene su marco de tiempo para lo que estaba sucediendo entonces. Este templo corresponde al final, cuando Egipto fue conquistado, cuando los dibujos eran levemente diferentes. Es muy espectacular comprender una historia de 3.000 años. Solo la metafísica y lo esotérico son asombrosos en su verdad.

No estoy aquí para revelar esas cosas, son bien conocidas, han sido estudiadas, humanos con humanos, en miles de años. Me gustaría titular este mensaje: “El Rompecabezas Mayor”. Lo que están viendo esta semana son 3.000 años de cultura, y están empezando a ver algunas verdades, como dije ayer. Son las mismas verdades que han aparecido en toda la Tierra.

Ayer les contamos sobre los colores, sobre el agua; les contamos sobre los sonidos y un poquito sobre números. Todas estas cosas son bien conocidas en otras culturas alrededor de todo el planeta. ¿Alguna vez se preguntaron por qué hay tantos sietes en todo el planeta, en culturas que no se conocían entre sí? Captaron la energía del siete como algo muy sagrado. Asignaron colores y este número a los chakras del cuerpo. Les dijimos que los egipcios, como muchas otras culturas, miraban hacia las estrellas y les contamos que desde el comienzo de la historia anterior a la historia, ellos conocían las Siete Hermanas.

En todo el planeta hay números similares de la historia de la Creación, y los ven no solo en esta cultura sino en muchas otras. Todavía no hemos discutido la alineación y los números que ustedes descubrirán en las tumbas aquí, también presentes en los templos, porque la misma geometría cuenta una historia con números. Cuando los egiptólogos empezaron a medir las cosas, vieron la geometría sagrada que los egipcios conocían y comprendían. Podrían decir que todo se trata de números. Y de eso deseo hablarles hoy.

Existe una perspectiva más grande, mucho más grande, y voy a hacer una declaración. Desde 2012 ustedes son los únicos seres humanos que pueden ver el rompecabezas completo, porque hay un rompecabezas mundial planetario de números que se combinan. Les pregunto algo: ¿Qué es lo que tenían en común todos los antiguos del planeta? Además de vivir sobre el polvo de la Tierra, ¿qué tenían en común? La respuesta es: todos miraban las estrellas. Aun cuando las estrellas tenían posiciones distintas en los distintos hemisferios, todos veían la misma cosa: las estrellas cambiaban con el tiempo. ¡Una cultura con tres mil años de antigüedad lo veía profundamente! Aun los que tenían menor antigüedad lo veían también: los aztecas, los toltecas, los mayas; todos lo veían. Los tibetanos lo veían. La nación india Hopi lo veía. Los que estaban en medio del Pacífico lo veían. Y se lo llamó la precesión de los equinoccios. La precesión de los equinoccios.

En astronomía representa algo que los antiguos conocían, veían y medían: el bamboleo de 26.000 años de la Tierra. Muchos en el planeta asignaron profecías a ese bamboleo. Los tibetanos tenían una profecía y una información sobre lo que significaba. Mucho de lo que ellos tenían era numerología. Pero fueron los astrónomos maestros de los Mayas los que asignaron los números de los que quiero hablar.

Esto no es complejo, pero hay unas pocas cosas que quiero que vean, a medida que los números empiezan a combinarse. Este es un rompecabezas que mencioné hace ocho meses y sin embargo son pocos los que empiezan a integrar esto. Cuando empiezan a medir la historia, la mayoría de los arqueólogos dice que empezó justo antes de Egipto; que podría haber 3.000 años de esta cultura más otros 2.000 años después, pero antes de ella hubo muy poco. Mencionamos originalmente que la historia anterior a Egipto es difícil de encontrar, es casi como si todo hubiera empezado aquí, según lo miden los historiadores del planeta. Ahora bien: de eso queremos hablar. Si integran los tiempos de Egipto con los dos mil años siguientes, obtienen apenas un poco más de 5.000 años. Ahora deténganse allí.

Quienes quieran empezar a considerar las profecías del planeta, reconocerán este número. Es la Cuenta Larga del Calendario Maya; aproximadamente 5.125 años. Sucede que viene a coincidir con esa historia que ahora están estudiando más la suya propia. Egipto más 2.000 años es la Cuenta Larga del Calendario Maya. Y la profecía basada en el calendario maya es lo que nosotros enseñamos. Se relaciona con todo aquí.

Y luego el número que parece estar escondiéndose de muchos, incluso su metafísica se oculta para muchos; déjenme repasar lo que dijeron los tibetanos y lo que dijeron otros: que había habido literalmente cinco civilizaciones en este planeta, y ustedes solo han visto y medido una: la propia. Durante esta precesión de los equinoccios ha habido cinco civilizaciones, completas y separadas y desconocidas cada una para las otras. Las cuatro primeras se autodestruyeron. Algún día se encontrará evidencia de eso. Pero ustedes solo han visto realmente los últimos cinco mil años como historia civilizada del planeta.

Aquí va lo que quiero decir, otra vez: recuerden que la profecía de los equinoccios se centra en el bamboleo del planeta. Cuando el bamboleo terrestre llega a su punto central, cuando pueden ver el sol alinearse con el centro de la galaxia, ese es el centro del bamboleo: 21 de diciembre de 2012.

Pero hay algo que muchos se han pasado por alto: si toman 26.000 años y los dividen por 5, tendrán 5 veces la Cuenta Larga Maya. ¡Qué coincidencia! Queridos, están justo a tiempo para una muy alta profecía que ha involucrado a la mayoría de los antiguos del planeta, que medían sus construcciones según las estrellas, que observaban la precesión de los equinoccios y conocían las profecías. Pero lo único que ustedes han conocido fueron estos cinco mil años. ¿No es coincidencia que el comienzo del tiempo aquí en Egipto y el fin del Calendario Maya justo cae en la Cuenta Larga oficial?

Ahora dejen que les explique más. ¿Qué hemos dicho durante estos años? Dijimos que ustedes, como seres humanos y almas antiguas, están aquí para esta graduación, este cambio, que está teniendo lugar. Y que la razón para Kryon era juntar las piezas del rompecabezas y mostrarles qué es esa consciencia más elevada que está llegando a esta Tierra. Las verdades básicas de una consciencia más elevada están escritas en los muros de los templos más antiguos de Egipto.

Algunos dicen: “Kryon, ¿cómo puedes decir eso? Ellos tenían muchos dioses en lugar de uno solo” (se ríe). Porque la metafísica de la compasión y de la verdad es universal. Cuando empiezan a considerar la integridad, la compasión y la verdad, los antiguos tenían más que ustedes. Empiezan a re-aprender lo que estaba literalmente escrito en los muros de los antiguos. En Norteamérica los indios Hopi muestran la profecía de la roca; aunque los dibujos no son tan elegantes como los de aquí, muestran exactamente lo que estoy diciendo. La precesión de los equinoccios es la profecía del planeta. Y ustedes ahora empiezan a participar en un cambio de consciencia que nunca vieron antes. Y si escuchan a los egiptólogos hablar sobre la metafísica de lo que se cree aquí, y las metáforas de lo que se creía aquí en tiempos antiguos, verían la verdad. Ellos comprendían al Dios único; tenía muchas partes, pero era siempre el único, el Uno en los cielos.

Queridos, hay mucho por saber sobre este rompecabezas, pero las cosas abrumadoras que quiero contarles son sobre ustedes, en la historia, en este momento. Algunos están sentados en este templo oyéndome ahora mismo, y están aquellos que escuchan después del evento; quiero en este momento hablar a los que están aquí presentes. ¿Qué les dijeron los antiguos ahora mismo? A los que han entrado aquí ahora. ¿Qué dijeron? ¿Por qué hicieron lo que ellos hicieron? Incluso Egipto en sus tiempos finales tenía el mismo tema: un templo construido para algo más que un dios mitológico que era parcialmente humano. ¿O era para la sacralidad y la integridad de un dios compasivo con un plan?

Solo desde el 2012 ustedes pueden ver el rompecabezas completo. Cuando empiezan a sumar los números de las civilizaciones, empiezan a contar la historia. La precesión de los equinoccios y la profecía no son una metáfora. Los antiguos dijeron que vendría, y aquí está. Hablaremos más de esto después.

Que este rompecabezas se complete, para que vean que los 3.000 años de Egipto tienen un papel importante para exponer la compasión del Creador, y cómo era vista y reverenciada como la belleza del Todo lo que Es.

El rompecabezas empieza a completarse.

Y así es.

Kryon

Nota. Canalización de Kryon por Lee Carroll Tour en Egipto – 2 al 13 de Febrero de 2017. Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro. Edición y Difusión: Juan Angel Moliterni (www.escuelaclaridad.com.ar). Se autoriza la redistribución de este boletín e información personalmente y vía Internet con la condición de que el contenido permanezca intacto, de que se respeten los créditos del servicio, los autores, los editores y se mencionen la fuente y enlaces correspondientes. Ayúdanos a distribuir información de vanguardia, reenvía este correo a todas las personas potencialmente interesadas, gracias.

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Astrólogo, Canalizador, Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Terapeuta y Músico

La Gran Hermandad Blanca, la jerarquía ascendida, transfiere una antorcha, una luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la síntesis de oriente y occidente, de los valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del cosmos.

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *